Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 27 3 2006 Sociedad 51 Medio Ambiente Los bosques están cada vez más fragmentados, lo cual afecta a su capacidad de producir bienes y servicios La intensificación de la pesca ha llevado a una caída de peces muy valorados, como el atún y el bacalao táreas al año. Además, los bosques están cada vez más fragmentados, lo cual afecta a sus capacidades para mantener la diversidad biológica y producir bienes y servicios. Costas y océanos. Los ecosistemas costeros y marinos han sido fuertemente golpeados por la actividad humana, con una importante degradación de la cobertura de los bosques de algas y los corales. En el Caribe, por ejemplo, el porcentaje de corales duros ha descendido un 40 por ciento en las tres últimas décadas. Mientras, alrededor del 35 por ciento de la pérdida de manglares se ha producido en las dos últimas décadas. Además, la intensificación de la pesca ha llevado a la disminución de las capturas de peces altamente valorados, tales como el atún, el bacalao, la corvina y el pez espada, que están en un lugar alto en la cadena alimenticia. En el Atlántico norte, por ejemplo, la cantidad de peces grandes ha caído en dos tercios en los últimos 50 años. Especies. La tendencia de unas 3.000 poblaciones de especies silvestres muestra un descenso constante en la abundancia de especies de alrededor de un 40 por ciento entre 1970 y 2000. Las especies de aguas continentales descendieron en un 50 por ciento, mientras que las especies marinas y terrestres sufrieron un declive cercano al 30 por ciento. Estudios de los anfibios a nivel mundial, mamíferos africanos, aves en tierras agrícolas, mariposas británicas, corales del Caribe y del Indopacífico, y especies comerciales de peces muestran descensos en la mayoría de las especies evaluadas. Además, hay más especies que empiezan a estar amenazadas de extinción. Así, la situación de las especies de aves muestra un deterioro continuo a través de todos los biomarcadores en las últimas dos décadas y los resultados preliminares para los otros grandes grupos, tales como anfibios y mamífero, indican que la situación es probablemente peor que para las aves. Entre el 12 y el 52 por ciento de las especies mejor estudiadas están bajo amenaza de extinción. Áreas protegidas. No obstante, hay algunos aspectos positivos, como el incremento del número de áreas protegidas, aunque la mayoría de las ecoregiones están en el mínimo de la meta de proteger el 10 por ciento de su superficie. En los mares, sólo el 0,6 por ciento de su superficie tiene protección. ANTONIO SERRANO Secretario general de Territorio y Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente Sería deseable que hubiera algo similar al protocolo de Kioto para defender la biodiversidad Encabeza la delegación española que asiste en Brasil a la octava reunión de las Partes del Convenio para la Diversidad Biológica (COP- 8) Antes de volar a Iberoamérica, Antonio Serrano explica los objetivos de esta cumbre y los resultados que se esperan de ella TEXTO: A. ACOSTA FOTO: JAVIER PRIETO MADRID. El futuro de la biodiversidad del planeta está en juego en la cumbre que estos días reúne en Curitiba (Brasil) a representantes de más de 180 países. Antonio Serrano, secretario general de Territorio y Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente, viaja con la cartera cargada de buenas intenciones, pero es consciente de que el reto de conseguir frenar la pérdida de biodiversidad para 2010 puede parecer una utopía. ¿Qué postura mantendrá España y la Unión Europea en la COP- 8? -En el tema principal, que es el del acceso a los recursos genéticos y reparto de los beneficios, la Unión Europea (UE) dice que hay que avanzar en la dirección de llegar a un régimen vinculante en la explotación de estos recursos, pero con los mecanismos de prevención adecuados para evitar que se puedan producir efectos socioeconómicos perniciosos. España no puede defender otra postura que no sea la de la UE, pero en aquellos foros y mesas redondas donde es posible señalar la posición española pediremos que se establezca cuanto antes una normativa vinculante que reconozca el derecho a la biodiversidad de los pueblos y las sociedades cuya cultura ha permitido que obtengamos los beneficios farmacéuticos, químicos... correspondientes. -A la vista del informe sobre el estado de la biodiversidad en el planeta, que concluye que ésta está cayendo a todos los niveles, ¿no parece algo vaga la meta de frenar su pérdida de un modo significativo para 2010? -Yo creo que no queda nada vago, lo que es difícil es que se cumpla, lamentablemente. Por lo tanto, dada esta dificultad, sería un objetivo deseable, es decir, sería un avance muy significativo que llegáramos a frenar la pérdida de biodiversidad aunque sólo fuera a nivel de las especies más representativas. ¿Y no sería más efectivo un régimen vinculante al estilo del protocolo de Kioto? -Es cierto que únicamente cuando se llega a un compromiso de ese estilo es cuando se obtienen resultados visibles. Kioto, en ese sentido, ha sido un avance tremendamente positivo para la humanidad y para la seguridad de los ciudadanos. Pero no es menos cierto que Kioto todavía tiene muchos Antonio Serrano cree que será difícil cumplir los objetivos para 2010 países que son primordiales para los resultados del proceso que no se han adherido, y eso da muestra de la tremenda dificultad de ese tipo de compromisos. No obstante, en la Cumbre de Río de 1992 se inició un camino en el que vamos andando despacio, pero en el que cualquier avance que se vaya consiguiendo y cualquier eliminación del riesgo de retroceder hay que considerarlo muy positivo. Creo que el riesgo más grave no es no avanzar sino retroceder. Desde esa perspectiva, España está en la vanguardia, junto a otros países, de lo que es empujar hacia una defensa de la conservación de la biodiversidad a nivel mundial, y sería deseable, y España lo defendería, que hubiera algo similar a un protocolo de Kioto de defensa de la biodiversidad. -La situación mundial de la biodiversidad es preocupante, ¿cuál es la española? -En España la situación no es alarmante, aunque todavía no podemos decir que se haya alcanzado el objetivo de frenar la pérdida de biodiversidad. Sí lo hemos conseguido, por ejemplo, en el caso del lince ibérico, aunque este año veremos si somos capaces de confirmar la tendencia. En general, todavía queda mucho trabajo por realizar y lo cierto es que vamos más despacio de lo que nos gustaría. Además, necesitamos incrementar los recursos económicos destinados a la recuperación de especies para conseguir detener la pérdida de biodiversidad en 2010. Y otra prioridad es establecer una red de espacios marinos protegidos, porque que los océanos sean los grandes desconocidos no significa que no estén en peligro. -España es uno de los países de la UE con mayor diversidad biológica, ¿qué es lo que está bloqueando entonces el establecimiento de la Red Natura 2000? -La Red Natura 2000 ya tiene carta de naturaleza en el conjunto de la UE. Pero la lucha que España ha mantenido con la UE ha sido por los fondos para la directiva Hábitat, que es la única directiva donde hay un compromiso para financiar las consecuencias del establecimiento de la Red Natura 2000. España considera que esa financiación es insuficiente, porque hemos estimado que para una gestión adecuada de estos espacios protegidos España necesita 800 millones de euros al año. Necesitamos aumentar los recursos económicos destinados a la recuperación de especies