Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 27 3 2006 Internacional 29 Grave crisis en Tailandia por las multitudinarias protestas contra el primer ministro Thaksin Más de 100.000 personas exigen la dimisión del jefe del Gobierno por corrupción elecciones anticipadas previstas para el 2 de abril, la oposición pide al venerado Rey Bhumibol que intervenga nombrando un Gobierno interino PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Crece la presión popular contra el primer ministro de Tailandia Thaksin Shinawatra, que este fin de semana ha visto cómo más de 100.000 personas tomaban las calles de la capital, Bangkok, para pedir su dimisión. El país de la sonrisa vive una grave crisis política desde enero, cuando se descubrió que la familia del primer ministro, un magnate de las telecomunicaciones, había vendido el 50 por ciento de su compañía, Shin Corporation, a una empresa estatal de inverb A pocos días de las sión de Singapur, Temasek, por 1.577 millones de euros. Lo que ha soliviantado a la ciudadanía no es sólo que una firma clave de este sector pase a manos extranjeras, sino, sobre todo, que los hijos de Thaksin no hayan pagado impuestos por esta operación debido a ciertos vacíos legales. Por ese motivo, un antiguo aliado del primer ministro, el poderoso propietario de medios de comunicación Sondhi Limthongkul, ha dirigido durante las últimas semanas una feroz campaña contra la corrupción y el abuso de poder del Gobierno, materializada en masivas protestas que han movilizado a decenas de miles de manifestantes. Para acallar las voces que exigen su renuncia, Thaksin Shinawatra, que obtuvo una aplastante mayoría en las elecciones de 2001 y del año pasado, Manifestantes en las calles de Bangkok porta pancartas contra Thaksin convocó comicios anticipados para el 2 de abril. Consciente de su fuerte apoyo popular, especialmente en el campo, el primer ministro lanzaba así un órdago a la oposición, que ha decidido boicotear este llamamiento a las urnas. AFP Mediación del Rey Ante la grave crisis institucional y la fractura social que se avecinan- -sin contar con el riesgo de que las manifestaciones puedan volverse violentas y se declare el estado de emergencia- los rivales del primer ministro optaron el sábado por la noche por pedir la mediación del venerado Rey Bhumibol Adulyadej. Buscamos su consideración para que aplique el artículo nú- mero 7 de la Constitución y nombre a un primer ministro y a un Gobierno interinos que allanen el camino para la reforma política con mayor participación del pueblo declaró en una multitudinaria vigilia el líder opositor Sondhi Limthongkul, quien alertó de que esta crisis ha llegado a un punto muerto que puede dañar a la economía Aunque el soberano tailandés, reverenciado como una divinidad humana por sus súbditos, no suele inmiscuirse en asuntos políticos, sí ha intervenido en varias ocasiones en crisis similares. La última vez fue en 1992, cuando hizo un llamamiento para evitar un derramamiento de sangre entre el gobierno militar y los opositores.