Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid SÁBADO 25 3 2006 ABC MADRID AL DÍA LOCOS IGNACIO RUIZ QUINTANO La elección de los candidatos reactiva las luchas internas en IU de Madrid Gregorio Gordo asegura que todo es un culebrón y que aún no hay propuestas b El sector de Fausto Fernández e acuerdan ustedes de Locos la novela de Felipe Alfau? Es una comedia de gestos escrita en Nueva York en 1928 y publicada en español en 1990. La acción transcurre en España, una tierra, explica Alfau, en que ni el pensamiento ni la palabra, sino la acción con un sentido- -el gesto- -se ha convertido en la especialidad nacional. Todo surge del Café de los Locos en Toledo, aunque los personajes residen en un Madrid de fantasmagoría donde coinciden dos convenciones: una policial y otra criminal. La fantástica, loca España, es el tema de este libro de locos. ¿Elogio de la locura? Que se lo digan a Gallardón, a quien le cae encima todo el mundo, incluido el humanista de Rotterdam. ¿Rotterdam de Rosario Pino o Rotterdam de López de Hoyos? ¡Qué más da! Ponga usted otro Desiderio Huevos de Oro. Era un rayito de luna que alumbraba el cementerio donde reposan los restos de mi tío Desiderio. Desiderio, Desiderio, siempre triste y siempre serio. Si no fuera por el rayo de lunita que te alumbra ¿qué sería de tu fosa, qué sería de tu tumba? Y va el Desiderio y, por darle a Gallardón, llama tonta a una concejala, la más buena, que además es señorita. Desde luego, tratar a las señoritas municipales como si fueran obreretes de un ERE de Artes Gráficas no son modales de humanista. ¿Esparter la bourgeoisie? No sé, no sé. Eso de tonta no viene en las Geórgicas. Son las cosas de vender libros a domicilio y hacerse pasar por lector de español en los Estados Unidos. ¿Qué? ¿Que no se entiende nada? Bueno, en eso consiste el estilo Joyce. Para mí que algún cliente malhumorado obligó al vendedor de libros a tragarse un ejemplar del Ulyses de Joyce, y ahora éste- -el vendedor, no Joyce- -va por ahí soltándolo como los niños sueltan los aires después del potito. De ese modo, a la señorita concejala le tocó lo de tonta como podía haberle tocado el monólogo de Molly. Ahora, qué valor. Llamar tontas a las señoritas, y a los señoritos, cebollos Mallarmé: L ennui d aller en visite Avec l ail nous l eloignons L elegie au pleur hésite Peu si je fends des oignons. Y Alfau: Entonces tiré de la falleba y abrí la ventana de par en par... Irrumpió la primavera S exige que se busquen otros nombres y advierte de que no va a permitir que se deseche a Sabanés y se sustituya por la nada M. CALLEJA MADRID. Izquierda Unida de Madrid no deja de sorprender con su frenético debate interno, por decirlo finamente, que se acrecienta cuando se acerca una época electoral. Si el jueves fuentes del sector mayoritario de la coalición hacían públicos los nombres de sus candidatos para las elecciones autonómicas y municipales- -Gregorio Gordo y Ángel Pérez, respectivamente, lo que dejaba en la cuneta a los portavoces actuales, Fernando Marín e Inés Sabanés- ayer se daba la vuelta por completo a la noticia desde dentro, tras el tremendo revuelo que se había organizado en sus filas. Cosas de IU. Gregorio Gordo, el supuesto candidato a la Presidencia de la Comunidad, aseguró ayer a ABC que todo esto es un culebrón, porque todavía no hay candidatos ni nombres propuestos Según su versión, el miércoles hubo una reunión de una veintena de miembros de la familia mayoritaria de IU, próxima a Ángel Pérez y al coordinador regional, Fernando Marín. En esta reunión, varias personas tomaron la palabra y propusieron nombres para las elecciones Y eso, aseguró, fue todo. A partir de ahí, alguien ha tenido demasiada prisa, o quizás ha buscado desestabilizar esta formación comentó Gordo, que ocupa el puesto de coordinador de la Presidencia de IU. El sector mayoritario no cuenta con Inés Sabanés para el Ayuntamiento esta otra versión, su propuesta para las elecciones de mayo de 2007 es la de Gordo y Pérez, digan lo que digan ahora. Fernando Marín se quedaría fuera de la candidatura, pese a ser el coordinador regional, por un problema de edad y de estatutos Marín, que va a cumplir 66 años en mayo, lleva tres legislaturas en la Asamblea- -aunque la primera no fue completa- y los estatutos de IU no permiten permanecer en el mismo puesto más tiempo. En el caso de Inés Sabanés, portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, estas mismas fuentes consideran que en su descarte por parte del sector mayoritario ha podido pesar el hecho de que sea una persona próxima al coordinador SIGEFREDO general de IU, Gaspar Llamazares, con el que la dirección regional de Madrid mantiene discrepancias en muchos asuntos de calado. El debate, al final, ha servido para reactivar viejas luchas internas, que parecían cerradas en el último año y medio, desde que Marín se hizo cargo de la coalición en Madrid. Fausto Fernández, que encabeza otro sector en IU, la Tercera lista con un 20 por ciento de apoyos aproximadamente, calificó de gravísimo error la decisión de la mayoría de hacer públicos los nombres de sus candidatos. El ex portavoz se mostró partidario del consenso, pero advirtió de que hay que buscar otros nombres porque tanto Gordo como Pérez ya no valen En declaraciones a ABC, Fernández subrayó que su familia no va a permitir que se deseche a alguien como Inés Sabanés, que aporta mucho a esta formación, para sustituirla por la nada Este sector emitió un comunicado por la tarde en el que exigía a la mayoría una rectificación para buscar un acuerdo entre todos. Otra de las corrientes de IU, la que representó la lista encabezada por Virginia Díaz en la última Asamblea regional, con un 25 por ciento aproximado de apoyos, considera también un error la actitud de la mayoría. La elección final de candidatos en IU se hará dentro de un par de meses. De momento, la guerra interna parece a punto de estallar. Amigos entre cañas No soy la propuesta de ningún grupo. Lo que se habló en la reunión tiene el mismo valor que una conversación de un grupo de amigos mientras toman unas cañas dijo tajante Gordo. Fuentes de la misma familia de IU insistieron en todo lo contrario. Según Un gravísimo error