Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 25 3 2006 Los sábados de ABC 107 MOTOR KYMCO AGILITY 50 Y 125 CC Más plazas de parking para motos ABC MADRID. Con el comienzo de la primavera arranca en Madrid la puesta en marcha de un proyecto que prevé la creación de 325 nuevos aparcamientos para motocicletas. En este mes de marzo se instalarán los primeros 20, que se sumarán a los 59 ya existentes. El objetivo final es ofrecer a los usuarios de las dos ruedas 3.266 plazas acondicionadas para sus vehículos. Los nuevos aparcamientos, gratuitos, contarán con horquillas para apoyar las motos y con elementos de separación y señalización. El suelo se distinguirá por su color verde y por su alta rugosidad, condición esencial para la seguridad de los motoristas. La iniciativa fue presentada por el concejal de Seguridad y Servicios de la Comunidad de Madrid, Pedro Calvo, en la reunión que mantuvo en febrero con los representantes de la Asociación Mutua Motera (AMM) y es la continuación del Plan de Motos- -acordado por Ayuntamiento y AMM- con el que se quiere potenciar el uso de la motocicleta como alternativa a la movilidad en la capital. La Agility 50 tiene un asiento transformable que permite disfrutar de respaldo La 125 es muy maniobrable en ciudad El ciclomotor verde NIEVES COLLI MADRID. La nueva apuesta urbana de Kymco se llama Agility. Disponible en dos cilindradas- -50 y 125 cc- nace dirigida principalmente a un público joven que busque un vehículo práctico y básico. Ambas motos comparten componentes y características- -uno de los trucos de la política de la fábrica taiwanesa para reducir costes- aunque el ciclomotor destaca, además, por su espíritu ecológico, con emisiones de CO realmente bajas. Las primeras unidades estarán disponibles en los concesionarios en abril y lo harán a unos precios muy accesibles: el pequeño costará 1.190 euros, mientras que el scooter del octavo de litro saldrá al mercado por 1.399 euros. En ambos casos, el precio incluirá el IVA y el transporte. El secreto de la escasa contaminación que produce el Agility 50 es su sistema de admisión de aire secundario (SAS) De un lado, optimiza la combustión al conseguir en el escape una temperatura de 900 grados (lo normal son 540) de otro, convierte el monóxido de carbono en dióxido y vuelve a quemar los hidrocarburos y el óxido nitroso. El resultado es una reducción drástica de gases contaminantes. Con esos bajos niveles, este ciclomotor se adecúa a las normativas Euro 2 y Euro 3. Ya en la calle, los dos modelos cumplen el objetivo para el que han nacido: agilidad en el tráfico urbano. Su pequeño tamaño- -la distan- cia entre ejes es de las más reducidas dentro de sus respectivas categorías- unido a la estrechez de sus formas, les permite sortear con soltura los obstáculos del atasco diario. En cuanto a la velocidad que alcanzan, el ciclomotor se adecúa a la máxima permitida para estos vehículos (sus 3,6 CV dan 45 km h) mientras que en el de 125 cc, KYMCO AGILITY Modelo Agility Agility C. C. 125 50 C. V 9,3 3,6 Precio 1.399 1.190 con 9,3 CV, es de 95 km h. Los niveles de consumo son también muy contenidos, y mínimo el mantenimiento. De estética sencilla pero atractiva, con hueco para un casco integral y, en el caso del ciclomotor, con un asiento transformable que ofrece la posibilidad de tener respaldo y, al mismo tiempo, duplicar la capacidad de la parrilla portaobjetos, los dos Agility son una interesante opción para el público más joven y para los conductores con carné B 1 que quieran iniciarse en el mundo de las dos ruedas. VESPA ANIVERSARIO La signora cumple 60 años N. C. MADRID. Le avalan sus sesenta años de historia, los 140 modelos comercializados y los más de 17 millones de unidades vendidas. Hablamos de la Vespa, la moto utilitaria por excelencia y precursora de los exitosos scooters; un concepto sobre dos ruedas que ha sabido adaptarse a los tiempos sin dejar de ser fiel a sus signos distintivos. La primera Vespa nació en 1946 de la mano de Corradino D Ascanio, un ingeniero aeronáutico de prestigio al que, curiosamente, no le gustaban las motocicletas. Enrico Piaggio, hijo del fundador Rinaldo, le encargó el diseño de un vehículo de dos ruedas capaz de aunar ingredientes como la comodidad, la facilidad de manejo y, sobre todo, un mantenimiento económico. Carac- terísticas que siguen siendo hoy objetivo primordial de las motos urbanas. Terminada la II Guerra Mundial, Enrico Piaggio cambió los motores de aviación por la búsqueda imaginativa de soluciones para el transporte terrestre, una salida que le permitiera volver a sacar adelante la empresa que su padre fundara en 1884 a partir de un pequeño taller en Génova (Italia) y que había quedado completamente destruida por los bombardeos. Así nació el MP 6- -nombre en clave del primer prototipo- con el que D Ascanio buscó suplir las deficiencias de las motos de la época a base de adaptar al uso sobre asfalto elementos de la aviación. El diseño sobre el papel le costó tres meses; en cinco, estaban listos los primeros ejempla- El MP 6, diseñado en 1946, fue el primer prototipo de Vespa res. La leyenda cuenta que cuando Enrico Piaggio vio por primera el MP 6 exclamó: Sembra una vespa Parece una avispa en italiano) Ese sería a partir de entonces el nombre de la nueva moto. Entre las innovaciones de ese primer modelo se incluían un chasis monocasco y una carrocería de acero cuya forma protegía al conductor de la suciedad de las calzadas y que, además, permitía su uso tanto a hombres como a mujeres; un motor cubierto y un sistema de transmisión directa a la rueda (sin cadena) la suspensión delantera (tipo monobrazo) derivada del tren de aterrizaje de los aviones; el cambio en el puño izquierdo; y una rueda de repuesto alojada en uno de sus laterales. Comenzó entonces una larga carrera de éxitos: en 1946 se vendieron 2.464 unidades; 10.535 en 1947; 35.000 en 1949; 171.200 en 1951... En febrero de 1953, Piaggio abrió fábrica en España, donde se han comercializado más del 10 de los 17 millones de motos vendidas. Sesenta años de una saga mítica que cuenta incluso con el privilegio de haber recibido la bendición papal de manos de Juan Pablo II.