Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 24 3 2006 Deportes 101 La UEFA lanza un ultimátum a los 18 clubes más poderosos con una consigna clara: no habrá cambios respecto a la cesión de jugadores a las selecciones. Y si no les gusta el actual sistema, adiós El G- 14 responde que la UEFA sólo quiere defender a las federaciones Boicot a los ricos del fútbol TEXTO J. C. CARABIAS López Caro es confirmado en el cargo hasta final de temporada J. A. MADRID. El gol de Ronaldo en zaragoza salvó la cabeza de Juan Ramón López Caro. En el club insisten en que el entrenador tiene asegurado su puesto en el banquillo hasta que acabe la temporada, aunque hay directivos que están muy descontentos con su labor y siguen pensando en el cambio si se da algún resultado en contra sonrojante en los próximos encuentros (Deportivo, Barcelona, Osasuna... Un grupo más amplio de la Junta prefiere la vía continuista porque piensa que un nuevo giro en el banquillo sólo serviría para hurgar en la herida profunda del primer equipo y del club. Además, ni hay un recambio visible en la casa ni es factible que la protesta de los que piden la destitución fecunde, ya que Fernando Martín no está dispuesto ni quiere convocar de manera inmediata a la Junta para tratar éste u otros temas. Mientras tanto, López Caro invitó a los jugadores a un pincho en Valdebebas, convite que fue interpretado, de manera socarrona, como un acto de despedida. Falso. Simplemente se trataba de festejar el aniversario del técnico, que cumplía 43 años. MADRID. La diplomacia y las buenas formas se fueron ayer al garete. La UEFA y la FIFA han plantado el codo en la mesa, dispuestas a echar un pulso a los clubes más ricos del Viejo Continente. En su congreso de Budapest, la UEFA emitió un mensaje directo. O los clubes aceptan su sistema de trabajo o pueden irse. No habrá cambios respecto a la cesión de jugadores a las selecciones. Es decir, no habrá dinero extra para los equipos más potentes. Todo arranca con el caso Oulmers, un episodio que podría haberse convertido en una reedición en miniatura del caso Bosman. Oulmers es un marroquí del Charleroi belga que se lesionó en un partido internacional ante Burkina Fasso en 2004. El Charleroi adujo que el percance le hizo perder una plaza en la UEFA y reclamó daños a la FIFA. El G- 14 dio un paso adelante en su vieja petición y se personó como parte implicada en el juicio. De modo simbólico, pidió un euro, aunque advirtió en el proceso que las pérdidas originadas por la cesión de internacionales a las selecciones se elevan a 860 millones. El G- 14 engloba, entre otros, al Real Madrid, Barcelona, Valencia, Milán, Juventus, Manchester United, Arsenal o Bayern Munich y, en aquel momento, expuso que renunciaría a pleitos e indemnizaciones millonarias si a cambio percibía compensaciones económicas constantes. La respuesta de la UEFA se conoció ayer. Un pliego de siete puntos en el que ataca con dureza a los clubes más ricos. A modo de presentación valga este estracto. El fútbol no es sólo una máquina de hacer dinero. Este grupo no está interesado en defender la competición, sólo en protegerse ellos mismos y sus intereses económicos, y tratan de imponer sus condiciones al resto Joseph Blatter, el presidente de la FIFA, inauguró el congreso con un saludo de bievenida que aclaró por donde iban a ir los tiros, nunca mejor dicho. ¿Es este el mejor método para entablar un diálogo? ¿Es correcto lanzar una bomba así? Les damos todo y ellos nos demandan Blatter señaló al G- 14 como el enemigo del fútbol. En este sentido, la UEFA amenazó al Lyon con privarle el año que viene de las competiciones continentales si per- siste en sus acciones judiciales por una demanda similar a la de Oulmers, tras la lesión de su defensa Abidal con Francia el año pasado. La voz de los clubes Lennart Johansson, el presidente de la UEFA, fue de la mano con su colega de la FIFA. Y en su discurso de apertura, bramó contra el G- 14. ¿Con qué derecho pueden los miembros de un pequeño grupo de clubes incumplir los principios fundamentales de la democracia al autoproclamarse pomposamente la voz de los clubes? se preguntó. El