Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión SÁBADO 25 3 2006 ABC PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: José Luis Romero Adjunto al Consejero Delegado: Emilio Ybarra Aznar Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil CHAVES SE APUNTA A LA MODA A DESISTIMIENTO SIN EXCEPCIONES EGUIRÁ ETA enviando cartas de extorsión a los empresarios con fotografías de sus esposas e hijos, con sus recorridos habituales y con las matrículas de sus coches? ¿Seguirán los comerciantes, charcuteros y profesionales teniendo que contribuir, so pena de destrucción de sus bienes o de pérdida de sus vidas, a la construcción nacional de Euskal Herria? ¿Seguirán siendo las calles del País Vasco campos de entrenamiento de los aprendices de terroristas? ¿Tendrán que seguir aguantando los ediles no nacionalistas los ataques a sus domicilios y las pintadas amenazantes en sus portales? ¿Seguirán siendo las sedes judiciales en el País Vasco donde los terroristas dejen recados explosivos a la Justicia para que declinen la aplicación de la ley? ¿Mantendrán los etarras su aprovisionamiento de coches, explosivos, detonadores, armas, troqueladoras, placas de matrículas, identificaciones falsas, uniformes policiales y demás material empleado para practicar el terrorismo? ETA ha silenciado en sus comunicados el alcance concreto del alto el fuego, aunque los textos en euskera y francés lo han limitado a las acciones armadas Sin embargo, la violencia en el País Vasco tiene múltiples rostros y todos son de ETA: no es posible aceptar ningún alto el fuego como condición suficiente para proceso alguno si el cese de la violencia no es absoluto y se extiende a todo acto delictivo, cualquiera que sea su manifestación. El Gobierno socialista así lo ha entendido al considerar, como informa hoy ABC, que es cuestión esencial e irrenunciable que la banda terrorista ponga fin a todos sus actos violentos, sean o no armados. El Ejecutivo se muestra dispuesto a paralizar el proceso si se tienen nuevas noticias de chantajes, robos o intimidaciones; especialmente, si se reciben nuevas denuncias de extorsión a empresarios, comerciantes y profesionales del País Vasco. Esta actitud es la debida ante una organización terrorista que tomó como directriz de su estrategia la socialización del conflicto eufemismo con el que ETA llevó su violencia a ¿S las calles de las ciudades vascas, a las aulas de las universidades, a las empresas extorsionadas, a los intelectuales marcados, a las casas de los concejales socialistas y populares. No ha habido estamento de la sociedad vasca no nacionalista que no se haya visto atormentado por la presión de ETA o de los escuadrones de sus secuaces. Si ahora se busca la normalización política, que quede claro que ha de servir para que tengan libertades y derechos quienes, hasta ahora, no los han tenido por culpa de aquellos que reclaman para sí la condición de impulsores de un proceso democrático Aparte de vencedores y vencidos, hay también víctimas y verdugos. La paz no admite excepciones ni escalas, y ésta debe ser una exigencia innegociable. No se puede iniciar un proceso de diálogo con la tutela siniestra de la coacción y de la amenaza, cualquiera que sea la forma que adopte. El Gobierno debe ser inflexible en este compromiso, porque no hay razón para conceder a ETA ningún gradualismo que le permita administrar a su conveniencia y comodidad tanto el procedimiento como los posibles resultados de esta nueva etapa, en la que el escepticismo es, más que una necesidad, una obligación. Se ha llegado a un punto de tal hartazgo con los terroristas, que los españoles están totalmente legitimados para plantear exigencias de máximo nivel y de satisfacción inmediata, como el cese absoluto de la violencia y la disolución y el desarme inmediatos. No es momento de pedirle sonrisas al PP, como le demanda el PSOE, sino de reclamar a los terroristas las armas y su desaparición de la vida de los españoles. No será homologable en términos éticos y democráticos ningún proceso en el que los terroristas mantengan una posición tutelar y chantajista. El Gobierno afirma que tiene clara esta idea, y es una buena actitud que debe ser respaldada, pero también fiscalizada y exigida en caso de que no se mantenga con la intensidad que requiere un proceso que para el Estado sólo puede tener como resultado el fin incondicional del terrorismo. NIMADOS por la ingeniería semántica que ha precisado el Estatuto catalán para disimular- -sin éxito- -su inconstitucionalidad, los socialistas andaluces han encontrado en la llamada fórmula Clavero un método para unirse a la