Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LUNES 27 3 2006 ABC Nacional El JEME en su despacho del Palacio de Buenavista, una joya museística que el Ejército conserva admirablemente, un orgullo para el general. Arte y guerra a dos pasos de Cibeles GENERAL JOSÉ ANTONIO GARCÍA GONZÁLEZ Jefe del Estado Mayor del Ejército Ante la tregua, el Ejército sabrá ser ejemplo para la sociedad y cumplir las órdenes MADRID. Jueves 23 de marzo, víspera del alto el fuego anunciado el día anterior por los terroristas de ETA. La resaca de la noticia y su lenguaje de guerra se quiere digerir entre los churros y el primer café con leche de esta mañana lluviosa y de tráfico infernal en Madrid, donde no se habla de otra cosa. La cita es a mediodía, en el imponente Palacio de Buenavista, Cuartel General del Ejército, cuyos muros, impecablemente conservados, han soportado 500 años de nuestra no poco cruenta historia. Nos espera el general José Antonio García González, Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME) que manda desde este despacho a 80.000 hombres con la poderosa fuerza de la inteligencia y esa virtud tan escasa del sentido común; pero cuando se abre la doble puerta, lo que nos sale al encuentro es el prodigio de la Callas, la voz hermo- Distante de las últimas sacudidas en el seno militar, el JEME mira al horizonte de su misión: transformar el Ejército en una fuerza moderna capaz de anticiparse a la amenaza del terror TEXTO: VIRGINIA RÓDENAS FOTOS: CHEMA BARROSO sísima con que el militar apacigua la tensión, y que ahora lo inunda todo. -ETA se ha cobrado la vida de 329 militares. ¿Cómo ha sentido la familia militar este anuncio y qué esperan y qué temen de él? -Prefiero ser prudente cuando se habla genéricamente de la familia militar porque somos muchos, tan diferentes y con sensibilidades tan variadas como las hay en la sociedad de la que somos parte. Tras esa salvedad, he de decir que es una noticia que no ha dejado in- diferente a nadie. Por lo que he leído hasta ahora, es una buena noticia, pero vamos a seguir escuchando, esperando y observando cómo se desarrollan los acontecimientos de cara al futuro. Desde luego, cualquier militar siempre tendrá presente el recuerdo de todos los compañeros y amigos con los que hemos convivido y a los que hemos tenido que enterrar. Fueron años muy duros. El nombre de ETA estremece siempre. ¿La sociedad volverá a exigir a los militares el sacrificio de la generosi- dad en un hipotético camino hacia la paz y, una vez más, los militares se deberán al todo por la patria -Vamos a volver a hablar de militares individualmente y en grupo. Como individuos no nos diferenciamos en absoluto del resto de los españoles, pero nos distinguimos del resto de la sociedad en una serie de valores colectivos, que te enseñan en tus centros académicos cuando ingresas en el Ejército con una gran vocación. Así, el Ejército, siempre como organización, sabrá ser ejemplo para la sociedad recurriendo siempre a sus valores, a la lealtad, a la obediencia y al compañerismo, algo que unas veces se hace de una forma más alegre y otras menos. Nuestra obligación como organización es cumplir las órdenes que se nos dan. ¿Es el terrorismo la principal amenaza para los Estados?