Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 28 3 2006 Sociedad 53 La cumbre de la biodiversidad pide el reparto justo de los recursos genéticos Los pueblos indígenas quieren que se proteja su conocimiento tradicional b Lula da Silva denuncia que no La nueva vivienda española no cumple los requisitos energéticos b El informe anual del Worldwatch Institute denuncia la urbanización creciente y difusa y la especulación galopante en los usos del suelo en nuestro país ABC MADRID. Las más de 800.000 nuevas viviendas que se construyen cada año en España son ineficientes energéticamente Así lo recoge el informe anual del Worldwatch Institute sobre la situación del Mundo en 2006 presentado ayer en Madrid. En el capítulo dedicado a nuestro país, el Instituto denuncia la urbanización creciente y difusa, la consecuente especulación galopante y los cambios en general de los usos del suelo y explica que, en sólo diez años- -entre 1990 y 2000- el terreno destinado a usos urbanos, industriales y comerciales ha aumentado hasta en un 26 por ciento. El documento constata de esta forma la paradoja de que España, que es el país de la Unión Europea donde existen más hogares por habitante, siga encabezando la clasificación europea de viviendas construidas cada año tantas como Alemania, Francia y Reino Unido juntos. Por otro lado, el Worldwatch Institute subraya que los jóvenes españoles continúan teniendo muchas dificultades para acceder a la vivienda, lo que, aseguran, sólo se explica por el proceso especulador en curso y el enorme parque de casas vacías o infrautilizadas se puede sostener que el 5 de las personas más ricas del mundo consuman el 80 de lo que está disponible en el planeta ARACELI ACOSTA. ENVIADA ESPECIAL CURITIBA (BRASIL) La octava reunión de la Conferencia de las Partes de la Convención de Naciones Unidas para la Diversidad Biológica entró ayer en el tramo ministerial, el que debe decidir sobre todo tipo de acciones que desde la semana pasada vienen discutiendo los grupos y foros de expertos reunidos en la ciudad brasileña de Curitiba. En el país con mayor biodiversidad del planeta, representantes de más de 180 países tratan de fijar una hoja de ruta para poder alcanzar la meta de detener la pérdida de biodiversidad en el año 2010. Y el presidente del país anfitrión, Luiz Inàcio Lula da Silva, fue muy claro en lo que hay que hacer para conseguirlo: No se puede sostener que el 5 de las personas más ricas del mundo consuman el 80 de lo que está disponible en el planeta Y además, que sean los países más pobres los que siguen sufriendo la degradación de la biodiversidad Por tanto, afirmó Lula, el objetivo es repartir para conservar, prosperar y tener paz Se refería Lula a lo que es la principal cuestión que se está negociando en este foro: el acceso a los recursos genéticos y el reparto de sus beneficios. Dos cuestiones que están sobre todo en manos de las multinacionales farmacéuticas, químicas y de cosméticos, que son quienes se reparten el pastel junto a muchos gobiernos de países desarrollados. Lula se refirió a ello en su discurso, pero quien realmente alzó la voz por este reparto equitativo fue Roberto Riquiao, el gobernador de la región de Paraná, a la que pertenece Curitiba, quien calificó este mercado como indecente, inmoral e inhumano y que carece de respeto por el futuro de los pueblos Y es que detrás de los recursos genéticos están los pueblos indígenas, a los que en muchos casos se roba su conocimiento tradicional sobre determinadas especies de plantas y animales sin que se les dé nada a cambio. Lula da Silva, presidente de Brasil, durante su comparecencia ayer en Curitiba sencia en Curitiba, como el de España a través de la Fundación Biodiversidad. Sinafasi Maleko, de la República Democrática del Congo y que representa a los pueblos pigmeos de África central, asegura que las áreas protegidas han creado problemas que antes no existían. Así, por ejemplo, la creación de un parque nacional en el este del Congo ha supuesto el desplazamiento de 6.000 familias, que en su condición de refugiados en un nuevo territorio han empezado a sufrir malnutrición. Para luchar contra estas situaciones, los delegados de los gobiernos que participan en esta cumbre intentan ponerse de acuerdo sobre una propuesta para crear un régimen internacional vinculante para el acceso a estos recursos y el reparto de sus beneficios. Este régimen no se crearía ahora, sino en dos años, pero incluso a la delegación de la UE, que viene impulsando con EPA fuerza que haya unos instrumentos legales de control, esta fecha les parece prematura según explicó Miguel Aymerich, subdirector general de Vida Silvestre del Ministerio de Medio Ambiente español. Sin embargo, sigue habiendo países, como Australia y Japón, que ni siquiera quieren oír hablar de negociar un sistema de este tipo y optan por que se mantenga la voluntariedad que existe actualmente. Los pueblos indígenas seguirán reclamando en cualquier foro al que asistan que, igual que se les ha reconocido como garantes de la conservación en muchos lugares que ellos consideran sagrados- -como un grupo de islas en Guinea Bissau cuyas playas y manglares se utilizan exclusivamente para rituales, lo que significa que están prácticamente intactas- se les reconozca también el derecho a proteger sus conocimientos tradicionales. Transporte insostenible El informe califica al transporte como un sector especialmente insostenible que tiene efectos claros sobre el territorio y sus usos y cita las tres Tes (territorio, transporte y turismo) como un desafío único para el gran patrimonio territorial español La demanda del transporte de viajeros en España aumentó un 83,7 por ciento entre los años 1990 y 2002 y el transporte por carretera experimentó un crecimiento del 86,5 por ciento. La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, que presidió la presentación del informe, señaló que nos enfrentamos al extraordinario desafío de tratar de evitar la sexta extinción de especies en la Tierra Narbona manifestó que hay motivo para la preocupación, pero también hay señales de esperanza por ejemplo en la expansión de China e India que han emprendido nuevas formas de abordar los problemas de la sostenibilidad. La ministra exigió también que la globalización económica se transforme en globalización de los derechos y las responsabilidades La financiación, el otro caballo de batalla La organización ecologista Greenpeace ha decidido dar su premio diario a la delegación más destructiva en esta cumbre- -un galardón que recibe el nombre de Bola Murcha algo así como bola desinflada- -a las 30 delegaciones de la OCDE por no actuar como un grupo y no defender un incremento en la financiación para la implementación de la Convención de Diversidad Biológica (CDB) Desde esta organización se considera que si no se incrementan sustancialmente estos fondos no hay posibilidad de que se pueda alcanzar la meta de detener la pérdida de biodiversidad para el año 2010. Y es que estando ya en la segunda mitad de esta cumbre, no ha habido aún ningún movimiento en esta dirección, sino todo lo contrario. Estados Unidos, que ha firmado esta convención de la ONU pero que no la ha ratificado- -al igual que ha hecho con el protocolo de Kioto sobre cambio climático- ya ha dicho que quiere reducir a la mitad la cantidad de dinero que actualmente aporta al Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF) que financia gran parte de las acciones en biodiversidad. La voz de los pueblos indígenas Estos pueblos sufren la pérdida de biodiversidad de muchas maneras. No sólo son desplazados de sus territorios para crear áreas protegidas- -lo que se ha dado en llamar refugiados de la conservación- sino que además en ellos nunca revierten los beneficios que esos recursos genéticos que estaban en sus dominios han proporcionado ni se les compensa por los conocimientos que sobre ese material genético han proporcionado. Ellos también tienen voz en esta cumbre, gracias a que algunos gobiernos han financiado su pre-