Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional ALTO EL FUEGO DE ETA EL IMPUESTO REVOLUCIONARIO JUEVES 30 3 2006 ABC DOS HECHOS D os hechos relevantes, pero no decisivos ni históricos, están mereciendo valoraciones no sólo distintas sino contrapuestas. El anuncio de alto el fuego permanente por parte de la ETA y el encuentro entre Zapatero y Rajoy son, en principio, dos buenas noticias y quizá una oportunidad que no se debe desaprovechar. Pero acaso sólo en principio. En primer lugar, el final del terrorismo y el diálogo entre Gobierno y oposición no son fines en sí mismos, ni valiosos de manera absoluta e incondicional. El final del terrorismo sólo es bueno si se produce como consecuencia de la derrota de los terroristas y sin que el Estado pague ningún precio ni contraprestación política (si acaso, sólo como después y limitado a medidas de gracia) El diáloIGNACIO go entre los dos dirigenSÁNCHEZ tes sólo lo es si ambos son CÁMARA veraces, y si produce el acuerdo y la resurrección del Pacto Antiterrorista. En segundo lugar, ni se ha producido el abandono definitivo del terror, ni el menor atisbo de arrepentimiento, ni entrega de las armas ni abandono de la persecución de sus objetivos políticos bajo amenazas. El anuncio conviene a la ETA. Queda por saber si se trata de debilidad o de conciencia de la repentina cercanía de sus objetivos, o de ambas cosas. La discusión sobre la conveniencia de la aceptación de la entrevista por parte de Rajoy me parece ociosa. No es que debiera o no ir; es que no tenía más remedio que acudir. Otra cosa es lo que deba o no aceptar y acordar. No parece decidido el presidente del Gobierno a recuperar el Pacto Antiterrorista. Por lo demás, las palabras de ambos no terminan de coincidir. De la entrevista de anteayer, destaca una declaración de Zapatero: que no se ha comprometido a nada con los terroristas. El problema es que, comprometidas o no, buena parte de las exigencias políticas etarras ya han sido concedidas por adelantado. Faltan la autodeterminación y Navarra. Con eso ya no habría precio político sino rendición total del Estado. Los estados de ánimo son subjetivos. Los juicios de valor lo son muchísimo menos. Los hechos no lo son en absoluto. La confianza en la veracidad de Zapatero tampoco puede ser total. Los medios de comunicación que le apoyan reconocen ahora que hubo contactos con la ETA, lo que ciertamente no es lo mismo que compromiso y acuerdo. Pero lo cierto es que el Gobierno negó esos contactos y acusó de mentir a quienes afirmaban que los había. En ningún caso, la razón de Estado se encuentra moralmente por encima de la verdad. En suma, las razones de la discrepancia no descansa en la natural variedad entre los juicios de valor sino que también se apoya en una determinación diferente de los hechos y en un distinto grado de confianza en la veracidad de algunas personas. Una última cuestión. Para que prospere el nuevo ambiente de entendimiento, real o aparente, entre los dos grandes partidos, quizá ambos tengan que cambiar, pero uno, el PSOE, mucho más que el otro. Naturalmente, no puedo pretender que sobre esto exista unanimidad. Las ilusiones son libres; los hechos, no. El Gobierno pide ayuda a los empresarios para verificar si la tregua no oculta la extorsión El Ejecutivo teme que incontrolados recurran al delito para sobrevivir b Tras el anuncio de alto el fuego permanente Moncloa ha pedido a los empresarios que no paguen y que informen en 15 ó 30 días si han recibido cartas J. P. MADRID. El Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero ha pedido a los empresarios que si reciben cartas de ETA en las que se les exige el denominado impuesto revolucionario se lo hagan saber de manera inmediata. Será la prueba del nueve para verificar si el alto el fuego permanente anunciado por la banda terrorista es auténtico o si, por el contrario, constituye un nuevo fraude Fuentes solventes consultadas por ABC han asegurado que, tras el anuncio del