Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid LUNES 27 3 2006 ABC SE DICE SE COMENTA HERIDAS ABIERTAS El sector mayoritario de IU ha pasado de filtrar sus propuestas para las candidaturas a la Comunidad y el Ayuntamiento- -Gordo y Pérez- -a negarlo todo tajantemente. Los principales aludidos ponen cara de no saber de qué se les está hablando cuando se les pregunta sobre su futuro, mientras que el resto de familias de la coalición sigue mirando con desconfianza extrema el movimiento táctico de la mayoría. Pedían una rectificación en regla para no convertir las primarias en una guerra Pero las heridas ya están abiertas. MADRID AL DÍA CASCO PARA LOS CONSEJEROS Si hay dos consejeros que van a ser objeto de las críticas de la oposición en los próximos meses éstos van a ser el de Sanidad, Manuel Lamela, y el de Educación, Luis Peral. Tanto el PSOE como IU dedicarán buena parte del control parlamentario de los jueves, y el resto de la semana, para tratar de poner entre las cuerdas a estos dos consejeros, que dirigen dos áreas clave en la estrategia electoral de los partidos. Lamela y Peral lo saben y ya se preparan para el chaparrón que les puede venir encima a todas horas. LA HORA IGNACIO RUIZ QUINTANO LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Gracias, angelito La pasada semana, mi madre (de 87 años) tuvo un percance al subir al autobús de la línea 44 de la EMT en la zona de Argüelles. Le falló la pierna derecha y no podía subir. Estaba muy nerviosa por el revuelo que formó, hasta que un angelito que no sabe de dónde salió, la subió por los hombros al autobús y desapareció sin que pudiera agradecérselo. Esta carta es para agradecer a ese angelito la amabilidad y ayuda que prestó a mi madre. Me hubiera gustado hacerlo personalmente. Concha Mateos C. MINGUELA El botellón sigue en Leganés. Si se pasean por los alrededores de Casa del Reloj de Leganés, un fin de semana por la noche, se encontrarán a una gran multitud de gente joven que, botella en mano, no duda en ingerir alcohol. ¿Es que no está prohibido hacer botellón? ¿Por qué el Ayuntamiento lo permite? Israel Díaz días, disponíamos de contenedores de vidrio y papel e incluso un buzón de Correos. En esta calle, una farola pública no lucía desde hace años. Pero de buenas a primeras, nos levantamos un día y los contenedores desaparecieron. Después de numerosas llamadas al 010 reclaman- No nos dejan reciclar Vivo en una calle de Madrid en la que, hasta hace unos do la reposición de dichos contenedores, se nos contesta que han sido retirados por peligrosidad Curioso: hasta la fecha, ningún vecino había sido atacado por ellos. Conclusión: los vecinos ya no podemos reciclar. Pero no era el único elemento de alto riesgo de la calle. Una mañana nos retiran el buzón de Correos. Como dato curioso, la farola ya luce. En esta misma calle, da la casualidad, vive desde las mismas fechas de la retirada de los contenedores y el buzón, así como el alumbramiento de la farola, un señor al que recoge un coche oficial con escoltas todas las mañanas. Ya no podemos reciclar ni echar nuestras cartas en nuestro buzón, pero tenemos luz en la calle y la tranquilidad de vivir sin tanto elemento peligroso. Gema Navarro DIMES Y DIRETES PATRIMONIO NACIONAL H tren un buen número de monuay unos versos bellísimentos, bosques y jardines que mos de Machado en los pertenecen a Patrimonio Nacioque contempla a Giner nal: el Monasterio de El Escorial; de los Ríos en el escenario del la Herrería; la abadía del Valle Guadarrama: Allí el maestro de los Caídos y el bosque de Cuelun día soñaba un nuevo floregamuros; el palacio de la Granja cer de España Esa forma de reivindicar el carácter intelec- ANTONIO SÁENZ y sus jardines. Total nada; pocos Parques Nacionales pueden pretual y cultural del paisaje, tan DE MIERA sumir de albergar en su recinto propia de los institucionistas, y tanta historia. Son estos monude pensar España desde las mentos una fuente inagotable de atraccolumnas de la tierra Castellana resción turística, algo que tiene su cara y pondía a unos momentos históricos y posu cruz, y están sometidos al Plan de