Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional ALTO EL FUEGO DE ETA LA ESTRATEGIA DEL PP MIÉRCOLES 29 3 2006 ABC Piqué cree que el único gesto con ETA puede ser el acercamiento de presos b Zaplana apunta que el Gobierno debería hacer que el fiscal general del Estado se calle o, incluso, relevarlo, lo que para el PP sería un buen gesto ABC MADRID. El presidente del PP catalán, Josep Piqué, manifestó ayer que a ETA le puede satisfacer la definición de Cataluña como nación que aparece en el nuevo Estatuto y sostuvo que la banda terrorista puede pensar que, en función de determinadas posiciones del actual Gobierno, ellos pueden sacar contrapartidas políticas No obstante, en declaraciones a Catalunya Radio Piqué dijo que no comparte algunas de las opiniones que ligan la negociación de la reforma estatutaria y el final del terrorismo, pero señaló que seguro que ETA observaba el proceso del Estatuto con gran atención Piqué rechazó que el fin de la banda comporte beneficios electorales para el PSOE en detrimento del PP y recordó que el Gobierno de Adolfo Suárez consiguió la disolución de ETA político- militar y luego perdió las elecciones. Pese a todo, reconoció que no podemos negar al Gobierno que opte por el acercamiento de presos de la banda y recordó que es un instrumento propio del Ejecutivo y reversible en función de cómo vayan las cosas El líder del PP catalán recordó que en 1998 el Gobierno del PP optó por el acercamiento como gesto de buena voluntad para poder llegar a constatar si ETA quería dejar definitivamente las armas y lo hizo con el aval unánime del Congreso, que votó por una política penitenciaria consensuada, dinámica y flexible Cuando se rompió la tregua- -añadió- -se aplicó nuevamente la política de dispersión El comité ejecutivo del PP reunido para preparar la entrevista de Rajoy con Zapatero IGNACIO GIL Rajoy reconoció ante el comité ejecutivo del PP que recibe presiones externas para decirle lo que tiene que hacer ante la petición de apoyo o colaboración de Zapatero y dejó claro que sólo atenderá a las opiniones internas Defenderé lo que decida el partido de forma autónoma y libre TEXTO: ÁNGEL COLLADO FOTO: IGNACIO GIL MADRID. Me está llamando mucha gente para decirme lo que tengo o no tengo que hacer Mariano Rajoy reconocía así, ante el comité ejecutivo de su partido reunido el lunes en Madrid, las presiones externas que recibía y recibe para indicarle cómo tiene que responder a la oferta de colaboración o petición de ayuda que le hace Rodríguez Zapatero para empezar a negociar o seguir las conversaciones con ETA. Voy a hacer lo que diga el partido añadió el presidente del PP para dejar claro que antepondrá la opinión de sus dirigentes y militantes a las indicaciones de fuera El jefe de la oposición se había reunido primero con el llamado núcleo duro del partido, el equipo de maitines después con la dirección del PP vasco encabezada por María San Gil, con el propio comité ejecutivo y con los dirigentes regionales de la organización, tanto los que presiden gobiernos autonómicos como los que están en la oposición. Escuchó a todos y nadie cuestionó que Rajoy debía acudir a la llamada del jefe del Ejecutivo y tampoco que debía aprovechar la cita para dejar claro el rechazo a pagar precio político alguno a ETA a cambio de su alto el fuego Al contrario, todos le expresaron su respaldo y confianza. Según varios asistentes a las reuniones citadas consultados por ABC, no hubo pues atisbo de debate sobre el fondo de la cuestión, entre otras cosas- -recordaron- -porque era necesario antes saber qué información o compromiso con el PP estaba dispuesto a facilitar Zapatero. Nadie cuestionó que Rajoy acudiera a La Moncloa ni preten- dió que empezara por expresar el cúmulo de desconfianzas que el Partido Popular tiene hacia Zapatero, sobre todo en lo que se refiere a las cuestiones de Estado como la misma unidad de España o la decisión del jefe del Ejecutivo de negociar con ETA. Ni siquiera Jaime Mayor Oreja, que pasa por ser el principal defensor de la conveniencia de que el PP permanezca lo más al margen posible de las cesiones de Zapatero ante los nacionalistas, sean éstas por debilidad o por convencimiento de que conviene cambiar el ordenamiento constitucional. Al portavoz popular en el Parlamento Europeo los acontecimientos de la política nacional- -la coordinación del Estatuto catalán y los movimientos de ETA- -le van dando la razón en sus pronósticos más pesimistas y sus compañeros siguen con especial interés sus opiniones y análisis. Doctrina Fraga Pero no pasó desapercibido el discurso de Rajoy en defensa de la autonomía e independencia de las posiciones del partido. Defenderé lo que decida el partido de forma autónoma y libre, sólo guiado por los intereses generales de España y del PP concluyó. En medios de la dirección sostienen Rajoy preparó con Acebes su entrevista con Zapatero después de oír las opiniones de todo el partido que Rajoy se refería a grupos y sectores sociales autotitulados de próximos y no a medios de comunicación, pero Manuel Fraga, en una intervención posterior, se apuntó a las tesis del presidente del partido para referirse y quejarse de la radio popular por intentar marcar pautas políticas a su partido. El fundador de AP comentó que en esa emisora, en su afán dirigista, se metían hasta con ABC Fraga también fue más allá que Rajoy cuando se refirió a las relaciones con el Gobierno. Frente a la teoría predominante sobre la conveniencia de ofrecer ayuda pero con todas las precauciones para no avalar proceso anticonstitucional alguno, el ex presidente de la Xunta defendió el apoyo sin reserva alguna. A ciertos miembros del comité ejecutivo les pareció excesiva la propuesta de Fraga, una especie de cheque en blanco sin sentido dada la trayectoria de Zapatero. Rajoy llevó a la Moncloa el mensaje consensuado- -apoyo, sí, pero para acabar con el terrorismo sin pagar precio político- -y siguió el guión y el tono preparado durante el día anterior- -en última instancia cerrado con Ángel Acebes- -que se basa en el principio de que el PP se presentará como garante de que la decisión de Zapatero de dialogar con ETA sobre el fin del terrorismo no derive en negociación política. El balance del proceder de Rajoy después de la entrevista pareció positivo en la dirección de su partido porque había dado imagen de hombre de Estado con un grado suficiente de escepticismo. Sobre todo por lo de que Zapatero no tiene compromisos con ETA. Comparecencia de Pumpido Por otra parte, el portavoz parlamentario del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, exigió que el fiscal general del Estado, Cándido Conde- Pumpido, aproveche su comparecencia hoy en el Congreso para pedir disculpas y rectificar sus declaraciones en las que pedía a jueces y fiscales que valoraran la nueva situación creada tras el alto el fuego de ETA. A su juicio, el Gobierno debería hacer que le callen o incluso relevarlo, lo que para el PP sería un buen gesto En una rueda de prensa en la Cámara Baja, al término de la reunión de la Junta de Portavoces, Zaplana señaló que es un disparate que Conde- Pumpido defienda una tregua del Estado de Derecho y la no aplicación de la ley