Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 30 3 2006 Internacional 33 Cancelada la cumbre entre Argentina y Uruguay b Nuevas exigencias argentinas en el conflicto de las fábricas de papel obligan a empezar de cero en medio de una atmósfera de incredulidad e indignación. ALBERTO C. MÁRQUEZ CORRESPONSAL MONTEVIDEO. A pocas horas del encuentro de los presidentes de Argentina y Uruguay, Néstor Kirchner y Tabaré Vázquez, nuevas exigencias argentinas provocaron su cancelación en medio de una atmósfera de incredulidad e indignación en el Uruguay. Después de largo tiempo de consultas, parecía que la cumbre en el departamento uruguayo de Colonia era ya un hecho que permitiría desbloquear la tensa situación que envenena las relaciones políticas y diplomáticas entre los dos países rioplatenses. El señor de la guerra, Charles Taylor, deportado a Sierra Leona para ser juzgado por la ONU El ex presidente liberiano fue detenido en su exilio dorado de Nigeria cuando trataba de huir Charles Taylor b Taylor está acusado de 17 crímeEPA nes de guerra y contra la humanidad por respaldar, armar y entrenar a rebeldes de Sierra Leona a cambio de diamantes EFE LAGOS. Después de casi tres años de vivir asilado en una lujosa mansión de Nigeria, el ex presidente liberiano Charles Taylor fue deportado ayer hacia su país y desde allí será enviado a Sierra Leona para ser procesado por crímenes de guerra. Los hechos se han desarrollado precipitadamente desde que el pasado sábado Nigeria aceptara poner a disposición de Liberia a Taylor, de 58 años, que vivía en la población de Calabar rodeado de parientes, amigos y un fuerte dispositivo de seguridad. El lunes por la noche se fugó de su mansión, según anunció al día siguiente el Gobierno de Nigeria, pero fue arrestado el martes cuando, a más de mil kilómetros de Calabar, pretendía cruzar la frontera con Camerún, con una pesada carga de dinero. Poco después de que el Gobierno de Nigeria anunciara su intención de deportarlo hacia Liberia, Taylor fue introducido en un avión presidencial nigeriano y transportado a Monrovia, desde donde viajó después en helicóptero hacia Freetown para responder ante la Justicia. El ex gobernante está acusado ante un Tribunal Especial de Sierra Leona, apoyado por la ONU, de 17 crímenes de guerra y contra la humanidad por respaldar, armar y entrenar a rebeldes de ese país a cambio de diamantes de con- trabando. Taylor es uno de los once acusados ante este tribunal, que investiga las atrocidades que se cometieron en Sierra Leona durante la guerra civil de casi diez años, que terminó en el 2002 y en la que murieron decenas de miles de personas. Aunque el ex gobernante estaba en paradero desconocido desde el lunes por la noche, su familia y algunas autoridades locales insistían en que nunca había abandonado la mansión en la que vivía, a pesar de que el Gobierno lo dio por desaparecido el martes. Quince años de infierno E. SERBETO Ayudado con armas y dinero por Libia, Burkina Faso y Costa de Marfil, Charles Taylor lanzó en 1989 un ataque contra el presidente de Liberia, Samuel Doe. En menos de un año a Doe le habían cortado la cabeza en los alrededores del puerto de Monrovia y poco después Taylor estaba al frente de un país arrasado por la guerra. En los quince años que siguieron al lanzamiento de aquella revuelta, la destrucción y el horror se contagiaron a la vecina Sierra Leona, Costa de Marfil y a toda África Occidental. Aún hoy, la región vive bajo los efectos desencadenados por aquella conspiración internacional. Doe había sido el primero de los presidentes de Liberia que no descendía de la casta de los esclavos libertos que regresaron de Estados Unidos, y se había vengado fusilando a muchos de aquellos aristócratas Todas las salvajadas que se habían visto en Liberia se reprodujeron multiplicadas en Sierra Leona, a manos de aquellos niños- soldados llevados a la guerra a la fuerza para que mutilasen y matasen como si jugaran. El espejo de una West Africa tranquila y prospera se rompió en mil pedazos. Taylor ha sido detenido para ser juzgado, pero aquel paraíso sigue roto. Bolsas repletas de dinero Taylor llegó a la población fronteriza de Gambaru, en el extremo nordeste del país, acompañado de su esposa y un hijo, a bordo de un vehículo todoterreno con matrícula diplomática cargado con dos bolsas repletas de dinero en varias divisas. Fuerzas de Seguridad nigerianas, a las órdenes del presidente Olusegun Obasanjo, aprehendieron el martes al ex presidente liberiano en Gambaru dijo el ministro de Información, Frank Nweke. El presidente Obasanjo ha ordenado la inmediata repatriación de Charles Taylor a Monrovia, para ponerlo bajo la custodia del Gobierno de Liberia, que ha requerido al ex presidente agregó Nweke en declaraciones a los periodistas. No pasó mucho tiempo. Un avión presidencial nigeriano despegó desde la capital, Abuja, y se presentó en el aeropuerto de Maidiguri, cerca de Gambaru, para transportar a Taylor inmediatamente a Liberia. Tenemos instrucciones de llevarlo directamente a Monrovia dijo un responsable de seguridad de la terminal aérea. Volver a empezar Pero no fue así y habrá nuevamente que empezar de cero, mientras se va generando un tenso clima de nerviosismo tanto entre los piqueteros argentinos que trabajan en el río Uruguay como entre los miles de empleados, y sus familias, en las plantas de celulosa que están construyendo la empresa española Enfe y la finlandensa Botnia. Justamente a pocas horas de que ambas empresas hubieran anunciado que suspenderían sus trabajos durante varios días para colaborar con una solución y que los ambientalistas y piqueteros argentinos hubieran levantado a regañadientes el bloqueo de los dos puentes internacionales sobre el río Uruguay, la actitud del Ejecutivo argentino vuelve a paralizar las conversaciones. En el Uruguay, la imagen de la Presidencia y de la Cancillería han vuelto a sufrir otro golpe, provocando críticas encendidas.