Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 SÁBADO 25 3 2006 ABC Economía Zapatero y Merkel aplazan el pulso tras una férrea defensa de E. ON por parte de la canciller España mandó ayer a Bruselas la explicación sobre las nuevas competencias de la CNE b El presidente del Gobierno reconoce que la Unión Europea tiene un gran trabajo por delante en materia de energía, por su trascendencia económica y política MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y la canciller alemana, Angela Merkel, decidieron ayer aplazar a un encuentro que mantendrán en abril en Berlín el debate sobre el conflicto generado entre ambos países tras la opa lanzada por E. ON sobre Endesa. La decisión la tomaron durante un encuentro que mantuvieron ayer ambos mandatarios en Bruselas, en el marco de la cumbre de primavera de los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, a petición de la canciller que, sobre todo, se interesó por la situación creada en España tras la tregua de ETA. En todo caso, y aunque el pulso entre ambos se aplazó a abril, Zapatero explicó que el diálogo con la canciller había sido fluido y constructivo, y sin reproches en alusión a unas declaraciones que Merkel hizo el jueves, antes del inicio de la cumbre, en la que apoyaba la creación de grandes campeones europeos de la energía, en claro apoyo a su gigante energético E. ON, declaraciones que volvió a repetir durante el encuentro con el presidente español, según fuentes del consejo. Por su parte, la canciller alemana explicó en rueda de prensa al término de la Cumbre que no tiene la impresión de que España vaya a paralizar la opa de E. ON sobre Endesa. Rodríguez Zapatero aseguró también que el Ejecutivo había enviado ayer por la mañana a Bruselas las explicaciones que le había pedido la Comisión Europea sobre el decreto ley de febrero, que amplía las competencias de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) Zapatero y Merkel, durante el encuentro bilateral que mantuvieron ayer en Bruselas EFE El proteccionismo de los Estados descafeína la nueva política energética de la Unión Europea M. NÚÑEZ, E. SERBETO BRUSELAS. El proteccionismo de los Estados en materia energética ha descafeinado la cumbre de primavera de la Unión Europea, en la que se iba a dar el pistoletazo de salida a la nueva política energética que, a la vista de lo aprobado en las conclusiones, ha pecado de falta de contenido. En este contexto los líderes europeos no dudaron en calificar de interesante el debate sobre la energía celebrado en Bruselas, aunque no llegaron al optimismo del presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, que no dudó en asegurar que esta semana ha nacido la nueva política energéti- ca europea. Entre las medidas aprobadas, una vez que se decidió dejar a un lado la cuestión del proteccionismo, figuró establecer como prioridad garantizar la seguridad del abastecimiento, desarrollar la competitividad y promover el uso de fuentes alternativas que no contaminen. Acción exterior energética Además, los jefes de Estado y de Gobierno han dado instrucciones al representante para la política exterior común, Javier Solana, para que empiece a orientar la acción exterior de Europa en el mundo teniendo en cuenta los intereses en materia energéti- ca, lo que representa un cambio estratégico de primera magnitud en la doctrina internacional de la UE. La seguridad de abastecimientos ha adquirido una dimensión de política exterior dijeron ayer fuentes europeas. La decisión de los Veinticinco viene después de un intento de Durao Barroso de empezar a poner en marcha este enfoque desde un punto de vista comunitario, una gestión que había levantado las reticencias de ciertos países, especialmente de Alemania, que no ven con buenos ojos la idea de perder el control en este campo estratégico. Otros como Polonia o Lituania, que miran a Rusia como una amenaza, quisieran promover los abastecimientos alternativos para debilitar la posición del Kremlin ante Europa. La visita de Barroso a Moscú la semana pasada, durante la cual intentó sin éxito que Rusia se adhiriese al acuerdo energético, ha sido mal vista por varios países. Diferentes modelos energéticos En esta carta, a la que tuvo acceso ABC, y que llega con varios días de retraso sobre el plazo inicial que le había dado Bruselas, el Gobierno español explica las diferencias que existen entre los modelos energéticos europeos. Así, la misiva explica que el Estado español, a través de la SEPI, sólo controla el 2,9 del capital social de Endesa, a diferencia del caso italiano, en el que el Estado, a través del Ministerio de Economía y de la Cassa de Depossiti, maneja el 32 de Enel; o del Estado francés, que tiene el 87,3 de EDF o el 80,2 de GDF.