citado alto el fuego permanente empresarios vascos que han sido amenazados por ETA, pero que aún no han pagado y, por tanto, tienen una deuda pendiente con la banda, se han puesto en contacto con el Gobierno para solicitarle consejo acerca de cómo actuar. La respuesta del Ejecutivo de Rodríguez Zapatero ha sido tan contundente como nítida: No pagar absolutamente nada. Asimismo, desde Moncloa se les ha pedido a estos empresarios que en el plazo de quince días o de un mes informen al Gobierno si han recibido cartas, o algún tipo de presión o amenaza por parte de la banda terrorista. Será la forma de verificar si el alto el fuego permanente anunciado la pasada semana por la banda criminal tiene visos de ser auténtico o si, por el contrario, responde a un nuevo fraude una nueva trampa de ETA. Tras el anuncio de alto el fuego de la banda, desde el Ejecutivo ya se advirtió que a partir de ese momento se abría un período para tratar de comprobar si la decisión de silenciar las armas incluye el fin del chantaje a los empresarios y de la kale borroka En este sentido, aludían a la resolución aprobada por el Congreso de los Diputados que daba el visto bueno a un proceso de diálogo con los terroristas siempre y cuando estos dieran muestras inequívocas de abandonar la actividad criminal. patero, según las fuentes consultadas por ABC, no quiere que algunos de estos individuos degeneren en grupos incontrolados mafiosos. La preocupación no es gratuita. Los medios de la lucha antiterrorista recuerdan, por ejemplo, cómo detrás del secuestro del nieto del empresario Patricio Echeverría, secuestrado en San Sebastián en 1983, Kale borroka Para comprobar si ETA tiene intención de zanjar el terrorismo callejero no hace falta la prueba del nueve ya que los propios acontecimientos se encargarían de aclararlo, agregan los expertos. Por otra parte, y a la hora de analizar lo que puede ser un escenario de fin del terrorismo, los asesores del Gobierno no ocultan su preocupación por la situación de una serie de individuos- -difícil de cuantificar aunque se adivina numeroso- -que viven de la actividad terrorista de una manera más o menos directa. No tienen delitos de sangre, con lo cual se podrían reincoporar a una vida normalizada, pero han cooperado, ayudado o asistido a actos terroristas. ¿Qué va a ser de ellos. El Ejecuutivo de José Luis Rodríguez Za- El mensaje del Ejecutivo a los empresarios ha sido firme y nítido: No se paga ni un duro José Alcaraz, en abc. es: Conceder algo a los asesinos es justificar sus crímenes ABC MADRID. El presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Francisco José Alcaraz, participó ayer en un videochat organizado por la web de ABC (www. abc. es) en el que insistió en que cualquier tipo de concesión a la banda terrorista ETA equivaldría a justificar sus crímenes. También manifestó que las víctimas confían en el Estado de Derecho con lo que quiso despejar dudas sobre sus recientes declaraciones en las que hablaba de que algunos afectados habían sugerido la posibilidad de tomarse la justicia por su mano tras el alto el fuego En ese sentido, matizó que lo que expresó fue que la situación en la que nos encontramos ha dado a lugar a que algunas víctimas llamasen expresándose así. Pero la AVT, como yo en lo personal, nunca defenderá esa vía. Seguiremos confiando en el Estado de Derecho Alcaraz negó cualquier tipo de vínculo con los intereses del PP, y en esa línea recordó que la Asociación de Víctimas del Terrorismo también rechazó abiertamente la anterior tregua como queda demostrado en las hemerotecas y de forma muy especial en la revista que editaba la AVT donde nos opusimos rotundamente a todo aquel proceso. Quienes dicen que la AVT no se pronunció en contra pretenden mentir o desconocen nuestro pasado Igualmente, argumentó que su asociación no ha cambiado de discurso por consensuar primero con otras entidades de víctimas una nota con un mensaje esperanzado tras el alto el fuego y difundir después