Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 3 06 PRÓXIMA PARADA NUESTROS CORRESPONSALES (Viene de la página anterior) Roma israelíes que hicieron retroceder a miles y miles de civiles libaneses al mismo tiempo que a los fedayin guerrilleros palestinos Suponiendo que la seguridad esté a partir de ahora garantizada en esta frontera, los palestinos no desaparecerán y encontrarán, antes o después, ocasiones para cometer atentados o actos de terrorismo. Desde luego, usted no puede, de ningún modo, tranquilizar o convertir a los irreductibles del frente de rechazo. Pero si una política israelí puede confortar a los moderados, otra empuja a todos los palestinos hacia el extremismo. Ahora bien, su plan de paz implica una coexistencia pacífica entre árabes y judíos, en el interior de las fronteras de 1967 tanto como en Cisjordania. l programa de la OLP prevé una Palestina unificada y laica en la que musulmanes y judíos poseerían los mismos derechos y los mismos deberes. Ustedes, evidentemente, rechazan esta Palestina en la que vivirían minorías judías pero que ya no sería un Estado israelí. Si el espacio de la soberanía militar de Israel se extiende al Jordán, si los asentamientos de colonias judías en Judea y Samaria deben ser protegidos por el ejército israelí, ustedes quitan a los árabes lo que el plan de la OLP quitaría a los judíos. Quizá me responderá que olvido los lazos del pueblo judío con su tierra, que incluye Judea y Samaría. No ignoro el sentido que los judíos dan a su pasado, a su territorio. Pero para que un día haya una Palestina unida de hecho, para que judíos y árabes puedan desplazarse libremente por el territorio, desde Haifa o Jerusalén al Jordán y al Neguev, es necesario también que los israelíes no nieguen a los árabes de Palestina la esperanza de una patria. Con un gesto espectacular y heroico, el presidente Sadat derribó el muro de resentimientos y prejuicios que separaba a su pueblo del pueblo israelí. Y los dos pueblos votaron por la paz. Al día siguiente, una vez que la ilusión del milagro se disipó, los diplomáticos volvieron a la realidad y se toparon con los hechos, obstinados, testarudos. No sé si depende de su gobierno el hacer posible la paz, pero de él depende hacerla imposible. Ahora bien, si sus dirigentes aparecieran como responsables del fracaso, en opinión de millones de estadounidenses devotos de su causa, habrán socavado, además de la oportunidad perdida, uno de los fundamentos de su existencia y de su futuro. Las fronteras seguras y reconocidas no enraízan sólo en el terreno. (3 de abril de 1978) B. Aires Atenas A la caza del tesoro ¿Cual es el mayor patrimonio de Grecia? Su rico pasado artístico. Pero es un patrimonio que lleva muchos años en peligro. El pillaje reviste ahora formas nuevas, aunque no menos peligrosas POR BEGOÑA CASTIELLA Bruselas París E Rabat Nueva York México Washington Berlín ATENAS BEGOÑA CASTIELLA Londres Moscú Pekín Viena Estocolmo l patrimonio artístico griego ha sido siempre una tentación. Ahora, robos y pillajes se dan en una versión sofisticada y acorde con los tiempos. La razón es puramente económica: una escultura de bronce del 500 a. C. puede cotizarse en siete millones de dólares, y, más reciente, un icono bizantino del XVI robado en la península de Halkidikí se pagó en un millón y medio de euros. Por ejemplo. El escándalo, hace pocos meses, de los objetos de procedencia dudosa del Museo Getty ha alertado a las autoridades griegas. Se reclaman cuatro piezas: una corona funeraria de oro macedonia, una estatua femenina ateniense, una estela funeraria de Beotía y un relieve robado en la isla de Thasu. Entretanto, se ha detectado una nueva raza de ladrones de arte: se les llama cazadores de antiguedades. Descubren, gracias a una red de informadores y a detectores de metales sofisticadísimos, tesoros enterrados en el territorio griego. Según el director del departamento policial encargado de combatir los robos arqueológicos, Yorgos Gligoris, durante los dos últimos años se han confiscado nada menos que 1.891 objetos robados, y se arrestó a 40 ladrones. La excavación ilegal es una actividad muy enriquecedora: no para los agricultores en cuyas tierras se encuentran los objetos, sino para quienes comercian con ellos. Los coleccionistas legales griegos no suelen pujar por piezas dudosas como las aparecidas recientemente en mercados extranjeros, especialmente alemanes, donde se venden muy bien, y no se hacen preguntas. Muchos compradores blanquean dinero adquiriendo arte griego, y revendiéndolo legalmente años después a auténticos coleccionistas y museos. Los objetos griegos más robados últimamente son los de origen bizantino, arrancados de iglesias y monasterios, frecuentemente aislados. Entre 2004 y 2005 se han sus- E Busto griego por el que se pagarían millones AP traido en Grecia 85 piezas de gran valor. También se buscan piezas provenientes de la tumba macedónica de Eurídice, la madre de Filipos II, el padre de Alejandro Magno. En dicha tumba se encontró un trono de mármol, una maravilla del año 340 a. C. decorado con varias estatuillas. En el verano del 2001 se robaron seis de ellas. Y además del patrimonio griego, incluyendo el submarino, hay que recordar el chipriota. Con la invasión turca del norte de la isla en 1974 sufrieron pillaje y a veces destrucción iglesias, monasterios y colecciones privadas. El propio ejército se ocupó de enviar piezas valiosas directamente a Estambul, vía a Alemania. Son muy pocas las piezas recuperadas. De los robos de patrimonio cultural en el mundo se ocupan la Unesco y la Interpol. La Unesco tiene el Consejo Internacional de Museos (ICOM) con código deontológico que compromete a museos y coleccionistas. Pero los beneficios del mercado negro cultural equivalen a los derivados del narcotráfico y de la prostitución a nivel mundial.