Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 SÁBADO 25 3 2006 ABC Deportes Tres mil euros al Atlético y apercibimiento al Calderón La sanción máxima era de 6.000 euros, la que se aplicó al Valencia MANUEL FRÍAS MADRID. Una multa de 3.000 euros al Atlético de Madrid y el apercibimiento de clausura del Vicente Calderón en el caso de reincidencia fue la sanción que el Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol impuso ayer al club rojiblanco como consecuencia de los incidentes registrados el jueves en el partido de Liga frente al Sevilla. Dicho Comité se ha basado en el artículo 118 de los Estatutos federativos- si se trata de la primera vez en la temporada, el club responsable será sancionado con hasta 6.000 euros, apercibiéndole de su clausura en el caso de que sea reincidente; si se produjese en la misma temporada será clausurado su terreno de juego con uno o dos partidos y una multa de 6.000 euros que a su vez hace referencia al 109, en el que se especifican las causas que pueden llevar a esta alteración del orden. Alfredo Flórez, presidente del Comité, manifestó que a la hora de dictar sentencia se han tenido en cuenta las alegaciones efectuadas por el Atlético de Madrid de que hicieron todo lo posible para evitar dichos incidentes, lo que se ha visto que ha sido insuficiente, a la vez que nos han asegurado que están trabajando con las cámaras de seguridad y los medios que tienen a su alcance para intentar identificar a los culpables de dichos incidentes El Atlético hizo pública por la mañana una nota en la que pide disculpas públicamente a cuantos presenciaron el partido por los hechos acontecidos Lo que señala el Reglamento Título IV, Capítulo 5: De la suspensión de partidos Artículo 298. -1. El árbitro sólo podrá suspender la celebración de un partido por las siguientes causas: a) Mal estado del terreno de juego. b) Inferioridad numérica de un equipo, inicial o sobrevenida, en la forma que prevé el artículo 279. c) Incidentes de público. d) Insubordinación, retirada o falta colectiva. e) fuerza mayor. En todo caso, el árbitro ponderará tales circunstancias según su buen criterio, procurando siempre agotar todos los medios para que el encuentro se celebre o prosiga. Ayza decidió continuar cuando la Policía garantizó la seguridad ABC MADRID. El artículo 298 del Reglamento de la Federación Española de Fútbol, que se cita arriba, legitima la decisión del colegiado Ayza Gámez de continuar con el partido- -según refleja en el acta, nunca lo suspendió- una vez que los máximos responsables policiales presentes en el Vicente Calderón le garantizaron la seguridad de los protagonistas del choque. Después de reflejar en el acta los lanzamientos de objetos habidos tras la señalización de los dos penaltis, Ayza Gámez escribe que en el minuto 77, y con motivo del gol del club visitante, se lanzó una botella vacía de vidrio de whisky de la marca Ballentines de 750 cl, que me entrega el portero del Sevilla El colegiado continúa diciendo que el lanzamiento de objetos se intensificó, llegando a impactar uno de ellos en el portero titular del club visitante. En el minuto 78 decido la suspensión temporal del encuentro, mandando a ambos equipos a los vestuarios a la espera de que se serenasen los ánimos de los aficionados Una vez en el interior de mi vestuario, requerí la presencia del Coordinador de Seguridad de la Policía Nacional, D. Pablo Vivares, para recabar la información de la situación, indicándole que de no garantizarme la seguridad de todos los componentes del partido, me vería obligado a suspenderlo. Minutos después, y tras valorar dicha situación, volvió a mi vestuario pidiéndome tiempo para organizar el dispositivo de seguridad necesario, ya que había solicitado refuerzos. Posteriormente volvió para asegurarme que la situación estaba controlada, dando yo instrucciones para que los equipos volviesen al terreno de juego Ayza, con la botella de whisky que originó los incidentes EFE La mitad que en Mestalla Para el Comité de Competición, los incidentes ocurridos en la noche del jueves en el Vicente Calderón son la mitad de graves que los sucedidos en Mestalla, en el partido de cuartos de final de Copa, cuando una moneda alcanzó en la frente a un juez auxiliar y le originó una herida abierta por la que sangró. En aquella ocasión, el partido fue suspendido y el Valencia, sancionado con 6.000 euros y el apercibimiento del cierre de su campo. Más suave fue el castigo al Athletic por el lanzamiento de un petardo que cayó cerca del portero del Atlético de Madrid, Falcón, en el partido de Liga jugado por ambos equipos en San Mamés el pasado mes de diciembre. El club vasco fue sancionado con una multa económica de 600 euros. Competición estimó ayer el recurso presentado por el Atlético por la primera tarjeta mostrada a Petrov, dejándola sin efecto disciplinario, mientras que no prosperó el presentado por Luccin, que fue expulsado y que por tanto no jugará mañana en Cádiz, al igual Palop: Tengo la conciencia tranquila. Me aparté de la zona para evitar algo peor. El árbitro hizo bien en parar el partido Lissavetzky: Hay que tomar medidas y no taparnos los ojos. La voluntad del Gobierno es que se puedan cerrar los estadios Baptista: El mejor mensaje es cerrar un estadio y así la gente se concienciará, o jugar a puerta cerrada. El fútbol es para disfrutrarlo que Perea, también expulsado y por el que no se hizo ninguna alegación. Se ratificaron las amonestaciones a Simón Marina (Atlético) todo esto lo has buscado tú, estarás contento, vaya vergüenza le dijo al árbitro según consta en el acta- -y Antonio Álvarez (Sevilla) nos están matando a patadas segundos entrenadores, mientras que amonesta a Pepe Murcia, entrenador del Atlético, por formular observaciones al colegiado, y Marcos Álvarez, preparador físico de los sevillistas, por desatender las instrucciones de Ayza Gámez. También figura una amonestación al presidente del Sevilla, José María del Nido, por desatender las instrucciones del colegiado, que abandonó el palco para bajar al banquillo de su equipo al reanudarse el partido. La decisión de Competición ha provocado reacciones distintas en los dos clubes implicados, y mientras al Sevilla le parece corta- -durante todo el día de ayer mantuvo la idea de la clausura del Calderón- en el Atlético de Madrid se consideró correcta