Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN EL PACTO DE GOBIERNO SE TAMBALEA LUNES 27 3 2006 ABC El sector más proclive al pacto con CiU expondrá hoy su incomodidad con ERC en la ejecutiva CiU insta al presidente catalán a que deje de obsesionarse con que sólo los republicanos le garantizan estabilidad otro lado, ha pedido por carta a trabajadores del Gobierno catalán que se inscriban como amigos del partido para poder reclamarles parte de su sueldo. El portavoz de CDC, David Madí, solicitó al dirigente socialista que deje de pensar en que ya sólo ERC es quien le garantiza su propia estabilidad como presidente y adopte una solución contundente y esclarecedora de los hechos Según Madí, Maragall no puede seguir jugando a mirar hacia otro lado mientras se está pudriendo su propio gobierno El portavoz de CiU, Felip Puig, sugirió a la Fiscalía que investigue si algún dirigente de ERC ha incurrido en delito. Saura (ICV) Maragall (PSC) y Carod (ERC) en la época en la que el tripartito todavía no hacía aguas ELENA CARRERAS El PSC presiona a Maragall para que deje caer a ERC tras la crisis del tripartito Puigcercós resucita la polémica del 3 ante las críticas por exigir cuotas la Fiscalía que investigue si ERC ha delinquido por exigir el pago de cuotas a funcionarios de la Generalitat, mientras que el PP pide dimisiones M. J. CAÑIZARES BARCELONA. Sólo el empeño de Pasqual Maragall en mantener a ERC en el tripartito salva, de momento, al Gobierno catalán. Sólo la lealtad, mal entendida para un amplio sector socialista, que el presidente de la Generalitat profesa al líder republicano, Josep Lluís Carod- Rovira, evita por ahora la ruptura definitiva de un pacto que, en palabras del portavoz parlamentario del PSC, Miquel Iceta, ha registrado un nuevo susto al trascender que ERC envía cartas a trabajadores de las seis consejerías dirigidas por esta formación, en las que les exige el pago de cuotas, pese a no ser militantes. En lugar de hacer caso omiso de este nuevo escándalo, los dirigentes del PSC han atacado al partido independentista por un desagradable incidente que, según la vicepresidenta de los socialistas catalanes, Manuela de Madre, debería obligar a ERC a dar explicaciones y pedir excusas a los funcionarios y personal afectado. Una cosa es un código interno de contribución a las finanzas de un partido en tanto que militante y en tanto que cargo político, y otra son el conjunto de trabajadores de la administración pública Por su parte, el propio Iceta aseguró que no se puede condicionar el nomb CiU sugiere a PP: Es una extorsión indecente Desde el PP se exige la dimisión del secretario general del primer consejero de la Generalitat, Xavier Vendrell, por extorsionar a trabajadores con las cartas. Un hecho que el responsable de comunicación del PP, Gabriel Elorriaga, calificó de indecente El secretario general de ERC, Joan Puigcercós, contraatacó con una referencia explícita a las polémicas comisiones del 3 Puigcercós aludía a las acusaciones vertidas hace un año por Maragall cuando insinuó que el Gobierno de CiU cobraba comisiones en las obras públicas. Asistimos a un acto de hipocresía colectiva y algunos sepulcros blanqueados están intentando criminalizar a ERC dijo Puigcercós. Añadió que, por contra, algunos de esos sepulcros blanqueados intentan financiarse o se han financiado hasta ahora a partir de las famosas comisiones del 3 bramiento de personas, y todavía menos su cese, a una militancia partidista o al pago obligado de un porcentaje de su sueldo al partido que les ha nombrado Tampoco el primer secretario del PSC y ministro de Industria, José Montilla, salió en defensa de ERC y, por contra, animó a los afectados a acudir a los tribunales. Este sector socialista, que desde hace tiempo pugna por librarse de ERC y reorientar la futura estrategia de pactos hacia CiU, expondrá su incomodidad a Maragall en la ejecutiva del PSC que se celebra hoy, al tiempo que pedirán al presidente catalán que ponga or- den en un tripartito cada vez menos cohesionado. Es poco probable que Maragall dé ese golpe de timón antes del jueves, cuando está prevista la votación del Estatuto en el pleno del Congreso. Ayer se confirmó que Carod, que se recupera de una angina de pecho, no podrá acudir a la sesión. Desde ICV, la otra socia del tripartito, Joan Saura, también pide a Maragall un cambio de rumbo ante los ruidos, los altercados y las declaraciones inmaduras Aunque por motivos diferentes, desde CiU también se instó a Pasqual Maragall a actuar de una vez en el escándalo de extorsión de ERC que, por Bargalló denuncia que el pacto PSOE- CiU es un intento de torpedear el nuevo catalanismo ABC BARCELONA. El primer consejero de la Generalitat, Josep Bargalló (ERC) considera que una vez aprobado este Estatuto el próximo paso que Cataluña deberá plantear tendrá que ser otra cosa otro paso que llegará cuando queramos pasar de víctimas a protagonistas, de una vez Bargalló, que señala que el proyecto catalán que acabe aprobándose es mejor que el anterior pero no el que queríamos ni tan sólo el que podíamos concluye que ya no hay marcha atrás hacia ese nuevo estadio. El número dos del Gobierno catalán hace esta reflexión en un libro titulado Una patria sólida en el tiempo (La Magrana) que será presentado el próximo 4 de abril por el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall. En su libro, Bargalló cree que el pacto PSOE- CiU sobre el Estatuto y la ruptura de la unidad del llamado cuatripartito es el intento de torpedear el nuevo catalanismo plural, diverso, ilusionante que, a su juicio, ha inaugurado el Gobierno tripartito de la Ge- neralitat. Bargalló considera que las reformas constitucionales y estatutarias en curso tendrán más posibilidades de llegar a buen puerto si se vislumbrara con claridad la desaparición de la violencia en el País Vasco. Una violencia que, además de ser moralmente injustificable y rechazable, políticamente es aprovechada por los que se oponen al avance de las aspiraciones legítimas de Euskadi, pero también de Cataluña añade. El primer consejero explicita su aspiración por una Cataluña independiente, que decida por completo y sin injerencias cuál ha de ser su futuro pero entiende que no pretendimos hacer ejercicios imposibles en la negociación del Estatuto. Para Bargalló, el texto salido de Cataluña era el mejor dentro de lo objetivamente posible