Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 LUNES 27 3 2006 ABC Internacional Las legislativas ucranianas frenan la veloz marcha del país hacia Occidente El partido opositor pro ruso obtiene el mayor número de escaños, según los primeros resultados los partidos de la Revolución Naranja, que sufren el desgaste del enfrentamiento entre el presidente Yúshenko y la ex premier Timoshenko RAFAEL M. MAÑUECO ENVIADO ESPECIAL KIEV. El ex primer ministro ucraniano Víctor Yanukóvich, que llegó a ser elegido presidente del país en unos comicios que fueron después anulados por la presión popular, se ha sacado la espina. Los primeros datos del recuento de votos y de las encuestas a pie de urna de las legislativas celebradas ayer en Ucrania señalan que el Partido de las Regiones, liderado por el pro ruso Yanukóvich, podría haber obtenido sobre el 33 por ciento de los sufragios. Nuestra Ucrania la formación del actual presidente del país, Víctor Yúshenko, cuyo cabeza de fila es el jefe del Gobierno, Yuri Yejanúrov, se habría quedado sólo en el 11,5 por ciento, mientras el bloque de la carismática pasionaria ucraniana Julia Timoshenko, superaría el 20 por ciento. Juntos, Yúshenko y Timoshenko no conseguirían alcanzar a Yanukóvich. El Partido Socialista de Alexander Moroz, se situaría en torno al 6 por ciento de los votos. Entre los partidos que entrarán a formar parte de la Rada (Parlamento ucraniano) al haber superado la barrera del 3 por ciento, se encuentran también el Partido Comunista de Petró Simonenko, el grupo de izquierdas Oposición Popular de Natalia Vitrenko y el Bloque Popular del actual presidente de la Rada, Vladímir Litvín. Si se confirma esa tendencia en los resultados definitivos, podría hablarse de un fracaso estrepitoso de las fuerzas naranjas En cualquier caso, todo va a depender de los acuerdos que se alcancen. A partir de ahora, se abre un periodo de 60 días para la formación de un nuevo Gobierno. Eso ha sido posible gracias a los cambios constitucionales que se pactaron en diciembre de 2004 y que entraron en vigor el pasado 1 de enero. Hasta ahora, era el presidente el encargado de designar al primer ministro. Si en ese plazo de tiempo los 450 diputados elegidos ayer no consiguen ponerse de acuerdo sobre el nombre del b Duro golpe a El fantasma del fraude sobre los limpios comicios R. M. M. KIEV. Asistimos a un acontecimiento muy importante, estas son las primeras elecciones limpias y democráticas de la historia del país dijo ayer el presidente ucraniano, Víctor Yúshenko, después de haber votado, junto a su esposa Katerina y sus hijos, en un colegio situado en la mítica plaza de la Independencia, en el centro de Kiev, escenario de las multitudinarias concentraciones que tuvieron lugar el invierno pasado durante la llamada Revolución Naranja Yúshenko aseguró que las autoridades han puesto toda la carne en el asador para evitar la más mínima falsificación. El fraude electoral fue precisamente el detonante de aquella revuelta naranja y la causa de que las masas se lanzaran indignadas a la calle también en Georgia, Kirguistán y Azerbaiyán. Bielorrusia ha sido el último ejemplo. Una de las medidas adoptadas en Ucrania para luchar contra los abusos ha sido pagar recompensas a cualquier ciudadano que denuncie violaciones de la ley electoral. El Ministerio del Interior ucraniano ha dedicado varias decenas de miles de euros a ese objetivo. Jesús López- Medel, diputado del PP y observador enviado a Ucrania por la OSCE para comprobar la limpieza de las elecciones elogió ayer el civismo demostrado por la población. Una anciana se acerca a votar a una urna instalada en el pequeño pueblo de Muzychi voluciones de terciopelo y la llegada al poder en Ucrania de Yúshenko, un decidido partidario de la integración en la Unión Europea y la OTAN, supuso un duro golpe para el presidente ruso, Vladímir Putin. La revolución estalló también en Kirguistán, pero después la mecha se apagó. El Kremlin puso todo el empeño en evitar que la democratización se extendiera a toda su zona de influencia y ayudó a los dirigentes de Uzbekistán, Kazajstán, Azerbaiyán y Bielorrusia a poner freno a las ambiciones de la oposición. de la revuelta popular más mediática de lo que va de milenio, juntos ante decenas de miles de seguidores en la Plaza de la Independencia de Kiev hace quince meses, cayó fulminada en pedazos en septiembre del año pasado. Yúshenko destituyó a su fiel colaboradora al frente del Gobierno y la llegó a acusar de utilizar el cargo para saldar antiguas deudas de sus negocios privados Idilio y realidad El proceso observado ahora en Ucrania, si es que realmente termina desembocando en un cambio sustancial de la política de Kiev, podría ser el primer ejemplo involutivo entre las antiguas repúblicas soviéticas que tratan de liberarse de la asfixiante herencia del comunismo. El desmoronamiento de la alianza naranja (Yúshenko- Timoshenko) parece haber pasado factura. La idílica imagen de los dos líderes indiscutibles nuevo jefe del Ejecutivo, el primer mandatario del país podría hacer uso de su derecho a disolver la Rada y convocar unos nuevos comicios. Yúshenko ha dejado caer ya esa amenaza. Y es que va a ser muy difícil evitar una crisis política de larga duración. En donde están de enhorabuena es en Moscú. Georgia abrió la serie de re- Ucrania dispone de un periodo de 60 días para lograr un Gobierno de coalición, en el que no se descarta ninguna fórmula Satisfacción en Moscú ante la posibilidad de que Kiev conozca un proceso involutivo