Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional SÁBADO 25 3 2006 ABC CONTRA EUROPA uándo comenzó Francia a frenar, obstaculizar, distorsionar y paralizar la construcción política de Europa? La nueva crisis permite replantear esa pregunta canónica para los profesionales de la diplomacia y la enseñanza de la historia; ya que es un cóctel casi ideal de todos los elementos políticos, económicos, sociales y culturales de un declive saturnal, cuya primera incidencia en la antigua CEE y la actual UE data del bienio 1981- 83, cuando François Mitterrand conquistó el poder y comenzó a gobernar con el legendario proyecto de la ruptura con el capitalismo Aquel proyecto desJUAN PEDRO equilibró durablemenQUIÑONERO te las cuentas de la nación, con una incidencia poco estimulante para el resto de Europa. La primera cohabitación institucional entre Mitterrand y Chirac (1986- 88) aceleró sensiblemente los frenos y distorsiones francesas. En 1989, como han contado por lo menudo Margaret Thatcher y Helmult Kohl, Mitterrand se encontraba en el bando de quienes intentaban frenar la reunificación de Alemania. La cohabitación Mitterrand- Balladur de 1993- 95 confirmó el inmovilismo diplomático y la emergencia de reticencias, malentendidos y enfrentamientos soterrados con Berlín. Los dos primeros años de la primera presidencia Chirac (1995- 97) comenzaron con una crisis nacional de palmario alcance europeo. Alain Juppé, primer ministro, fue decapitado políticamente, víctima de la retirada de un proyecto de reformas indispensables, pero abandonadas por el inmovilismo presidencial. La cohabitación Chirac- Jospin (1997- 2002) fue otro quinquenio perdido, para Francia y Europa. De aquellos años data la agravación del endeudamiento y la incapacidad nacional de cumplir el pacto de estabilidad y crecimiento; víctima, finalmente, como la Agenda de Lisboa, de la mala gestión de los negocios públicos alemanes (Schröder) y franceses (Chirac) Los cuatro primeros años del segundo mandato de Chirac han agravado todos los indicadores de la crisis de fondo: Francia ha perdido influencia, está enfrentada con toda Europa del Este; y la crisis de su economía, víctima del canibalismo de Estado, es un freno para el resto de la UE. El rechazo francés al proyecto de Tratado Constitucional europeo (mayo 2005) dio la puntilla a quince o veinte años de bizantinas maniobras institucionales. La crisis de los suburbios (noviembre 2005) y la crisis en curso coinciden con los ataques de patriotismo y proteccionismo económico, que Berlín, Londres, Roma y toda Europa del Este perciben como un arcaísmo incompatible con la construcción política de Europa. Esta construcción también es víctima de otros problemas, frenos y tropismos nacionalistas alemanes, ingleses, etc. Cómo olvidarlo. Pero la gravedad del declive francés quizá tenga una dimensión particular e inquietante. ¿C Irritación de Forza Italia por una película de Moretti sobre Berlusconi El Caimán critica al jefe del Gobierno y también a la izquierda b Los canales de televisión de Berlusconi ignoran el estreno de la película, que relata las peripecias para llevar al cine una biografía del premier CRISTINA CABREJAS SERVICIO ESPECIAL ROMA. ¿Influirá o no en las próximas elecciones del 9 de abril? Es la gran pregunta que circula desde ayer en Italia en torno a El Caimán la nueva película del director italiano Nanni Moretti, que se estrenó ayer en el país y que gira en torno a la figura de Silvio Berlusconi. Los resultados no podrán ser apreciables de cara al voto pero lo cierto es que la película de Moretti da miedo a la política y no sólo a los socios del centro derecha de Berlusconi. El director italiano es conocido por sus actividades contra la política del presidente del Gobierno y la película presenta una imagen poco favorable de Berlusconi; pero Moretti no es blando tampoco con la que considera inoperante izquierda italiana. Tanto que tras el estreno, Berlusconi declaró que nunca iría a ver la película mientras que su rival en las elecciones, Prodi, comentó que las películas de Moretti hay que verlas pero con mucha prudencia y algo de temor añadió: sólo espero que no nos perjudique La película se ha convertido en un tema tan delicado que incluso las televisiones- -que en otra ocasión no habrían dejado pasar la noticia de una nueva obra de Moretti- -han obviado completamente el estreno de la cinta, que incluso estará seleccionada para el festival de Cannes. Mientras que los canales de Berlusconi la han ignorado completamente, el director del telediario del segundo canal de la televisión pública TG 2 se justificó con una nota, comentando que para no violar la par condicio la igualdad de tiempo televisivo que se tiene que dar a las dos coaliciones en la campaña electoral, no daría la noticia. Il Caimano (el Caiman) narra la historia de una joven directora de cine que presenta su guión, basado sobre la historia de Berlusconi y su llegada al poder, a un productor de cine (Silvio Orlando) que intenta de todas las maneras rodar la película pero no encuentra actores que quieren representar el papel del Cavaliere Aunque la película no está completamente dedicada a Berlusconi sino más bien a las dificultades de hacer la película al no encontrar un actor que quiera realizar el papel del presidente del Gobierno, algunas escenas han desencadenado la EPA Il Cavaliere aprieta pero no ahoga El presidente francés, Jacques Chirac, reacciona ante una broma del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, en el último día de la cumbre europea celebrada en Bruselas. El jefe del Gobierno italiano, que no pierde ninguna ocasión de mostrar ante las cámaras de la Prensa su peculiar sentido del humor, se enfrentará el próximo 9 de julio en las urnas al candidato del centro izquierda, Romano Prodi. ira del centro derecha. No sólo las de un Berlusconi que pasa de estar entre jueces en un tribunal a la compañía de bailarinas de un programa televisivo, sino sobre todo las últimas que muestran la Italia a la que se llegaría con Berlusconi en el poder. Arte y política Como la escena final, en la que se recoge el momento en el que Berlusconi, que sólo en esta ocasión está interpretado por Moretti, tras una declaración en un tribunal en uno de sus procesos sale del edificio afir- mando que la democracia se ha transformado en régimen y los hombres libres tienen el derecho de reaccionar como quieran lo que desencadena una agresión a los jueces por parte de las personas que esperaban fuera del tribunal. Es una mezcla entre el fascismo y el comunismo ha llegado a decir el coordinador de Forza Italia, Sandro Bondi, mientras que para un exponente del centroizquierda como Enrico Letta, la película no influirá en el voto pues los italianos tienen las ideas claras y la ventaja de Prodi es neta