Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 27 3 2006 Sociedad 49 Medio Ambiente Comienza ante las costas de Canadá la sangrienta matanza de 325.000 focas Las numerosas protestas internacionales no han conseguido erradicar esta tradición anual b Las organizaciones protectoras de animales creen que el número es excesivo, pero el Ministerio de Pesca canadiense estima que hay más de seis millones de focas J. M. NIEVES MADRID. Las protestas internacionales volvieron a ser inútiles. Igual que la presencia de los activistas de las asociaciones protectoras de animales. Igual que la opinión de millones de personas en todo el mundo. El sábado, al amanecer, empezó, un año más, uno de los rituales más sangrientos de cuantos el hombre es capaz de oficiar, la matanza indiscriminada de decenas de miles de crías de focas. 325.000 es el número de ejemplares cuya muerte ha autorizado Canadá este año. Solo en el Golfo de San Lorenzo, los pescadores locales tienen permiso oficial para matar y despellejar 91.000 focas. Las restantes, hasta completar el cupo, morirán en abril, en una segunda cacería, ante las costas de Terranova y Labrador. Durante el fin de semana, de nuevo, se repitieron las escenas de hombres armados con arpones y palos, golpeando hasta la muerte a seres indefensos que, a menudo, ni siquiera intentan escapar. Organizaciones protectoras de animales denuncian que muchas crías son matadas de esa manera tan cruel y afirman que, a menudo, los animales son despellejados vivos. Pero las advertencias del Fondo In- ternacional de Protección de los Animales (IFAW) sobre lo abultado de esta cifra, que podría incluso poner en peligro a las poblaciones de focas, son rechazadas por el Ministerio de Pesca en Ottawa. Según sus estimaciones, en los hielos permanentes frente a la costa norte de Canadá viven más de seis millones de ellas. Un cazador se dispone, el sábado, a matar una foca con un arpón Mueren desangradas Este año, además, las altas temperaturas invernales han provocado que los témpanos sean anormalmente delgados, por lo que gran parte de las focas serán matadas desde los barcos. De esa manera- -explica el biólogo marino del IFAW Ralf Sonntag- -sólo hieren a muchos animales, que a menudo consiguen huir hacia el agua y mueren desangrados Muchos habitantes de la provincia de Terranova viven de la venta de pieles de foca, cuyo precio se ha multiplicado por diez y a lo que hay que sumar también lo que se obtiene por la venta del aceite que se obtiene de estos animales. El año pasado, la cotización estaba entre 50 y 70 euros por unidad. Ni siquiera la presencia del ex Beaatle Paul McCartney, o de la sempiterna Brigitte Bardot, que a sus 71 años de edad acudió a Terranova caminando con muletas, ha servido para impedir la matanza. La estrella cinematográfica voló hace unos días hasta Ottawa, para hablar con el primer ministro canadiense, Stephen Harper, y el ministro de Pesca, Loyola Hearn. Pero ninguno de los dos le recibió. EPA Miembros de una protectora de animales pasan junto a los restos de una foca REUTERS