Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 26 3 2006 Opinión 7 TRIBUNA ABIERTA POR MIQUEL PORTA PERALES EL NACIONALISMO LINGÜÍSTICO CATALÁN El nacionalismo catalán, amparándose en la idea de lengua propia, impulsa el fundamentalismo y el monolingüismo, al tiempo que identifica lealtad lingüística catalana con lealtad nacional catalana A cuestión de la lengua en Cataluña vuelve una y otra vez. ¿Qué ocurre este invierno? Sin novedad en el frente: una doble ofensiva- -ideológica y política- -del nacionalismo lingüístico catalán. La ofensiva ideológica gira alrededor de la idea de lengua propia. En efecto, para el nacionalismo catalán de derecha e izquierda en Cataluña hay una, y sólo una, lengua propia: el catalán. ¿El castellano que usa habitualmente la mitad de los ciudadanos? Hay que suponer que se trata de una lengua impropia. El asunto- -más allá de la discusión sobre la extraña idea de lengua propia- -resulta preocupante porque el nacionalismo catalán, amparándose en la idea de lengua propia, impulsa el fundamentalismo y el monolingüismo. Impulsa el fundamentalismo, porque afirma que la lengua catalana constituye la esencia del ser catalán- -Pasqual Maragall en la Feria del Libro de Guadalajara 2004: La lengua catalana es el ADN de Cataluña -al tiempo que identifica lealtad lingüística catalana con lealtad nacional catalana. O lo que es lo mismo, la lengua castellana- -que se habla en Cataluña desde hace siglos- -es percibida como una lengua ajena, una lengua extraña, una lengua extranjera propia de un país ajeno, extraño y extranjero llamado España. El nacionalismo catalán impulsa el monolingüismo porque, amparándose como decíamos en la idea de lengua propia, planea convertir- -para empezar- -el catalán en la única lengua de la Administración catalana. Esto es, de la función pública en general y de la escuela, la sanidad, la justicia, los medios de comunicación públicos y la política en particular. Y el objetivo se está consiguiendo: en Cataluña, el castellano está marginado- -a veces, excluido- -en la escuela, en los medios de comunicación públicos, en las ventanillas de la Administración, y en la actividad política oficial. ¿El uso de la lengua castellana? El signo de una preocupante y peligrosa desnacionalización que se debe corregir. Y con la excusa de que el uso del castellano es sinónimo de uniformidad, con la excusa de que la lengua catalana puede desaparecer, se lleva a cabo una política lingüística que impulsa la uniformidad en lengua catalana y la marginación o exclusión del castellano. Durante más de veinte años- -práctica que se ha acentuado en los últimos meses, con la llegada del tripartito al poder- la Generalitat de Cataluña lleva promoviendo de forma sistemática una ofensiva política de normalización e inmersión lingüísticas- -en catalán, por supuesto- -cuyo objetivo no es- -como se afirma- -la extensión del conocimiento del catalán entre los ciudadanos y los estudiantes, sino la sustitución del uso del castellano por el del catalán. Es así como se aprueba una ley que obliga- -bajo sanción económica: señores, ahí tienen el primer impuesto lingüístico del mundo- -a que los establecimientos privados de atención al público estén rotulados al menos en catalán. Es así como se ha constituido recientemente una Oficina de Garantías Lingüísticas que por medio de una deno- L minada Hoja de queja o denuncia invita a que el ciudadano delate- -la Hoja pide el objeto de la queja o denuncia, el día y hora de los hechos, el nombre y dirección de la empresa denunciada, los hechos, y la Petición de la persona que rellena este formulario -a aquellas empresas que no usan el catalán. Es así como las denuncias por no utilizar el catalán fueron 505 en 2002, 783 en 2003, 797 en 2004, y 920 en el primer semestre de 2005. Es así como la Generalitat de Cataluña incumple una resolución del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que insta a que en las hojas de inscripción escolar aparezcan dos casillas- -una para la enseñanza en catalán y otra para la enseñanza en castellano: actualmente sólo aparece la del catalán- -para que los padres puedan marcar la cruz donde deseen. Es así como las nuevas migraciones son sumergidas únicamente en la lengua catalana en las llamadas Aulas de acogida Es así como en el pleno