Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 27 3 2006 25 Hallados más de 30 cadáveres en su mayoría decapitados en Baquba, al norte de Irak Sobreseído el caso del afgano converso al cristianismo y expuesto a la pena capital, por fallos técnicos Merkel ratifica la buena forma de su coalición en las regionales alemanas Los partidos oficiales triunfan en los tres Länder que acudieron a las urnas b La democracia cristiana obtiene el Gobierno de Baden y Württemberg y Sajonia- Anhalt, y sus socios socialistas se hacen con el Ejecutivo de Renania del Palatinado RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLIN. Por primera vez en años unas elecciones dan estabilidad a Alemania y confirman a los partidos instalados. El electorado parece haber certificado en tres regiones federadas el equilibrio y la consistencia de la gran coalición de Angela Merkel, tras sus primeros cien días en Berlín. CDU en Baden y Württemberg y Sajonia- Anhalt, SPD en la Renania del Palatinado, y los liberales posiblemente en ningún de estos tres estados donde eran socio menor, son el resultado de este superdomingo electoral en Alemania, a falta de que Hesse precise el sentido de sus propias elecciones municipales. Donde gobernaban tradicionalmente los democristianos (Baden y Württemberg, ByW) lo harán al borde de la mayoría absoluta (44,0 por ciento) allí donde lo hacían los socialdemócratas desde hace 15 años (Renania del Palatinado, RP) proseguirán ahora también en solitario (45,5) Pero si en ambos casos el pequeño socio liberal (FDP) puede ser ahora obviado, más dura es su situación en Sajonia- Anhalt (S- A) donde caen a la mitad (desde un 13,3) perdiendo el único pie que tenían en el Este en favor de una gran coalición al estilo federal. Dos mujeres con vestidos tradicionales votan en Kirnbach, Selva Negra die quiere gobernar. En cuatro estados federados se celebraban elecciones y 17,4 millones de votantes estaban convocados a opinar sobre tres gobiernos regionales y, en Hesse, sobre sus administraciones municipales, pero el resultado final parecía muy favorable para la coalición de Merkel por lo que la participación ha sido muy baja. Ambos grandes partidos, CDU y SPD, se han esforzado en no hacerse daño el uno al otro, privilegiando el entendimiento logrado en el plano federal, y los votantes los han secundado a fin de no perturbar la vía abierta por Merkel en Berlín. La familia parece mover hoy el voto, a tenor de las logradas campañas AFP REUTERS El empeoramiento de la situación económica, causada en parte por las convulsiones asociadas a la guerra del gas que enfrentó a Ucrania y Rusia al comenzar el año, también ha desgastado a Yúshenko y a su equipo. Saliendo del Gobierno, Timoshenko ha eludido el grueso de la responsabilidad y de las críticas, pero gran parte del electorado la sigue asociando con Yúshenko. El presidente ucraniano dio a entender ayer que volverá a unirse con ella aunque, ante el panorama creado por los comicios, tal alianza le volvería a crear problemas. Yúshenko tiene también la posibilidad de pactar con Yanukóvich, la componenda que los analistas ven más plausible. Sin embargo, una solución así indignaría a quienes salieron a la calle durante la Revolución Naranja. La minuciosidad y complejidad del proceso electoral va a retrasar el recuento y la publicación de los resultados. Así lo aseguró ayer el presidente de la Comisión Electoral Central, Yaroslav Davidóvich. Sin coaliciones Un maltratado FDP rechazó de inmediato participar en coaliciones donde hubiera mayorías absolutas, rehusando la oferta inicial del socialdemócrata Kurt Beck, conocido como el rey del Palatinado También Günther Oettinger, en ByW, pese a su mayoría sugirió proseguir una lograda coalición de 15 años pero respeta si el FDP +2,6) deseara pasar a la oposición. Igualmente konsequent como gusta a los alemanes, hizo cuentas el aspirante de la CDU en esa región, Christoph Böhr, presentando su dimisión tras fracasar (33,6 por ciento frente al 45,5 del SPD) en Maguncia, así como la dirigente del SPD en Stuttgart, Ute Vogt, no excluyó consecuencias personales tras el hundimiento socialdemócrata (25,3 frente a 44,3 de la CDU) En Sajonia- Anhalt, a su turno, destaca el avance de La Izquierda (ex comunistas) con la que sin embargo na- Donde gobernaban tradicionalmente los democristianos lo harán al borde de la mayoría absoluta Donde lo hacían los socialdemócratas desde hace 15 años, proseguirán ahora también en solitario de Oettinger en ByW y Beck en RP, que han sabido atrapar una de las grandes preocupaciones alemanas actuales junto con el desempleo. Alemania ha tenido el pasado año una natalidad más baja que en 1945, cuando todos los varones estaban en filas, y el paro permanece en un 12 por ciento, entre los más altos de la UE. Las principales pérdidas son para el SPD en ByW -8) y el FDP en S- A -6,6) mientras las mayores ganancias son para los Verdes en ByW +4,1) y La Izquierda en S- A +3,8) pero la CDU cede aún ligeramente voto en los tres estados. Perdedores son especialmente los Verdes de RenaniaPalatinado, que posiblemente no alcancen el 5 por ciento y saldrían de la Asamblea regional, y la extrema derecha en el Este (DVU, 3,2 por ciento) que queda arrinconada tras un 12,9 en 1998. En Sajonia- Anhalt, el jefe de Gobierno, Wolfgang Böhmer (CDU) ha dicho que lo que S- A necesita es un gobierno estable para los próximos cinco años, no viajaremos en carromato asumiendo una próxima coalición con el SPD. En RP, el popular Beck pudo decir que entre nosotros no puede verse esa crisis que algunos ven en el SPD Como decía un analista, donde la gente trabaja se ha votado Gobierno donde hay paro, como en S- A, se vota oposición.