Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Internacional MARTES 28 3 2006 ABC Dimite por corrupción el ministro brasileño de Hacienda ABC BRASILIA. El economista Guido Mantega, hasta ahora presidente del estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil, sustituirá en el Ministerio de Hacienda a Antonio Palocci, quien renunció ayer, confirmaron fuentes oficiales. Mantega, de 55 años, fue uno de los coordinadores del área económica en la redacción del programa de gobierno que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva presentó al electorado brasileño en 2002. Es, además, asesor y hombre de confianza del actual jefe del Estado desde 1994. Fuentes de Hacienda consultadas por Efe dijeron que Mantega ha sido propuesto para el cargo dejado vacante por Palocci y ha aceptado Palocci presentó su renuncia irrevocable acorralado por varios escándalos de corrupción que comenzaron el año pasado y se agravaron en los últimos días. Mantega, hijo de inmigrantes genoveses, deberá asumir la cartera de Hacienda en medio de una reforma del gabinete que Lula tenía en preparación para esta semana. En círculos financieros se considera que la entrada de Mantega no supondrá cambios mayores en la política económica aplicada por Palocci durante los 39 meses que ha estado en el Gobierno. Mantega, al igual que el ministro dimisionario, ha sido un férreo defensor de los fuertes recortes en el gasto público y la muy estricta disciplina fiscal que hicieron de Palocci objeto de duras críticas de los sectores de izquierda que apoyaron a Lula en las elecciones de 2002. La política ortodoxa de Palocci, aunque criticada por algunos sectores por ser la continuidad del modelo neoliberal de Cardoso le ha permitido a Brasil crecer, aunque modestamente, con inflación y gasto público bajo control. Centenares de clérigos reclaman la pena capital para el afgano converso Los manifestantes gritaron consignas antioccidentales en Mazar- e- Sharif b Abdul Rahman, un musulmán convertido al cristianismo, sigue bajo custodia policial después de que el Tribunal Supremo desestimara los cargos en su contra ABC KABUL. Centenares de clérigos afganos pidieron ayer la pena de muerte para Abdul Rahman, un musulmán convertido al cristianismo que sigue bajo custodia policial, después de que su caso fuese desestimado, por temor a ataques de radicales islámicos. La decisión de desestimar el caso, anunciada anteayer por el Tribunal Supremo afgano y basada en las dudas sobre la capacidad mental de Rahman, le ha convertido en un hombre libre según aseguró ayer a Efe el vicefiscal general de Afganistán, Mohammed Eshaq Aloko. En su opinión, Rahman lleva más de un mes detenido sin sentencia, el máximo que permiten las leyes afganas, pero explicó que sigue bajo custodia policial por su seguridad debido a que se duda de su capacidad mental y se temen represalias. Aunque su caso ha despertado las simpatías del mundo occidental, en Afganistán, una república islámica cuya Constitución se rige por la ley coránica (Sharía) la mayoría de la población está a favor de que sea ejecutado, el castigo que prevé esa legislación. Más de 500 personas, en su mayoría clérigos, se manifestaron ayer en la ciudad de Mazar- e- Sharif (norte de Afganistán) contra la posible liberación de Abdul Rahman y para pedir su condena a la pena capital, señalaron fuentes policiales. Convocada por los ulemas afganos, la marcha se desarrolló durante unas tres horas sin que se registrasen incidentes, aunque siempre bajo una fuerte protección policial para evitar posibles tensiones según esas fuentes. Los manifestantes gritaron consignas contra los países occidentales, que en los últimos días han presionado por la liberación del converso. Algunos habían llegado a sugerir que podrían retirar su ayuda económica a Afganistán si era ejecutado. Entre otras, se gritaron frases como Muerte a Estados Unidos Muerte a Bush o No aceptaremos presiones Numerosos afganos, dirigidos por clérigos, en la manifestación de ayer en la ciudad de Mazar- e- Sharif, al norte del país REUTERS Seis heridos y cuatro detenidos en una protesta independentista en la ciudad saharaui de Smara ABC RABAT. Seis personas resultaron heridas, entre ellas varios policías, y cuatro fueron detenidas durante una manifestación independentista celebrada anteanoche en la ciudad saharaui de Smara, informaron ayer fuentes policiales marroquíes. Un grupo de independentistas, indicaron estas fuentes, se manifestó aprovechando la fiesta que una familia de Smara había organizado para celebrar la liberación del saharaui preso Hammoudi El Aatmani. Detenido por un delito común, se benefició del indulto que el Rey Mohamed VI concedió a 216 personas, entre ellos 37 independentistas, con motivo de su tercera visita oficial al Sahara Occidental, que concluyó el sábado. La agencia oficial marroquí MAP apuntó que decenas de ciudadanos se opusieron a estas provocaciones, causando refriegas y la intervención de la Policía para restablecer el orden Fru- to de ello, seis personas, entre ellos varios policías, resultaron heridos por los asaltantes y cuatro de estos últimos fueron detenidos. Se ha abierto una investigación a raíz de estos incidentes indicaron fuentes judiciales a la MAP. Los manifestantes gritaron consignas en favor del Frente Polisario, que disputa a Marruecos la soberanía sobre el Sahara Occidental. El Rey Mohamed VI insistió el pasado sábado, en el discurso que clausuró su visita oficial de seis días al Sahara Occidental, en que el referéndum de autodeterminación previsto inicialmente por la ONU para solucionar el contencioso es inviable, y propuso una autonomía para la antigua colonia española que Marruecos se anexionó en 1975.