del 16 de febrero de este año los miembros del Parlamento de Cataluña- -excepción hecha del grupo popular- -se ausentan del hemiciclo cuando un diputado se atreve a cuestionar la política lingüística de la Generalitat. Es así como los diputados huidos- -menudo nivel de democracia, tolerancia y discusión, el de la Cámara catalana- -tildan al interpelante- -un tal López, por cierto- -de indigno provocador mentiroso y manipulador Es así como el Parlamento de Cataluña da otra vuelta de tuerca y refuerza la inmersión lingüística acompañándola de una serie de medidas económicas que aseguren la viabilidad del Consorcio para la Normalización Lingüística. Es así, en fin, como el cuatripartito parece haber conseguido que el Gobierno de Rodríguez Zapatero dé el visto bueno a un proyecto de nuevo Estatuto de Cataluña que exige el conocimiento- -adiós a la libertad fundamental de circulación- -del catalán para los funcionarios públicos. ¿Qué hacer con la cuestión de la lengua en Cataluña? ¿Qué alternativa al monolingüismo excluyente por decreto del nacionalismo lingüístico catalán? Por ejemplo: deconstruir la dicotomía lengua propia versus lengua impropia, que sólo busca levantar fronteras identitarias o nacionales en beneficio del concepto de lengua común; asumir que una parte muy importante de la cultura catalana- española, o españolacatalana, se ha construido y desarrollado en Cataluña y en lengua castellana; afirmar la libertad individual de uso lingüístico y reconocer que el ciudadano tiene derecho a utilizar la lengua que le convenga, plazca o interese; modificar la legislación vigente para que sea el hablante quien escoja la lengua y no al revés. En definitiva, en Cataluña no se debe imponer, ni restringir, ni marginar, ni excluir, ni penalizar ningún uso lingüístico. Y eso, en la convicción de que el bilingüismo no es un problema que resolver, sino una riqueza que conservar. Crítico y escritor REVISTA DE PRENSA POR JUAN PEDRO QUIÑONERO PURGAS Y VIDA NOCTURNA Sólo la vida nocturna madrileña y algunos muy grandes restaurantes distraen a la Prensa europea y americana de la esperanza y el miedo que intenta escrutar en las calles de las ciudades españolas. En Caracas, El Internacional afirma que la vida sigue igual en las ciudades vascas dando a ese igual una dimensión positiva. Sin embargo, el New York Times estima que quienes han resistido y seguirán resistiendo contra ETA, en los pueblos y ciudades vascas, corren el riesgo de seguir sufriendo el acoso diario, creando una tensión que continuará a pesar del alto el fuego Ante las primeras medidas que pudieran comenzar a negociarse, La Nación, en Buenos Aires, afirma que la posible liberación de etarras encarcelados despierta ilusión o profundo espanto según quien hable. Prudente, Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ) estima que quizá todavía no se ha llegado a ese umbral: Madrid quiere pruebas International Herald Tribune estima que Madrid buscará en Dublín experiencia política mientras que Washington Post subraya que el Sinn Fein tenía un apoyo popular que quizá no tenga paralelo en el País Vasco Comienzan a anunciarse cambios políticos de fondo. En París, L Express publica una entrevista con Jean Chalvidant, que declara: La derecha ha apoyado firmemente las manifestaciones de las víctimas, que han llegado a tener hasta un millón de manifestantes. Pero está por saber qué quiere la derecha ahora. Zapatero ha estado impecable en materia antiterrorista. Y algunos políticos conservadores comienzan a darle su confianza En México, El Universal espera que el PP cambie de estrategia tras el encuentro Zapatero- Rajoy. En Buenos Aires, Clarín recuerda esta declaración de Josefa Azkárraga, de paso por la capital argentina: Tenemos dos problemas: el de la violencia, que dura muchos años, y el problema político de la falta de reconocimiento del derecho de decisión de la sociedad vasca Clarín apostilla: Son cuestiones con el sabor de un purgante para una parte no menor de España Contra otro tipo de purgantes, mucho más veniales, en París, Le Figaro Magazine tiene dos recetas: la vida nocturna de Madrid y una comida o cena en El Bulli. Sobre el Madrid nocturno, Le Figaro se queda en trance admirativo. Sobre El Bulli sentencia: Es la dirección gastronómica más atractiva del mundo