G 14 se defendió a través de un comunicado en su página web. Y su respuesta pareció tibia. Estas amenazas son simplemente un intento de defender la posición de las federaciones y no afrontan abiertamente la verdadera manzana de la discordia como la representación, el seguro de los jugadores y la compensación El G- 14 dice que apoya el sistema abierto de competición, basado en la promoción y el descenso según méritos deportivos y reiteró su negativa a querer desvincularse de la Liga de Campeones FERNANDO HIERRO Ex capitán del Real Madrid y de la selección No voy, estoy harto de que se juegue con mi nombre Ocho meses después sigue firme en su postura. Le dijo no a Florentino Pérez, vía Butragueño, y ahora ha dicho no a Fernando Martín. Quiere al Madrid, pero no a cualquier precio TEXTO: ENRIQUE ORTEGO FOTO: IGNACIO GIL Fernando Hierro que dos días después viajara a la gira por China con el equipo. Nunca me explicaron qué querían de mí. Vuelve porque ésta es tu casa, me decían. Te queremos, estamos encantados con tu vuelta... ¿Pero de qué? ¿Para qué? -Pero ahora, tampoco Martín ha concretado las funciones... -No, hemos hablado un par de veces, además de la famosa cena de los veteranos que cada uno ha tomado como ha querido. Pero que sepa la gente que no era la primera vez que comíamos. Ya lo hicimos cuando él no era presidente. Es una peña de amigos que tiene Camacho y un día que inauguramos un campo en Las Tablas nos fuimos a comer. Entonces hablamos del Madrid MADRID. ABC adelantó ayer que Fernando Hierro no estaba por la labor de regresar al Real Madrid, a pesar de la insistencia del nuevo presidente para que entrara a formar parte del nuevo organigrama. Lo que el jueves era una declaración de intenciones, hoy es una declaración en toda regla. El ex capitán está harto de que se utilice su nombre y ayer, hasta elevando el tono de voz, da un portazo al presente. -Le veo bastante enfadadado. -Hay que dejar las cosas claras de una vez por todas. Desde julio llevo diciendo que no regreso al Madrid y parece que nadie me cree. A usted en ABC se lo he dicho media docena de veces y se sigue utilizando mi nombre. Estoy harto de que se juegue con Fernando Hierro. Estuve 14 años en el Madrid, quiero al club más de lo que la gente cree y haría cualquier cosa por él, pero ahora ésta no es mi guerra. Hay demasiados intereses para meterse allí. Que se aclaren primero y sepan qué modelo quieren, qué club quieren... -Y después. -Pues nada, después nada. Es que parece que yo llevo ocho meses llamando a la puerta del club y es todo lo contrario. Yo nunca he llamado a esa puerta. Estoy en mi casa, disfrutando de mi familia después de dieciocho años de profesión. En verano me llamó Butragueño, quería que me incorporara inmediatamente al club. Incluso pretendía como lo hicimos el otro día. Ayer hablé con Fernando Martín y le dije que no estoy por volver. Que es mejor que sepa bien qué club quiere, qué proyecto quiere. Y cuando tengan todos las ideas claras pues a lo mejor hablamos. -A usted lo de fichar primero al entrenador y después al director deportivo también le parece que es comenzar la casa por el tejado... ¿Qué quiere que me parezca? Es cuestión de saber lo que se quiere, qué Real Madrid se pretende. Parece como si no se quisieran hacer las cosas con lógica, como si estuvieran atados de pies y manos. Parece más de lo mismo. Me gustaría que Fernando Martín, que sabe de sobra lo que quiere, tuviera libertad, que no se sienta atado por el pasado. -Camacho no está dispuesto a aceptar la dirección deportiva bajo esas condiciones. -Es lógico que piense que no puede ir a un club en el que se trabaje de esa forma. Es una opinión generalizada que muchas personas le han dicho al presidente, pero él tiene una idea y... Es lo mismo que con Del Bosque, ¿quién puede cerrar las puertas del club a un hombre con 32 años en esa casa? ¿Quién puede hacer una cosa así? -Vamos, que sí está enfadado. -No, no, estoy en mi casa y aquí me quedo. Yo no he ido a buscar a nadie ni he llamado a ninguna puerta. Donde no sé lo que me voy a encontrar, no voy. El club está ahora instituicionalmente en un momento peligroso.