Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional ALTO EL FUEGO DE ETA LOS MENSAJES DEL ENCUENTRO ZAPATERO- RAJOY MIÉRCOLES 29 3 2006 ABC JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ ZAPATERO MARIANO RAJOY Es un buen primer paso después de dos años de diferencias notables El presidente compareció por sorpresa ante la Prensa para tener un gesto político con Rajoy b Envía a Batasuna el mensaje de que tiene que renunciar explícitamente a su respaldo de la violencia y defender los principios democráticos y la legalidad M. MARÍN MADRID. La reunión de ayer en Moncloa con Mariano Rajoy no fue sólo la primera de una ronda de contactos que el presidente del Gobierno ha abierto con todos los partidos políticos con representación parlamentaria para informarles del alto el fuego permanente de ETA. Fue algo más y la demostración de ello es que José Luis Rodríguez Zapatero hizo de portavoz de sí mismo compareciendo personalmente ante la Prensa en la sala de conferencias tras las reuniones del Consejo de Ministros, algo inédito cuando ha recibido en Moncloa a líderes de otros partidos y que sólo tiene por costumbre cuando visitan España otros jefes de Gobierno. Inicialmente estaba previsto que tras la comparecencia de Rajoy ante la Prensa, la vicepresidenta primera, Teresa Fernández de la Vega, ofreciese la versión del Ejecutivo sobre la cita. Pero Zapatero quiso dar aire de solemnidad al encuentro y escenificar un gesto político de calado con Rajoy ante la opinión pública. Y aunque Le pido al presidente que no se precipite y no comprometa al Estado El líder del PP da vía libre a que Zapatero constate que ETA quiere dejar de matar b Rajoy afirma que no se pueden hacer las cosas como en los últimos dos años. Me gustaría estar al comienzo de un periodo en que se recupere la confianza C. DE LA HOZ MADRID. Las fuentes oficiales del PP transmitieron estos días la idea de que Rajoy acudía a la reunión con el afán de escuchar pero lo cierto es que, a tenor de sus propias palabras, habló, y mucho, de los límites infranqueables de un hipotético proceso de paz, de la necesidad de cooperar y de la posibilidad de convocar el Pacto Antiterrorista y, todo ello, sin olvidar que la versión ampliada del encuentro da para mucho más que una frugal comparecencia ante la prensa. Uno de los mensajes centrales lo constituyó el llamamiento de que el presidente no se precipite y no dé pasos que comprometan al Estado aunque al tiempo señaló que la actual prioridad es que el Gobierno constate que existe una decisión irreversible de ETA de poner fin a su actividad criminal lo que viene a dar vía libre para el inicio de contactos con la banda. En cambio, no modificó su postura sobre su negativa a sentarse con Batasuna y, mucho menos, para hablar de medidas que directa o indirectamente puedan interpretarse como contrapartidas políticas o pretendan plantear algún cambio en la legalidad vigente bien del País Vasco, de Navarra o del conjunto de España. Y, aunque en un momento de su comparecencia aseguró que salía de la reunión con los mismos niveles de optimismo con los que entró, dijo darse por satisfecho con la respuesta de Zapatero de que no se ha comprometido a nada a cambio del alto el fuego. El Estado de Derecho no está en tregua fue otra de las ideas centrales de su discurso para animar a que tanto el Gobierno, como el Poder Judicial, las FSE y la administración penitenciaria sigan cumpliendo de manera escrupulosa la ley y, especialmente, la ley de Partidos Además, Rajoy se refirió en un par de ocasiones a las víctimas del terrorismo para salir en defensa de su dignidad, memoria y deseo de justicia. Pero lo más reseñable de la entrevista es que puede servir para que el diálogo en materia antiterrorista presida la actuación de los dos grandes partidos Se trata del deseo de que este sea el comienzo de un periodo en que se recupere la confianza de modo que no se hagan las cosas como en los dos últimos años MENSAJES DEL GOBIERNO BATASUNA La integración en la democracia sólo se produce defendiendo los principios de la palabra, del respeto a la legalidad y a las instituciones PACTO ANTITERRORISTA Estoy abierto, pero en este proceso lo útil es que la responsabilidad de compartir e intercambiar información se produzca entre nosotros dos con semblante serio, Zapatero terminó la reunión satisfecho de su desarrollo y de la actitud colaboradora que demostró Rajoy. Es un buen primer paso tras dos años de diferencias notables admitió Zapatero, quien abogó por instaurar un nuevo cauce de entendimiento personal con Rajoy- -al margen del Pacto Antiterrorista- atendiendo a la naturaleza y la trascendencia para los intereses generales del proceso abierto por ETA. Lo más importante- -dijo Zapatero en una escueta intervención- -es el clima de recuperación de la confianza Preguntado sobre si cabe algún tipo negociación en el País Vasco sobre la reforma del Estatuto de Guernica antes de que se produzca el anuncio de disolución definitiva de la banda, el jefe del Ejecutivo argumentó que el Estado de Derecho y la democracia tienen sus normas, que se resumen en la legalidad Lo que no puede representar ni el principio ni el fin de una acción terrorista es la afectación a ese proceso de normalidad institucional dijo en la seguridad de que triunfe o fracase el proceso de paz, las instituciones y la democracia no se verán resentidas. Y, de otro lado, invitó indirectamente a la ilegalizada Batasuna a rectificar para poder defender sus planteamientos como el resto de partidos políticos, desde el respeto a las normas vigentes. Según Zapatero, la democracia busca integrar a todo el mundo con reglas muy claras. La primera es que la integración en la democracia sólo se produce defendiendo los principios democráticos de la palabra, del respeto a las instituciones y a la legalidad En esa capacidad de inclusión de la democracia caben todas las ideas y las propuestas señaló. MENSAJES DEL PP PACTO ANTITERRORISTA Espero que esta reunión sirva para que la cooperación presida nuestra actuación. Eso significaría que hemos regresado al Pacto LÍMITES El Gobierno no debe tomar ninguna medida que pueda interpretarse directa o indirectamente como una contrapartida política a ETA