Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 Los sábados de ABC SÁBADO 25 3 2006 ABC ASUNTOS DE FAMILIA Enviar a un hijo fuera para aprender inglés es una decisión difícil. Hay diferentes fórmulas y centros muy adecuados, pero muchos padres tienen remordimientos Sobre todo si el hijo se opone Que mi niño hable inglés acharon de loca. Nadie podía entender que mandara a su hijo, de 10 años de edad, a un colegio en Inglaterra. ¡Pero si es muy pequeño! ¿Cómo se te ha ocurrido hacer esto? ¿No te das cuenta de que lo único que necesita tu hijo es estar junto a sus padres? Tiene toda la vida para aprender inglés Y así, un comentario tras otro. Convencer a su marido casi le cuesta el divorcio, y, sin embargo, ahora es él quien está deseando mandar a su otro hijo el próximo año. Reconozco que yo estaba- -y estoy- -obsesionada con el inglés explica Lucía Perales, una mujer de 45 años que, hasta hace muy poco, trabajaba en un banco. Estudié lo básico en el colegio y he perdido dos oportunidades laborales muy buenas en los últimos años por no hablar inglés. Además, mi marido trabaja en una empresa americana y lo paso fatal cuando acudo con él a viajes o cenas de trabajo Motivos más que suficientes para que Lucía siempre tuviera claro que a sus hijos no les iba a pasar lo mismo. Máxime, hoy que el inglés es considerado el idioma por excelencia. No en vano, el 91,75 por ciento de la población que conoce otros idiomas lo habla. Lat POR MARTA BARROSO FOTO: ABC tar la vida a los padres, en lo que a los idiomas se refiere. Cuando a nuestras oficinas llega alguien como Lucía- -explica su consejero delegado, Vicente Álvarez- Valdés- lo primero que hacemos es obtener información. La gente viene con muchas dudas, como es natural, y es muy importante saber cómo es el niño, si ya ha salido fuera de casa alguna vez, los conocimientos del idioma que tiene y lo que de verdad quieren los padres. Esto se traduce en qué esfuerzo, tanto afectivo como económico, están dispuestos a hacer Con las cartas sobre la mesa, el cliente escucha las diferentes posibilidades. Servicios de planificación educativa, programas de verano, cursos escolares en el extranjero (de un año, un trimestre o final de curso) etcétera. También tienen programas específicos para colegios que quieren mandar a un grupo de niños a un determinado sitio, y una potente área de formación de idiomas para empresas. Do you speak english? Está clarísimo que a cualquier edad se puede aprender un idioma y que no hay límites. Pero a partir de los 14 o 15 años comienza la dificultad para el aprendizaje, y esto es una pena- -continúa ÁlvarezValdés- Sé que es muy difí- Tranquilo, papá Niños que lloran. Algunos, desde que se enteran de la decisión de sus padres. Ni entienden ni quieren entender el porqué de la decisión. Carmen Valcarneras, directora del departamento de curso escolar de Astex, toca un punto que afecta mucho a los progenitores: Que un niño eche de menos a sus padres es lo más normal del mundo. Por eso nosotros insistimos mucho en que hay que dar la máxima información a los hijos. Deben estar al tanto de todo, saber con lo que se van a encontrar y explicarles cómo va a ser su nueva vida. De esta manera se enfrentarán mejor a lo desconocido. Y, por supuesto, los padres no deben dar marcha atrás. Si la decisión está tomada no hay nada peor que el niño te gane la partida Eso no quiere decir que se condene al niño a pasarlo mal. Llevamos más de veinte años trabajando en esto y sabemos que los alumnos, salvo casos excepcionales, lo pasan mal sólo los primeros días- -indica Fernando Aguilar, directivo de la entidad- Al escoger el destino ya procuramos que se adapte lo mejor posible a las preferencias del niño Algo que pueden hacer porque la cifra de colegios con los que Astex trabaja en Inglaterra supera los quinientos, todos visitados periódicamente. Tienen información actualizada de cada centro y trato personalizado con los directores (así saben cómo responde cada uno ante las dificultades de los niños) lo que supone ofrecer a cada candidato el colegio idóneo teniendo en cuenta su perfil. Pero claro, no todos los niños se enfrentan igual. Unos disfrutan de todo, se apuntan a todas las actividades culturales y deportivas y buscan el lado positivo. Otros lloran y se niegan a hacerse amigos. Pero si el padre no interfiere no te preocupes, si sigues mal te voy a buscar etcétera) no pasa nada. Yo siempre les digo que si han sacado la entrada para ver la película entera, nada de salirse a la mitad apuntilla Vicente Álvarez- Valdés. Paso a paso Con las cosas así de claras y con la certeza absoluta de que los niños son capaces de asimilar otra lengua mucho mejor que los adultos- -de hecho la adquieren no la aprenden, como dicen los expertos- Lucía empezó a informarse. Al principio me metí en internet y comencé a buscar colegios yo sola. Una locura. No sabía lo que era bueno o malo, si era mejor empezar por un trimestre escolar o por un año entero, si quería un colegio o una familia Apareció entonces Astex, empresa que lleva veinte años dedicada al asesoramiento de cursos en el extranjero. O, si lo prefieren, a facili-