Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 25 3 2006 Internacional 31 TREINTA AÑOS DEL GOLPE DE VIDELA RAÚL ALFONSÍN Ex presidente de Argentina Es evidente que los militares hicieron un desastre total en todo El primer mandatario de la democracia asegura que los responsables de la última dictadura le entregaron la economía en suspensión de pagos Alfonsín, de 79 años, señala que Kirchner margina al Congreso, no dialoga con la oposición y tiene un problema con la prensa TEXTO CARMEN DE CARLOS CORRESPONSAL BUENOS AIRES. Siete años de dictadura militar (1976- 83) fueron suficientes para dejar una Argentina devastada. La victoria de Raúl Alfonsín en las urnas representó el regreso de una democracia por la que pocos apostaban. Entrevistado en Santiago de Chile, con motivo del triunfo de Michelle Bachelet, el presidente de la transición lamenta: Los militares hicieron un desastre total en todo ¿A 30 años del último golpe de Estado en Argentina qué recuerdos se le vienen a la memoria? -Muchos... En todo sentido fue negativo. Es evidente que hicieron un desastre total. Lo peor, fundamentalmente, fue en el campo de los derechos humanos, pero también en otros... A mí me entregaron la economía en suspensión de pagos y esto es de lo que la gente a veces se olvida. ¿Había forma de ocultarse de la vigilancia de la dictadura? -Lo que le puedo decir es que nos reuníamos en la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos. Íbamos a los templos protestantes, ahí nos congregábamos. Al lado estaba, desde luego, el carro de asalto de la Policía que conocía todos nuestros pasos. Se vivía una época de una enorme tensión. ¿Cuando tomó posesión del cargo sentía que su Gobierno estaba amenazado? -Sabía que no tenía los flancos cubiertos. Llegué con una alianza implícita de mucha gente que confiaba en que iba a lograr o hacer lo posible por la democracia, pero esos mismo sectores, de ninguna manera coincidían con la política económica o social que empezamos y su apoyo fue resquebrajándose. ¿Esos flancos abiertos incluían a los militares? -Tuve la suerte de tener tres jefes del Estado Mayor realmente extraordinarios, muy leales a la institución aunque a lo mejor no coincidían con mis postulaciones. El problema surgió cuando comenzaron a convocar en los juzgados a los oficiales subalternos. Estos no concurrían y allí corría el riesgo de que se me desgranara del poder en muy poco tiempo, en seis meses. ¿Fue Argentina un factor determinante para la recuperación de la democracia en otros países como Chile, Brasil, Paraguay o Uruguay? -Me parecería muy pedante decir que fue determinante. Eran dictaduras que estaban en época de irse, pero Argentina fue un ejemplo que dimos en su momento. ¿Usted cree que el presidente Néstor Kirchner es un referente o encarna los valores de un demócrata? -Bueno, yo creo que no se puede decir que no, ¿Verdad? Yo he visto que se lo ha llamado fascista, por ejemplo. Eso es un disparate. Pero tiene una pretensión hegemónica, a mi criterio, y un estilo un tanto autoritario. Esto se percibe en la cantidad enorme de los decretos de necesidad y urgencia que firma. Creo que margina al Congreso de la Na- El presidente tiene una pretensión hegemónica, a mi criterio, y un estilo un tanto autoritario Hay una brecha social... Todavía falta mucho para poder decir que vivimos en democracia en serio ción, no dialoga con la oposición, tiene un problema con la prensa... También tiene cosas positivas, desde luego: no envió tropas a Irak, ni antes ni después de la guerra, resistiendo las presiones... Ha modificado la Corte (Tribunal Supremo) de una forma interesante, ha tenido mucho éxito en el canje de la deuda... Pero tiene esos otros flancos que son desagradables. ¿Cómo analiza el nuevo mapa de la región, con Evo Morales en Bolivia, Ollanta Humala en cabeza en los sondeos en Perú... -Lo que se está dando es una reacción contra el predominio de Estados Unidos que, desde luego, no puede ser total pero que se manifiesta en diversos aspectos, o en diversos temas. Por lo pronto el actual secretario general de la OEA (Organización de Estados Americanos) no era el candidato de EE. UU. Tampoco han conseguido un apoyo latinoamericano para una intervención más decidida en Colombia, ni logrado una condena a Hugo Chávez. En cuanto al caso de Bolivia, en mi opinión, creo que había un apartheid. Es un pueblo explotado permanentemente ABC desde la época de la plata. Ahora aparece una reivindicación importante, que todos esperamos y tenemos la esperanza cierta de que se consagre y logre un avance importante en el campo social. -Argentina también tiene profundas grietas sociales... -Hay una brecha social en Argentina. Desgraciadamente, a pesar de que la economía ha mejorado, todavía el problema social es tremendo, como son los de la desocupación, de los jubilados... Todavía falta mucho para poder decir que vivimos en democracia en serio. ¿Qué opinión tiene del Gobierno del presidente Rodríguez Zapatero? -Bueno, yo admiro a Zapatero. Soy amigo de él, de modo que no puedo dar quizás una respuesta objetiva, pero creo que está haciendo las cosas correctamente en España. ¿Y con el ex presidente José María Aznar qué tal se llevaba? -Me llevaba bien, desde luego, pero nunca lo apoyé. EFE Termina en conflicto un acto por el 30 aniversario del golpe de Argentina BUENOS AIRES. Un acto en el Colegio Militar en recuerdo del 30 aniversario del golpe de Estado en Argentina terminó en conflicto cuando las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo (en la imagen, varias de ellas saludan a la multitud) mostraron su rechazo a un documento contra el actual Gobierno, que fue leído al finalizar la convocatoria. Tanto el colectivo de Madres como la Agrupación de Familiares de Desaparecidos se negaron a respaldar el escrito, que consideraron extremista y desacertado, y que fue abucheado por parte de los asistentes. Por su parte, el presidente, Néstor Kirchner, instó a la Justicia a determinar prontamente la posible inconstitucionalidad de los indultos concedidos a los jerarcas de la dictadura (1976- 83) por el ex mandatario Carlos Menem.