Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Internacional DOMINGO 26 3 2006 ABC Rice visitará Europa en busca de un acuerdo sobre Irán b En una visita relámpago, la se- La negativa del presidente de Taiwán a aceptar el regalo de dos osos pandas por parte del gobierno de China va mas allá de un simple gesto, es el reflejo del endurecimiento de la política independentista de la isla La diplomacia de los pandas FERNANDO PASTRANO cretaria de Estado norteamericana pasará unas horas en Berlín antes de continuar a París y Londres, pero no viajará a Moscú MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK. Una semana de reveses sin acuerdo para consensuar un comunicado de condena a Irán en el Consejo de Seguridad de la ONU ha llevado a la secretaria de Estado Condoleezza Rice a preparar una visita relámpago a Europa la semana que viene en busca de la unidad perdida. Rice pasará el jueves apenas unas horas en Berlín antes de continuar a París y Londres, las tres capitales de los países que han protagonizado las fallidas negociaciones con Irán. El obstáculo, sin embargo, se encuentra más allá de los Montes Urales, donde Rusia se opone al texto anglofrancés por considerar que abre la puerta a sanciones económicas e incluso a la intervención militar. En él la caracterización de que Irán ha puesto en peligro la paz y la seguridad internacional con su empeño en producir energía nuclear podría dar pie a que el Consejo de Seguridad se acogiese al capítulo 7 de la Carta de Fundación de la ONU, que permite la adopción de medidas. Mensaje a Teherán Rice telefoneó el viernes a su homólogo ruso Sergei Lavrov para intentar desbloquear la situación. Tras la llamada, la jefa de la diplomacia estadounidense reiteró su impaciencia por sacar adelante el comunicado para enviar un mensaje fuerte y unánime a Irán Algo que considera tan urgente que convenció a su homólogo ruso para no dar a los negociadores ni un fin de semana de descanso. En realidad, las diferencias manifestadas esta semana, al tener que cancelar la reunión del Consejo de Seguridad del martes por falta de acuerdo, tras dos semanas de negociación, han debilitado el mensaje de unidad que pretendía mandar a Teherán. El hecho de que Moscú no forme parte de su viaje revela que Rice busca reconvenir con la otra parte del bloque. Ante los rumores de que Francia y Gran Bretaña negocian en secreto una resolución con carácter mandatario, que a diferencia del comunicado presidencial no requeriría unanimidad, ha puesto en guardia a Rusia, que goza de derecho a veto. Dudo que aceptáramos ninguna propuesta que haya sido negociada a nuestras espaldas para presentárnosla después como la única alternativa advirtió Lavrov. MADRID. El presidente de Taiwán, Chen Shui- bian, ha rechazado el regalo de dos osos pandas que Pekín pretendía hacer al pueblo taiwanés como gesto de buena voluntad entre los dos gobiernos, que se encuentran enfrentados desde que en 1949 los seguidores de Chiang Kai- chek se instalaran en la isla de Taiwán huyendo del avance de las tropas de Mao Zedong. La pareja de animales incluso ya tenían un nombre significativo: Tuantuan y Yuanyuan En chino tuanyuan significa reencuentro y se emplea para denominar una fiesta de Año Nuevo en la que se reúnen las familias. Miles de chinos votaron en una gran encuesta para que se les bautizara así. La segunda opoción era Hehe y Pingping Heping significa paz Chen ha puesto como excusa que los pandas deben vivir en libertad pero en realidad esta decisión es el reflejo del endurecimiento de su política independentista. El pasado 27 de febrero, Chen Shuibian anunció que el Consejo para la Unificación Nacional (NUC, siglas en inglés) organismo encargado de supervisar los pasos hacia una final reunificación entre Taiwán y China, iba a poner término a sus funciones y que las Directrices para la Unificación Nacional (NUG) que definen la unificación como la meta final de la nación, dejarán de aplicarse Tanto el NUC como las NUG eran el resultado lógico de la política de reunificación de los años 90, cuando gobernaba el presidente Lee Teng- hui del Kuomintang, y todavía tenían gran in- fluencia los seguidores de Chiang Ching- kuo, anticomunistas acérrimos pero partidarios de la reunificación. Desde 2000, año en el que subió al poder el independentista Partido Democrático Progresista (DPP) de Chen, ambos organismos estaban congelados y sólo contaban con un presupuesto anual simbólico de unos 25 euros. El balance económico de los seis años que lleva gobernando el DPP no es demasiado positivo. Y se ha notado. Tanto en las elecciones legislativas de 2004 como en las locales de 2005, el apoyo al DPP ha ido bajando tanto como crecía la insatisfacción de los ciudadanos. Y eso se comprobó cuando el partido gubernamental sólo consiguió 5 de los 23 cantones hsien de Taiwán. Volver a la línea dura Con este panorama, los asesores del presidente le han aconsejado que abandone la llamada línea central (diálogo con China) para regresar a la línea dura (independencia total) cuyos partidarios pueden llegar a ser un 30 por ciento del electorado. Dan por hecho que caminar por la línea del centro no sólo no ha servido para conseguir los votos del centro, sino que ha molestado al ala más izquierdista del partido gubernamental. En Taiwán, grosso modo, la derecha es nacionalista y partidaria de la reunificación, y la izquierda es independentista. A sólo dos años de las próximas elecciones presidenciales, Chen tenía que dar un golpe de timón, y lo ha dado virando a babor. En primer lugar se preocuparon, y mucho, los hombres de ne- gocios taiwaneses. Si exceptuamos Hong Kong, que oficialmente es territorio chino, Taiwán es el principal inversor en China, por delante incluso de EE. UU. o Japón. Después se enfureció Washington, ya que la abolición del organismo para la reunificación suponía un desafío de los independentistas a la Casa Blanca que apoya- -presionada por Pekín- -la política de una sola China. Tras un mes de negociaciones entre Washington y Taipei se acordó un documento con el que estaban de acuerdo todas las partes. ¿Cómo era posible si partían de posiciones tan diferentes? Pues porque mientras que en el documento en chino aparece la palabra zhongzhi que significa término punto final tanto para el NUC como para las NUG, en el documento en inglés se usa la fórmula cease to function (dejar de funcionar) para el NUC y cease to aply (dejar de aplicar) para las NUG. Así, mientras los que leen la parte en chino del documento (fundamentalmente el electorado taiwanés) están convencidos de que se ha acabado para siempre con los organismos para la reunificación, los que leen la parte en inglés (especialmente el gobierno estadounidense) creen que se han dejado de aplicar, pero no de forma definitiva. Como no podía ser de otro modo, los expertos en chino de la parte norteamericana, así como los propios chinos del continente contrarios a la independencia han dado la voz de alarma impugnando la validez del acuerdo. La tensión ha vuelto. Tuantuan y Yanyuan los dos pandas rechazados por el presidente de Taiwán, cuyos nombres significan reencuentro EPA