Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 26 3 2006 Internacional 33 Bielorrusia clama: ¡No hay celdas para todos! Numerosos detenidos, entre ellos un líder opositor, en otra jornada de protesta contra Lukashenko b La violencia se desató ayer después de que la Policía antidisturbios impidiera a los manifestantes acercarse a una cárcel donde se encuentran presos políticos RAFAEL M. MAÑUECO ENVIADO ESPECIAL KIEV. Violentos choques entre manifestantes y la Policía se registraron ayer en Minsk, la capital de Bielorrusia. Los antidisturbios se enfrentaron con manifestantes de la oposición que protestaban en la capital, obligándoles a retroceder con el uso de porras. Asimismo, se produjeron varias detenciones, entre ellas la de un líder de la oposición, Alexander Kozulin. Durante los enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y manifestantes se pudo escuchar el sonido de al menos cuatro explosiones, aparentemente causadas por granadas de percusión lanzadas por los antidisturbios. La violencia se desató después de que una línea de policías bloqueara el paso a unos 1.000 manifestantes que se dirigían a la prisión donde se encuentran numerosos detenidos a raíz de anteriores protestas. La Policía se enfrentó a ellos y avanzó entre la multitud, que comenzó a dispersarse, mientras les gritaba ¡Fascistas! Además, la Policía detuvo a cerca de una veintena de personas, y les introdujo en camiones. La multitud de manifestantes se dirigía a la prisión tras protestar en un parque de la capital, después de que miles de agentes antidisturbios les impidieran manifestarse en la Plaza de Octubre, donde han venido teniendo lugar todas las protestas. Mientras, el principal candidato de la oposición, Alexander Milinkevich, desmintió a la Prensa que hubiera sido también arrestado, como informaron las agencias rusas, y señaló que su portavoz, Pavel Mazheika, fue arrestado y poco después puesto en libertad. Por su parte, Nina Shidlovskaya, portavoz de Kozulin, quien convocó a los manifestantes a dirigirse a la cárcel, explicó que el Policías antidisturbios cierran el paso ayer a los manifestantes en Minsk líder opositor fue golpeado y detenido durante los enfrentamientos. Tras las detenciones masivas practicadas en la madrugada del viernes por fuerzas antidisturbios con el objetivo de desalojar la Plaza de Octubre, en pleno centro de la ciudad, los partidarios del líder de la oposición, Alexander Milinkiévich, intentaron ayer ocuparla nuevamente. Ese lugar había sido desde el domingo pasado, día de la celebración de unos fraudulentos comicios presidenciales, el escenario de una protesta permanente, con acampada incluida, según el modelo acuñado en Ucrania durante la llamada Revolución Naranja. los seis meses de independencia que vivió la república antes de ser anexionada, en 1918, a la URSS por los bolcheviques. Miles de personas con pancartas y antiguas banderas bielorrusas, blancas con una franja roja en el medio, trataron de romper el cordón policial para penetrar en la plaza. Los antidisturbios actuaron contundentemente. Desde el viernes, toda la zona, en donde se encuentra la sede de la Presidencia, estaba tomada por la Policía. Los accesos a la Plaza de Octubre, lugar habitual de las concentraciones, estaban también cortados desde la esta- AP Represión contundente La manifestación fue convocada por Milinkiévich como respuesta a los arrestos del viernes y con el objetivo de celebrar el llamado Día de la Libertad fiesta no oficial en recuerdo de La Plaza de Octubre de Minsk ha sido tomada para evitar que se convierta en símbolo de la protesta bielorrusa ción de metro. Los participantes en la acción de protesta gritaron consignas como Policías, uníos al pueblo y No hay celdas para todos Aún se desconoce el paradero y los cargos de los que se acusan a las 200 personas que permanecen aún detenidas desde el viernes. Muchos de los arrestados han sido trasladados a distintas cárceles y sus familiares intentan sin éxito averiguar en cuál de ellas en particular. La comunidad internacional ha condenado las manipulaciones habidas en las elecciones presidenciales del domingo pasado, en las que el actual presidente del país, Alexander Lukashenko, obtuvo el 83 por ciento de los votos mientras Milinkiévich apenas superó el 6 por ciento. La Unión Europea ha anunciado su intención de aplicar sanciones contra Lukashenko y contra sus colaboradores, pero no de carácter económico contra el país.