Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14- 15 D 7 LOS DOMINGOS DE cambio de crecer y ser rentables. Nadie descarta que la primera prueba de fuego- -para quien en el año 2000 era ya el consejero delegado más joven de la banca española- -pueda ser la defensa de su banco. Ángel Ron es un gallego tranquilo al que le gusta dar largos paseos y no le duelen prendas cuando critica el Código Conthe o defiende, que para eso le pagan, el cobro de comisiones y los trajes a medida del Popu a sus clientes. Mucho menos intenso que Ignacio Sánchez Galán, máximo ejecutivo de Iberdrola, quien protagonizará otro sonado relevo y tiene entre sus aficiones la de ser un cazador incansable, habitual de las tierras africanas, pero últimamente más dado a las monterías en España y los países del Este. Galán ha sido considerado desde su llegada en 2001 a Iberdrola el enfant terrible del sector, el hombre que rompió la pax eléctrica. Uno de los primeros que habló de competencia. ABC Ruíz Gallardón y Alicia Moreno, todo por la cultura DESCARGA ELÉCTRICA I ñigo de Oriol, 70 años en julio de 2006, hijo y nieto de una saga de eléctricos, que recibió de la mano de su padre el timón de la mítica Hidrola, se dirigirá por última vez a la junta de accionistas en Bilbao el día 30, aunque no abandonará el cargo oficialmente hasta el primer consejo siguiente a la junta que se celebrará entrado abril. Oriol, después del fracaso de la fusión con Endesa, ha vivido sus peores momentos probablemente en aquella reunión de UNESA en la que desde las filas de Endesa se le acusó de deslealtad por pactar con Gas Natural y se puso una bomba sobre los cimientos de la patronal como lobby eléctrico. Dará el relevo a Ignacio Sánchez Galán, un técnico que tiene ante sí el enredo de la OPA de Gas y la paralización de los trámites por una jueza, pendiente de una estratosférica fianza de 1.000 millones de euros que veremos si Endesa aporta. Galán, de 55 años, será el que registre el éxito o el fracaso de la OPA en la que ha basado su crecimiento aunque, si E. ON ganara la batalla, siempre le quedará la posibilidad de optar a los activos nucleares y en las islas que tendría que vender la alemana. Pero si la OPA de E. On sale también se abriría el portón de entrada de extranjeros e Iberdrola vale 24.500 millones de euros. El Gobierno español, igual que el francés con Suez o con Arcelor, no parece dispuesto a que los extranjeros entren en el mercado energético, pero va a ser difícil ponerle puertas al campo. o el vino que tiene Asuncíón... Cultura M. FRANCISCO REINA emos oído hasta la saciedad que Don Alberto Ruiz- Gallardón era la izquierda de la derecha. Una contradictio in terminis más de tantas, ya que decir eso responde a esa incomprensible seducción que experimenta parte de cierta intelectualidad, supuestamente avanzada, y a la falta de contenidos de nuestro tiempo. Lo que le pasa a Don Alberto, excelente en el control de los medios y el autobombo, por qué no reconocerlo, es lo que al vino que tiene Asunción, que ni es blanco ni es tinto, ni tiene color, hablando sólo de Cultura en Madrid. La actitud con la que se llegó a la alcaldía, prepotente y poco respetuosa con lo realizado hasta el momento y sus equipos humanos, que se puede resumir en que desprecian cuanto ignoran metiendo en el mismo saco todo, cuando la ciudad de Madrid no es un todo y tiene muchas complejidades, es ya un dato. Puede ser por esta razón que la presunta progresista Alicia Moreno, Concejala de las Artes del Ayuntamiento madrileño, en la presentación de la programación Distrito Artes, hace unos días, se despachase diciendo: Aspirábamos a incorporar el arte al día a día de los madrileños como si no se hubiese hecho eso antes de su llegada desde los equipos de Tierno Galván, Barranco o Álvarez del Manzano. Este programa, aparentemente puntero y novedoso según la concejala, está basado, en palabras de la misma en: 63 películas, 14 espectáculos de danza, nueve montajes teatrales y 21 concier- H tos Teniendo en cuenta los 21 distritos de Madrid, sus 29 Centros Culturales, ¿qué verán los madrileños y los que se pasen por la capital? ¿tres películas y un montaje de teatro y danza por distrito? Desde luego es todo un derroche de imaginación y medios para una ciudad con casi cuatro millones de habitantes. No contenta con estas declaraciones, recalca: El presupuesto que se ha destinado al Distrito Artes es de 330.000 euros. En cambio, no les costará nada a quienes quieran disfrutar de estos espectáculos: la asistencia a ellos es gratuita No sabía yo que pagase los 56 millones la propia Alicia Moreno o Gallardón. Tenía entendido que salían de los impuestos que pagan los madrileños. En cuanto a la gratuidad, debe ser que la concejala del modernísimo Gallardón no sabe aún que la función de las concejalías es dar servicio público a los ciudadanos, incluida la cultura, como han hecho todos sus antecesores. Decía Alberto Ruiz- Gallardón en la presentación de Abril, segundo Abril de Luis Rosales, en el Centro Cultural Conde Duque que quería ayudar a ampliar el gusto por la lectura poética en esta vida que parece carente de poesía Va a ser verdad el refrán de buenas intenciones están empedrados los caminos del infierno (Pasa a la página siguiente) No sabía yo que pagasen los 56 millones del programa cultural Alicia Moreno o Gallardón. Tenía entendido que salían de los impuestos que pagan los madrileños