moda de la autodefinicón identitaria. Al parecer, se persigue que en la reforma del Estatuto de autonomía quede reflejada, en su Preámbulo, la existencia de la realidad nacional andaluza Mala es la invención de neologismos cuando sólo delata una extrema debilidad en los argumentos y pomposidad frente a la precisión y el rigor jurídicos; pero quizá peor sea el complejo de inferioridad que revela el ponerse a buscar fórmulas para intentar parecerse, por ejemplo, a los catalanes. No vamos a ser nosotros menos parece ser el lema que ha inspirado el último estrambote abrazado por el partido de Manuel Chaves, quien, como cunda el ejemplo por otras autonomías, va a terminar siendo el presidente de un partido- -el PSOE- -polinacional, en el que definitivamente sobre la E de español. Más preocupado debería estar el socialismo- -hegemónico en Andalucía desde hace más de un cuarto de siglo- -por mejorar el nivel de vida de los andaluces que por enseñarles, a estas alturas, cuál es su realidad nacional VEINTE MINUTOS Y UNA CITA EN ABRIL RAS el aviso del día anterior, en el que la canciller alemana sugirió a Rodríguez Zapatero que no interfiera la opa de la alemana E. ON sobre Endesa, Angela Merkel se reunió ayer cara a cara durante veinte minutos con el presidente del Gobierno durante la cumbre europea de Bruselas. Entre las obligadas referencias al alto el fuego permanente de ETA y las intervenciones necesarias del traductor, ambos apenas pudieron entrar en materia energética, por lo que acordaron celebrar una próxima reunión para tratar de desatascar un asunto que se ha convertido en un grave contencioso entre Alemania y España. Lo que está claro es que mientras Merkel aboga por campeones europeos Rodríguez Zapatero insiste en su teoría de los campeones nacionales disparidad de criterios que habrá de dilucidarse en esa reunión que tendrá lugar a finales de abril y a la que, por lo visto en la capital belga, Merkel acudirá dispuesta a hacer valer sus argumentos. La cita de Bruselas y esos escasos veinte minutos de encuentro han servido al menos para comprobar hasta qué punto entre los gobiernos de Madrid y Berlín no existe eje energético y que los puentes de diálogo, aunque semitendidos, parecen complicarse en medio de las crecientes diferencias que dificultan una política común en el sector. T UN PAPA PARA LA ERA GLOBAL S UCEDER a un gigante de la Historia del siglo XX como fue Juan Pablo II no es tarea sencilla. Sin embargo, Benedicto XVI está rompiendo los esquemas de quienes preveían- -a veces de forma interesada- -un pontificado marcado por el continuismo y por la rigidez dogmática. La actual reunión de cardenales en Roma refuerza el estilo cercano y afectuoso que Ratzinger practicó ya durante el cónclave, y expresa la forma de ser abierta y propensa al diálogo razonado que caracteriza a un Papa dotado de una excepcional solvencia intelectual. Pero, sobre todo, Benedicto XVI ha percibido con claridad que la globalización es el gran desafío de la Iglesia en el mundo contemporáneo. De ahí su esfuerzo por la cooperación entre las religiones monoteístas y por el diálogo con el islam, sin ignorar por ello la grave situación que viven las minorías cristianas en los países musulmanes. El ecumenismo se convierte así en una seña de identidad que tiene su reflejo no sólo en las palabras, sino también en los hechos. Ratzinger se ve a sí mismo como Papa de un mundo globalizado y está dispuesto a conducir a la Iglesia por el camino apropiado para adaptarse a una realidad que supera viejos debates ideológicos y deja en segundo plano a quienes se encierran en sus prejuicios localistas. El nombramiento de nuevos cardenales confirma la superación de una visión cerrada y nacionalista de la Curia romana. Los nuevos dignatarios de la Iglesia proceden de múltiples países europeos, así como de Estados Unidos, Venezuela, China, Corea o Filipinas. De este modo, católico significa universal no sólo en teoría, sino también en la práctica. Merece una especial referencia la designación de monseñor Antonio Cañizares, arzobispo de Toledo, personalidad de ideas firmes sobre los grandes retos que se plantean a los católicos en España y también acerca del debate actual sobre aspectos esenciales de la vida política nacional. La búsqueda de un papel más activo para los obispos eméritos y la flexibilidad para abordar las consecuencias del cisma de monseñor Lefèbvre son algunos de los temas ya tratados en un encuentro que supone un paso importante para un Papa que pretende conjugar los fines universales de la Iglesia con su plena inserción en el contexto social contemporáneo.