Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional LA CRISIS DEL TRIPARTITO CATALÁN MIÉRCOLES 29 3 2006 ABC LA HOJA DE RUTA a reunión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con el presidente del PP, Mariano Rajoy, es pura distracción. La verdad es la diseñada en la hoja de ruta que trazó hace cuatro años Mikel Antza y que sigue al pie de la letra el Gobierno. Como podremos ir comprobando, se irán cumpliendo los hitos fundamentales marcados en ella: la aproximación de presos al País Vasco, una amnistía, la anexión de Navarra, las conversaciones sobre el nuevo Estatuto (prácticamente la secesión) Si hemos pagado un precio catalán ¿cómo no vamos a pagar un CÉSAR ALONSO precio vasco En DE LOS RÍOS cuanto a las reuniones con Mariano Rajoy, Rodríguez Zapatero las considera convenientes, no ya porque piense que con ellas va a engañar a la dirección del PP, sino para fundamentar las críticas de los suyos a la intransigencia de aquella. Es evidente que el presidente del Gobierno va a mantener los dos planos hasta el punto en que la teatralización será insoportable. Entonces, los socialistas volverán donde solían, esto es, a sus actitudes tradicionales en relación con la derecha Por esto Rajoy debería ir verificando la voluntad de Zapatero. ¿Cómo? Exigiendo compromisos de hierro. Por ejemplo, la vuelta al Pacto Antiterrorista, como hizo ayer. Zapatero no podrá asentir y quedará al descubierto. Como ayer. Mikel Antza espera la reconciliación de los españoles y los vascos para dentro de seis u ocho años. Es decir, para cuando no quede ningún preso de ETA en la cárcel y los vínculos del País Vasco y España sean prácticamente los de dos estados. En el mejor de los casos, cabe esperar que lleguemos a ese horizonte- -nada lejano, por otra parte- -sin enfrentamientos entre personas y territorios. Pero habría que ser amorales para no convenir en que el proceso de paz del País Vasco y el cambio del modelo de Estado nos llevan a la destrucción de la Nación española. Unos, amorales por comisión; la inmensa mayoría, por cobardía o inconsciencia. Ya hemos comenzado a pagar un altísimo precio político. El negociador del Gobierno es ETA. Rajoy es un pretexto. Rodríguez Zapatero ha comenzado ya a hacer elogios de Arnaldo Otegi como ciudadano. Es un político movido por la esperanza, ha dicho. Dentro de poco tiempo, Mikel Antza explicará en qué condiciones de exilio y dificultades trazó su hoja de ruta que iba a llevar a socialistas y a nacionalistas a la reconciliación, y sin duda para entonces tendrá su pleno sentido aquella frase de Alfonso Guerra de que a España no podría reconocerla ni la madre que la parió. L ERC presionó a La Caixa con una guerra antipeajes hasta que le canceló la deuda Vendrell se propuso usar métodos expeditivos para sanear las finanzas b Los republicanos desplegaron una agresiva y larga campaña contra los peajes de autopista, gestionados por Abertis, donde La Caixa es socio de referencia MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA. Las vías que, en los últimos diez años, ha utilizado ERC para salir de su asfixia económica han sido, cuanto menos, expeditivas. La exigencia del pago de cuotas a funcionarios de las seis consejerias de la Generalitat gobernadas por ERC, fueran militantes o no, sólo es un ejemplo de los contundentes métodos utilizados por el secretario de organización de la formación independentista, Xavier Vendrell para reflotar sus finanzas. Este dirigente republicano, que además ostenta el cargo de secretario del consejero primero de la Generalitat, se encargó personalmente de reanudar las maltrechas relaciones que ERC mantenía con las entidades bancarias debido a las millonarias deudas que el partido acumulaba. En vísperas de las elecciones autonómicas de 1999, ERC se encontraba en pleno ahogo financiero, por lo que el responsable de finanzas comenzó una peregrinación por diversas entidades bancarias