Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional MARTES 28 3 2006 ABC Una periodista se acercó armada a Merkel y a Chirac durante la cumbre EFE BRUSELAS. Una periodista de la cadena de televisión belga VTM logró acercarse durante el último Consejo Europeo en Bruselas a la canciller alemana, Angela Merkel, y al presidente francés, Jacques Chirac, con un arma cargada y una bomba de explosivo plástico, según informó ayer el diario Het Laatste Nieuws. La reportera entró sin problemas en el hotel de los dos líderes europeos con una pistola Beretta vacía y después recibió balas de una compañera que las llevó a la habitación que había reservado en el mismo hotel. Al día siguiente, introdujo una bomba de explosivo plástico en el edificio y logró en repetidas ocasiones acercarse a Merkel y Chirac sin que nadie le preguntara nada ni se lo impidiera. Hubiera podido matarles fácilmente. La seguridad tenía más agujeros que un colador dijo Katleen Peeraer, la periodista de la cadena flamenca de televisión VTM en unas declaraciones que publica el Het Laatste Nieuws. Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se reunieron los pasados jueves y viernes en la capital belga para celebrar su tradicional cumbre de primavera. Blair considera un error su estrategia de anunciar su retirada con anticipación Crecen las especulaciones sobre el momento en que pasará el testigo a Brown b Las declaraciones del primer ministro británico desde Australia disparan el rumor de que podría optar a una reelección, cuando se daba por descontada su marcha EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. La marcha y sucesión de Tony Blair, el asunto más recurrente de la política británica desde hace años, volvió ayer a ocupar los titulares en el Reino Unido después de que el primer ministro calificara de error su anuncio de que éste será su último mandato. Las manifestaciones de Blair desde Australia, donde se encuentra de viaje, dieron pie a que incluso se especulara con que el líder laborista se está repensando su retirada, tentado a presentarse de nuevo a las elecciones previstas para 2009. Downing Street, la residencia oficial del primer ministro, tuvo que salir al paso con precisiones: lo que Blair califica de error no es el anuncio que hizo antes de las elecciones de 2005 de que optaba a un tercer y último mandato, sino su creencia de que con ello podría cortar los continuos rumores sobre su futuro. Para parar la versión que comenzaba a correr de que Blair podría revisar su criterio y resistirse a pasar el relevo al ministro de Hacienda, Gordon Brown, portavoces de Downing Street filtraron que en realidad el premier británico ya tiene pensado el momento en que debe producirse la sucesión, aunque es algo que no ha comentado ni a sus más estrechos colaboradores. En su día, Tony Blair expresó la intención de agotar su tercer mandato, aunque se considera más probable que se retire antes con el fin de que Brown puede ejercer durante algún tiempo de primer ministro antes de acudir a las urnas. Con un Blair en las horas más bajas desde que en 1997 llegó al poder, prácticamente no hay día que algún medio Homenaje de los socialistas a Milósevic con el Parlamento vacío SIMÓN TECCO. CORRESPONSAL LIUBLIANA. El Parlamento de Serbia, después de una pausa de tres meses, reanudó ayer su trabajo en dos oportunidades, con un minuto de silencio en cada inicio, en memoria del ex presidente Slobodan Milósevic, fallecido en La Haya el 11 de marzo pasado. Frente a la negativa de los partidos del bloque democrático para rendirle homenaje, los 22 diputados del Partido Socialista (al que pertenecía Milósevic) decidieron anticipar el inicio de la reunión, guardando un minuto de silencio, prácticamente a sala vacía, por la ausencia de los restantes 228 parlamentarios. Después del homenaje y por falta de quórum, el vicepresidente del Parlamento, el socialista Zoran Andjelkovic, se vio obligado a levantar la sesión. Horas después, al reiniciarse la reunión ordinaria, Tomislav Nikolic, líder del ultranacionalista Partido Radical que ostenta la primera mayoría parlamentaria serbia, acusó a los socialistas de haber cometido la mayor traición posible Blair saluda tras su intervención ayer en el Parlamento australiano EPA Con un Blair en sus horas más bajas, no pasa un día sin que un medio se plantee la necesidad de que renuncie El pacto no expreso de pasar el relevo a Brown se habría cerrado en 1994 plantee la necesidad de su inmediata renuncia, bien a través de editoriales- -ayer fue el del conservador The Daily Telegraph- bien haciéndose eco de las presiones que están ejerciendo los seguidores de Brown. Problemas en cadena En realidad, el asunto de la sucesión está sobre la mesa desde el mismo momento en que Tony Blair se hizo cargo del liderazgo laborista en 1994. En aquel entonces, Gordon Brown habría obtenido la promesa de ser elevado a ministro de Hacienda y asumir con el tiempo el liderazgo del partido. Blair nunca ha admitido públicamente que ese pacto fuera tan expreso; no obstante a él se han referido continuamente los medios. El amplio apoyo electoral a Blair en sus dos primeras elecciones adormeció la cuestión, pero el daño a la credibilidad del primer ministro provocado por la guerra de Irak y la insistencia sobre las armas de destrucción masiva de Sadam Husein ha hecho que desde 2003 no deje de hablarse sobre la marcha del primer ministro. Y después de cada tropiezo, como el reciente de la polémica sobre los préstamos secretos recibidos de acaudalados donantes, la necesidad de un claro calendario para la sucesión se plantea de manera más acuciante.