Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional OLMERT TOMA EL TESTIGO DE SHARÓN JUEVES 30 3 2006 ABC EE. UU. y la UE dan la bienvenida al triunfo electoral de Kadima ABC WASHINGTON BRUSELAS. El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, felicitó ayer al primer ministro interino, Ehud Olmert, por la victoria de su partido, Kadima, en las elecciones legislativas de Israel, según informó la Casa Blanca. Durante una llamada telefónica, Bush felicitó a Ehud Olmert porque su partido obtuvo el primer lugar en la elección y le invitó a visitar Washington cuando le parezca conveniente después de formar su Gobierno señaló el portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan. La Unión Europea (UE) al mismo tiempo, aseguraba ayer que, como miembro del Cuarteto para Oriente Próximo, está dispuesta a trabajar con el nuevo Ejecutivo israelí para promover la seguridad y la paz entre israelíes y palestinos. El alto representante de la UE para la Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, afirmó que la Unión está preparada, como siempre, para ofrecer todo su apoyo en este proceso Solana también habló por teléfono con el primer ministro israelí en funciones para felicitarle y le animó a proseguir todos los esfuerzos para avanzar hacia una solución pacífica y negociada del conflicto de Oriente Próximo según informó su oficina de prensa en un comunicado. Por último, la canciller alemana, Angela Merkel, y el ministro de Asuntos Exteriores, Frank- Walter Steinmeier, felicitaron a Ehud Olmert y se mostraron confiados en que, tras las elecciones en Israel, continúe el proceso de paz en Oriente Próximo. Los retos de Israel Separación unilateral J. CIERCO JERUSALÉN. No es su único desafío pero sí el más importante. Israelíes y palestinos son rehenes desde hace décadas de su sempiterno conflicto. Olmert cree llegado el momento de romper esas cadenas, al menos del lado hebreo, para lo que está dispuesto a trazar de manera unilateral, con el máximo respaldo internacional, las nuevas y definitivas fronteras de Israel antes del año 2010. Dichos límites geográficos serían muy similares a los que marca el muro ilegal de Cisjordania. Entre 60.000 y 70.000 colonos judíos serían evacuados. Otros 160.000 permanecerían más allá de las fronteras de 1967. Esta estrategia hace a la postre imposible la creación de un Estado palestino justo y viable. Y nada de negociar con Hamás. Consolidación del nuevo liderazgo Imprescindible para evitar una pronta crisis de Gobierno dada la atomización de la Knesset y las importantes diferencias en diversos campos de los partidos candidatos a formar la coalición. Ehud Olmert tiene un primer reto, consolidarse como líder de su partido y consolidar a su propio partido, sin estructura alguna, creado de la nada con el único impulso de un Ariel Sharón con el que ya no puede contar. La gran abstención en la jornada electoral responde a la falta de líderes de peso en la política sionista y al hartazgo de muchos votantes de los partidos tradicionales. Sin consolidar a su Gobierno de unidad, sin consolidar a su partido, sin consolidarse a sí mismo, Olmert, su Gobierno y su partido tendrían los meses contados. Agenda social y avance económico Ha sido una de las claves electorales. A diferencia de los comicios anteriores, cinco en una década, el componente social y económico ha estado muy presente en la campaña de los partidos que han salido muy sonrientes de las urnas: los laboristas del sindicalista Amir Peretz; los sefardíes ultraortodoxos del Shas y los pensionistas del ex agente del Mossad Rafi Eitam. Las tres formaciones, cada una con más peso que la siguiente pero todas importantes, serán parte integrante de la coalición de Gobierno que tendrá que centrar sus esfuerzos, sus objetivos en reducir las diferencias sociales y recuperar la economía sin sacrificar para ello los derechos de los trabajadores, de los jubilados, de los estudiantes rabínicos sefardíes. Difícil papeleta. Soldados israelíes vigilan a un palestino detenido en el control de Beqaot (Cisjordania) REUTERS Los retos de Palestina Frenar la anarquía y el caos Lo primero y más urgente que tiene que hacer el Gobierno de Ismail Haniyeh, que ayer prestó juramento en Gaza ante el presidente Mahmud Abbas (algunos de los ministros lo hicieron por videoconferencia desde Ramala por la prohibición israelí de moverse entre ambos territorios palestinos) es poner orden en Gaza y Cisjordania, hacer cumplir la Ley y acabar con el caos y la anarquía que campan por allí a sus anchas desde hace meses. Haniyeh y su Gabinete deben convencer y demostrar a los ciudadanos que depositaron su confianza en las urnas en Hamás que su gestión puede ser más eficaz y menos corrupta que la llevada a cabo desde la creación de la ANP en 1994 por los sucesivos Ejecutivos de Al Fatah. Canadá suspende su ayuda a la nueva Autoridad Palestina AFP OTTAWA. El Gobierno canadiense suspendió su ayuda económica a la Autoridad Palestina y romperá sus contactos con el Gabinete del movimiento radical Hamás, informaron ayer fuentes oficiales. El ministro de Exteriores de Canadá, Peter MacKay, aseguró en un comunicado que el programa del Gobierno de Hamás no responde a las preocupaciones expresadas por Canadá y otros países sobre la necesidad de respetar el principio de la no violencia, de reconocer a Israel y suscribir los acuerdos y obligaciones anteriores, comprendidos en la Hoja de Ruta para la paz Evitar su aislamiento Hamás tiene el complejo desafío de evitar su aislamiento internacional y su soledad interna. Estados Unidos y la Unión Europea califican a la organización fundamentalista de terrorista y así será mientras no reconozca a Israel y entregue las armas. También pintan bastos en lo que a la cohabitación entre Hamás y Mahmud Abbas se refiere. Los islamistas radicales se niegan asimismo a reconocer la supremacía de la OLP y, por ello, se han quedado solos a la hora de formar Gobierno. Consolidar la tregua que respetan desde hace más de un año y convencer así poco a poco a la comunidad internacional de su transformación en un partido político es su objetivo casi imposible. Pero será mirado por lupa desde los laboratorios de Washington y Bruselas. Mejorar las condiciones de vida Los palestinos de a pie, esos que votaron a los verdes tienen que notar desde ya que su día a día mejora con Hamás en el Gobierno; que la calidad de vida, suena a guasa en unos territorios tan castigados como éstos, no es una cosa que sólo aparece en la televisión extranjera; que se ofertan más puestos de trabajo; que se desarrollan los servicios, la industria, la agricultura... Todo ello imposible sin una menor colaboración y relación directas con Israel. Colaboración y relación directas imposibles sin una negociación política anterior. La clave, por ahora, involucrar a los países árabes y musulmanes en los presupuestos económicos palestinos, sobre todo teniendo en cuenta el boicot europeo y norteamericano, por no hablar del israelí, que se avecina.