Prolíticos ya pasados. Ya ni siquiera es positección Ambiental de Patrimonio. ble que la gestión de un Parque que se Así están de bien mantenidos los madenomina Nacional, esté a cargo del Goravillosos jardines de la Granja y sus bierno de la nación. Pero eso no nos defuentes, las sendas de la Dehesa de la Hebe desanimar; es cosa de la política, rrería y de La Horizontal y las casi mil siempre cambiante. Por eso, los guadahectáreas de la Sierra que están bajo la rramistas de hoy seguimos mirando protección de Patrimonio en una mez allende sierra y contemplamos el concla única de naturaleza y cultura. Un junto de España como una naturaleza y ejemplo: pensemos lo que será poder una patria común. contemplar, a la caída de la tarde, cuanQuizás no sea ajeno a esa visión el hedo bajemos de Las Machotas o del Pico cho de que en nuestra Sierra se encuen- del Fraile, la Casita del Príncipe iluminada por Iberdrola. Una maravilla. Todo ese conjunto natural y artístico quedará afectado por el Parque Nacional. Las modalidades de protección en la vertiente madrileña dejan a las posesiones de Patrimonio en situaciones distintas, pero fuera del Parque: el Valle de los Caídos, con Cuelgamuros y la Herrería aparecen dentro de la figura del Paisaje Protegido de Abantos mientras que el Monasterio y su entorno quedan en la denominada zona de transición. En la parte segoviana, sin embargo, el Palacio de la Granja quedaría en el recinto del Parque; sería, por así decirlo, su puerta norte, mientras que el Paular, también dentro del Parque en la parte madrileña, sería la puerta sur. Pero habrá que esperar a conocer el Plan segoviano. En ningún caso, sin embargo, debería entrar en conflicto la nueva regulación protectora de la Sierra con la gestión integral, respetuosa con la historia y con la naturaleza, que ha venido realizando de siempre Patrimonio. Porque el Guadarrama, por muy autonómico que sea el Parque, nunca dejará de ser parte de la cultura de España. Presidente Amigos del Guadarrama ien se le puede perdonar a un hombre ser necio una hora, cuando hay tantos que no lo dejan de ser una hora en toda su vida. Eso dice nuestro padre Quevedo en el anuncio de La hora de todos y la fortuna con seso Pintan a las Horas alegres y llenas de luz y hermosura los poetas, sin que hayan visto las tales doncellas, ni en cueros ni vestidas, más que en los delirios de Homero, que debió pasarlas muy buenas en sus deliquios, y esto a fe que no pudo hacerse sin locura, pues que si hay horas buenas y felices, éstas son pocas y las malas muchas La gente, ayer, le preguntaba a uno por la calle: Y a usted, ¿dónde lo cogió la hora? Pues, por fortuna, en el bar de los Calvo s que tampoco hay que ir a tirarse del Viaducto porque hayan cerrado Balmoral Primero fue Gitanillos en la calle de Claudio Coello. Luego, Balmoral en la calle de Hermosilla. Bueno, ¿y qué? Siempre nos quedará los Calvo s -para que lo entienda Homer Simpson: el bar de Moe en la Tierra- -en la calle del Pingüino. No hay más que saltar de Salamanca a Carabanchel, donde el 2 de Mayo de los parquímetros del concejal Calvo, quien, por cierto, no tiene nada que ver con los Calvo s humo, boxeo, copa y quinqué. Y ahí lo pilló a uno la hora- -el cambio de la hora, se quiere decir- a la vuelta de Aida en Vistalegre y con un costillar a la barbacoa de Hollywood entre pecho y espalda. A ver, que venga el bobo de Bové- -y sus amigos, todavía más bobos todos que el mismísimo Bové- -a gritarnos ¡No a la globalización! Hablando de Ray Sugar y de Carlos Solé, de Cosano y Castañón, de Bamala (ay, Bamala, ay) y el gran Perico (Fernández) tres veces noqueado por Calvo el Viejo, es decir, el divino Calvo, aunque de nada valió, porque Calvo ya era viejo, y no podían cargarse al joven, que era Perico, se nos fue a todos un cambio de hora que sólo sirve para que los cursis diserten sobre la maquinaria del reloj biológico que todos llevamos dentro, la mano que mece la cuna, la cuerda del yo. Y esa ministra, ya mayor, que persigue a los chicos del botellón con una escoba, ¿qué tiene que decir sobre la influencia en la salud de estos mareos con la hora? B