Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 Deportes LIGA DE CAMPEONES CUARTOS DE FINAL, IDA MIÉRCOLES 29 3 2006 ABC ASÍ JUGÓ EL BARCELONA VALDÉS: notable. Tuvo poco trabajo, pero sacó tres balones de gol en la segunda parte. Perfecto en el uno contra uno. BELLETTI: regular. De más a menos. Controló bien a Simao en la primera parte, pero en la segunda, sin nadie a quien marcar, le buscaron la espalda y llegó casi todo el peligro local. OLEGUER: bien. Rápido, concentrado, seguro. Anuló a Geovanni y dominó siempre la situación. MOTTA: notable. Se adaptó a la posición con soltura. Bien en el juego aéreo y en la salidad del balón. GIO: bien. Muy atento a las coberturas, se dedicó a controlar su banda sin más problemas. Poco ofensivo. VAN BOMMEL: notable. En la primera mitad jugó por la derecha y después, a la izquierda y un poco más retrasado. Aún así, llegó al gol y tuvo dos grandes oportunidades. Sobrado de fuerza y perpendicularidad. INIESTA: notable. Sabe latín. Ejerció de medio centro puro y movió el balón con soltura. Físicamente mantiene el ritmo y con el balón en los pies siempre sabe lo que hacer. Falló un gol tras una gran acción individual. DECO: regular. Se le pegó Beto y no le dejó maniobrar, hasta el punto de desesperarlo, por lo que vio la tarjeta. Detalles de calidad, pero aislados. LARSSON: notable. Pegado a la derecho, pero sin olvidar sus movimientos de área y desmarque. Bien al primer toque. ETO O: regular. Hizo muchas cosas buenas, pero fallo remates fáciles y fue desapareciendo poco a poco. RONALDINHO: bien. Comenzó muy activo, entrando mucho en juego, pero fue perdiendo gas como su equipo según se acumulaban las ocasiones falladas y pasaban los minutos. No acertó en un indirecto dentro del área. GIULY Y GABRI: sin calificar. EL TÉCNICO: RIJKAARD: notable. Puso su equipo más futbolero y lo desplegó como siempre, al ataque. Sólo en los últimos minutos tomó alguna precaución dejando arriba a Eto o y Ronaldinho y reforzando el centro del campo con un hombre más. El Benfica, a la contra, hacía daño. El azulgrana regresaba a su país de adopción y, por su pasado como jugador del Oporto, se llevó todas las iras de la grada. No fue su mejor noche, pero se desfondó como siempre ante un Benfica que tiene en Simao al hombre de referencia, el más activo de los lisboetas Deco no es profeta en su tierra TEXTO: ENRIQUE YUNTA El Benfica fue el equipo que trajo a Deco de Sao Paulo a Europa. Sin embargo, casualidades de la vida, el club lisboeta no confió en él y le envió al Alverca, un equipo menor de la liga lusa. Desde entonces, Deco no ha parado de crecer, algo que duele al Benfica, incapaz de ver en su momento el tremendo portento físico y técnico del ahora jugador azulgrana. Quizás ese es uno de los principales motivos por el que el centrocampista siempre sale especialmente motivado ante la entidad portuguesa con mayor importancia a escala mundial. Evidentemente, también influye su paso por el Oporto, enemigo histórico del Benfica. El caso es que ayer volvía a su país de adopción- -él siempre ha manifestado que se siente brasileño, aunque tam- Deco disputa el balón al local Beto EPA bién reconoce que le debe mucho a Portugal; de hecho, juega en su selección- -y ya de entrada se le vio motivado. Asumió responsabilidades y participó en todas las jugadas de ataque del Barça. Corrió como siempre, incesante en todo momento y dando siempre salidas a sus compañeros. Se gustó en el arranque, pisando el balón y combinando con Ronaldinho, retando los ensordecedores silbidos de un público que le tiene tirria. Y pudo enmudecer La Luz si en el minuto 17 hubiese culminado una sensacional jugada entre Ronaldinho y Eto o, pero falló de forma inexplicable; acompañó