Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 28 3 2006 Nacional 15 REACCIONES ALTO EL FUEGO DE ETA Blázquez obvia las primeras reticencias del Episcopado y destaca la esperanza por la tregua Reclama la unidad de los gobernantes y los representantes políticos para alcanzar la paz b La Conferencia Episcopal emiti- rá esta semana, con toda probabilidad, una nota que supondrá la primera declaración oficial del Episcopado tras el alto el fuego J. BASTANTE MADRID. El presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, valoró ayer el alto el fuego decretado por ETA el pasado miércoles como un acontecimiento que ha suscitado un haz de sentimientos: alivio, alegría, prudencia, cautela, responsabilidad y, por encima de todo, esperanza El obispo de Bilbao realizó esta declaración en la parte final de su discurso de apertura de la Asamblea Plenaria del Episcopado español. En el mismo, Blázquez recordó a las víctimas del terrorismo, que nos recuerdan con la singular elocuencia de la muerte y del sufrimiento, la trascendencia del desafío ante el que la nueva situación nos emplaza Unos retos para los que el líder de la Iglesia española reclamó la unidad de los gobernantes y representantes políticos, la colaboración de la sociedad, el trabajo paciente, la altura de miras y la esperanza que suponen una buena garantía para llegar a la meta de la paz plena Pedimos al Dios de la paz que ilumine y dé acierto a quienes tienen la responsabilidad específica de conducir este proceso recalcó Ricardo Blázquez, quien mostró la predisposición de la Iglesia para contribuir en la medida de sus posibilidades al proceso. Las palabras del presidente del Episcopado tuvieron un sentido distinto al de la primera opinión emitida la pasada semana por el secretario general de la Conferencia, Juan Antonio Martínez Camino, quien pese a señalar que el anuncio de ETA era una buena noticia, apuntaba que no es suficiente puesto que, a su juicio, la banda debía anunciar su disolución, que es lo que esperan los ciudadanos de bien El portavoz episcopal subrayaba que ETA no podía poner ningún tipo de precio al respeto a los derechos fundamentales de las personas, ni al funcionamiento normal de las instituciones democráticas, que son las que tienen la legitimidad y la encomienda de velar por la solidaridad y el bien común de España No se consultó a Blázquez En este sentido, fuentes oficiales del Episcopado reconocieron a la cadena Ser que a la hora de realizar dicha evaluación no se consultó con Blázquez, aduciendo que se encontraba volando hacia Roma. Se llamó al obispo auxiliar de Bilbao, quien indicó que los obispos vascos ya tenían redactado un comunicado desde mediados de mes, que vio la luz a media tarde del miércoles. Por el contrario, sí se consultó tanto a Rouco como a Cañizares. Varios obispos confirmaron ayer por la tarde a este diario que, con toda probabilidad, la Asamblea Plenaria emitirá una nota a lo largo de esta semana, que supondrá la primera toma de postura oficial del Episcopado como tal ante el alto el fuego de ETA. López Aguilar afirma que la ley no se va a cambiar en 24 horas ABC MADRID. El ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, comentó ayer sobre el alto el fuego anunciado por ETA que la ley no se va a cambiar ni en 24 ni en 48 horas y que un comunicado de la banda no hará cambiar de carril a jueces y fiscales. Sin embargo, añadió que España está ante el preludio de un proceso que puede tener una enorme significación histórica que no conviene precipitar ninguno de los pasos que puedan darse en el futuro y que si estos se dan, será con transparencia en el Parlamento. En declaraciones a Antena 3 y en re- ferencia a la próxima comparecencia de Arnaldo Otegi ante los tribunales, manifestó que la posición jurídica que lleva a la declaración en los tribunales del dirigente de Batasuna permanece inalterada por el hecho de que ETA halla emitido un comunicado. Además, el ministro de Justicia dijo, sobre la asamblea que Batasuna celebró cuatro días antes del comunicado, que se trata de formación inexistente desde el punto de vista jurídico lo que no impide que sus militantes sigan manteniendo sus derechos individuales, como cualquier ciudadano español