con el objetivo de renegociar las condiciones de devolución de los créditos. Una de esas entidades es La Caixa, con la que los republicanos lograron la concesión de créditos a proveedores con los que ERC tenía deudas pendientes, así como el retraso del pago de la deuda total con el gigante financiero catalán. cipalmente al aumento de las cuotas de sus militantes y cargos, de forma que esas aportaciones se han duplicado en sólo dos ejercicios de gobierno. Nueva renegociación Gracias a esta inyección económica, ERC se vio con coraje de volver a negociar la deuda que mantenía con La Caixa. Las reuniones entre Vendrell y los responsables de la entidad se saldaron con un acuerdo en diciembre de 2004 en virtud del cual La Caixa aceptó dar por cancelada la deuda si el partido pagaba todo el capital pendiente a un interés anual mínimo, un 3 Parte de la militan- cia reprochó a los dirigentes republicanos que, a cambio de esa condonación, renunciaran a esa guerra de los peajes Una lucha que ERC continúa ahora por cauces estrictamente institucionales- -el rescate de los peajes es una de las exigencias de los republicanos para cambiar su voto negativo en el nuevo Estatuto- El hoy secretario general de ERC, Joan Puigcercós, siempre ha negado la vinculación entre la campaña antipeajes y las dificultades para financiar el partido. Unas normas definitivas Los republicanos defienden la esencia de sus normas de financiación e insisten en que el envío de las polémicas cartas a trabajadores fue un error formal y estético No obstante, ERC ya ha anunciado que desarrollará próximamente su Carta de Financiación mediante un reglamento para definir concretamente quién está obligado a pagar esas cuotas al partido. Un nuevo reglamento intentará clarificar el sistema de cuotas denunciado por el resto de los partidos Los republicanos tachan de bombero pirómano a Saura por azuzar la crisis Los enfrentamientos entre ERC e ICV, socios en el Gobierno tripartito catalán, registraron ayer un nuevo capítulo, después de que el portavoz republicano, Joan Ridao, llamara bombero pirómano al consejero de Relaciones Institucionales, Joan Saura (ICV) al que acusa de azuzar la crisis que el envío de cartas a funcionarios no militantes para que paguen una cuota a ERC ha provocado en el Ejecutivo autonómico. Saura cree incompatible que Xavier Vendrell sea secretario de organización de ERC y, al mismo tiempo, ostente el cargo de secretario del consejero primero de la Generalitat. El dirigente ecosocialista ha expresado a Pasqual Maragall la conveniencia de que Vendrell dimita, algo que no está previsto. La Generalitat, de momento, no ha abierto Notificación notarial Sin embargo, a principios de 1999, ERC recibió una notificación notarial en la que se le exigía el pago total de la deuda con La Caixa, así como de los intereses acumulados. En caso de impago, La Caixa pondría el caso en manos de los tribunales. La formación independentista reaccionó con un recrudecimiento de su campaña contra los peajes- -con el lema Por una Cataluña libre de peajes los republicanos efectuaron un reparto masivo de octavillas- -al considerar que las advertencias suponían una amenaza. Las autopistas catalanas están gestionadas por Abertis, empresa participada mayoritariamente por La Caixa y ACS. Las relaciones entre ERC y La Caixa no se reanudaron hasta 2004, cuando este partido entró a formar parte del gobierno tripartito y sus ingresos ya se habían disparado. Tal como publicó ayer ABC, los republicanos lograron salir de la bancarrota que provocó la escisión registrada en el partido en 1989 gracias prin- Pasqual Maragall ninguna investigación, aunque a través de su consejero portavoz, Joaquim Nadal, garantizó que no habrá ningún despido de empleados de la Genera- EFE litat por impago de cuotas a partidos. CiU ha anunciado que pedirá responsabilidades a Pasqual Maragall si no se adopta ninguna medida concreta