la jugada llegando desde atrás y el pase de la muerte del camerunés lo quiso ajustar demasiado, tanto que se perdió por la línea de fondo cuando lo normal hubiera sido marcar. No fue su mejor partido, pero se fajó como en él es habitual. Avanzada la segunda mitad vio una amarilla y al tiro fue sustituido, algo que no le gustó en exceso. Y si los lisboetas tienen especial animadversión por Deco, a día de hoy se desviven por Simao, la figura del equipo y que poco tiene que ver con aquel extremo inoperante que fracasó en el Barça. El capitán es la referencia del conjunto de Koeman. El más listo, el futbolista con más calidad. Lo demostró a las primeras de cambio, con una internada a los siete minutos de partido, que terminó con un disparo centrado que apenas inquieto a Valdés. Simao se pegó a la banda, ensanchando el campo y esperando a que le llegaran balones para desbordar a Belletti. Pero no tuvo cómplices; es más, se contagió de la apuesta defensiva de Koeman y hasta ejerció de lateral. De todos modos, de sus botas salieron las mejores ocasiones de los suyos. Cesc marcó la diferencia para el Arsenal ABC LONDRES. Cesc se convirtió en el gran protagonista del partido jugado ayer por el Arsenal y la Juventus, y quien sabe si del resultado final de la eliminatoria como parece indicar el 2- 0 registrado ayer. Suyo fue el primer gol. De veterano. Impropio para un jugador que tiene 18 años. Pires robó un balón en el centro del campo, lo jugó con Henry y éste se lo cedió a Cesc quien controló, sorteó con el cuerpo a un defensor juventino y lanzó para pillarle a Buffon a pie cambiado. Y suya fue la jugada que originó el segundo tanto. Lo hizo todo, salvo anotar el gol. Pero para ello habilitó un pase perfecto a Henry quien se encontró con la portería vacía ya que Cesc se había encargado de desplazar hasta el portero. ARSENAL JUVENTUS 2 0 Arsenal (4- 2- 3- 1) Lehmann; Eboue, Touré, Senderos, Flamini; Pires, Cesc; Hleb, Gilberto, Reyes (Van Persie, m. 80) y Henry. Juventus (4- 4- 2) Buffon; Zebina, Thuram, Cannavaro, Zambrotta; Camoranesi, Emerson, Vieira, Mutu (Chiellini, m. 62) Ibrahimovic y Trezeguet (Zalayeta, m. 75) Árbitro Peter Froejdfeldt (Suecia) Expulsó a Camoranesi (m. 86) y Zebina (m. 88) por dos amarillas, Amonestó a Vieira y Trezeguet. Goles 1- 0, m. 40: Cesc. 2- 0, m. 68: Henry. La forma de definir del español era la única manera de romper a la Juventus, muy conservadora. Su objetivo desde el mismo pitido no fue más que mantener el empate a cero inicial, para lo que mató siempre el partido. Sólo se le podía romper con acciones individuales y ahí fue donde apareció la figura de Cesc, que apunta con fuerza al Mundial. La Juventus intentó la reacción con el segundo gol. Dio entrada a Zalayeta por un inadvertido Trezeguet, pero cuando el esquema y las ideas son defensivas no es fácil cambiar de chip de repente. Tal fue la desesperación juventina que en los últimos minutos perdió a dos de sus hombres, Camoranesi y Zebina, por dos amarillas. El equipo, sin que reaccionase Capello para nada, estaba más que desquiciado, en medio de la fiesta del Arsenal, que ya se ve en las semifinales. El Lyon lamenta la baja de Juninho ante el Milán La baja de Juninho Pernambucano, sancionado con un partido, marcará el choque de esta tarde (20.45, Canal Plus) entre el Lyon y el Milán. Pedretti es el que más posibilidades tiene de sustituirle, pero nunca será lo mismo. Carew o Fred para jugar en punta es la gran duda de los franceses. Ancelotti no podrá contar con Cafú, Stam y Ambrosini. Además, podría optar por dejar en el banquillo al veterano Paolo Maldini, que acaba de superar una lesión que le ha mantenido casi cuatro meses alejado de los terrenos de juego.