Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 VIERNES 24 3 2006 ABC Economía Merkel rechaza el nacionalismo energético franco- español y reclama campeones europeos Las fuertes discrepancias entre los líderes de la UE dificultan una política común sobre el sector b Los Veinticinco se plantean co- mo objetivo la creación de dos millones de puestos de trabajo anuales de aquí hasta 2010, en el marco de la Agenda de Lisboa MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. El debate energético está tan enrevesado que la Unión Europea ha tenido que echar de nuevo mano del buen hacer de la canciller alemana, Angela Merkel, para intentar encontrar una salida, tal y como ocurrió en la pasada cumbre en la que se debatía nada menos que el presupuesto de Europa hasta 2013. Sin embargo, como era de esperar, Merkel barrió para casa al asegurar sin rubor que sólo podemos tener un mercado interno de la electricidad cuando aceptemos a los campeones europeos y dejemos de pensar en clave nacional en claro apoyo a su gigante E. ON y en contra del nacionalismo energético defendido con vehemencia por el eje franco- español. De este modo, lo que a priori parecía que iba a poner fin a la deriva de protección de los Estados en materia energética a que hemos asistido en los últimos meses se quedó en un mero intento. Los principales líderes europeos aprovecharon ayer sus intervenciones en la primera sesión de la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno para reiterar las posiciones que habían defendido en las últimas semanas, con dos bloques claramente definidos. La reunión de ayer acabó sin que se perciban grandes avances, pese al optimismo del presidente de turno del Consejo Europeo, el canciller austriaco Wolfgang Schuessel, que la calificó de decisión histórica Según Schuessel, lo decidido hoy (por ayer) llevará en algunos años a una completa transformación en el ámbito de la energía. Con todo, agregó, esta estrategia aún debe ser llenada con sustancia De momento, existen dos grandes bloques. Por una parte están los países que apuestan claramente por la apertura de los mercados, como Reino Unido, Holanda, Dinamarca, Alemania e Italia, entre otros, en clara oposición a los más proteccionistas, grupo encabezado por Francia y España en esta polémica. Pero, bandos al margen, se da la cir- cunstancia de que la situación de las empresas energéticas de estos países difiere mucho de unos a otros, ya que en Reino Unido y España, por ejemplo, tienen capital privado en ellas lo que, a juicio del Gobierno español, justifica por ejemplo la existencia de reguladores fuertes. En todo caso, los líderes europeos dieron ayer su apoyo al Libro Verde de la Energía, realizado por la Comisión Europea por encargo de los Veinticinco, en el que se proponen una serie de medidas para reforzar la seguridad en el abastecimiento, la garantía de la competitividad de las economías europeas con precios moderados de la energía y la promoción de fuentes viables de energía que respeten el medio ambiente. La Unión Europea importa en la actualidad el 50 de la energía que consume y, si no se adopta ninguna medida, la previsión es que este porcentaje se eleve hasta el 70 en 20 años, por lo que la dependencia de terceros países puede llegar a poner en riesgo la economía europea, tal y como ocurrió a principios de año con la crisis de suministro de gas procedente de Ucrania. Angela Merkel saluda al canciller austriaco Wolfgang Schuessel apoyó España la idea de crear un regulador europeo de la energía, tal y como se planteaba en el Libro Verde, aunque ayer no se recogía este punto en el proyecto de conclusiones de la Cumbre, y una aproximación de los distintos marcos regulatorios de los países. Uno de los argumentos que defendió José Luis Rodríguez Zapatero es que la energía no circula en Europa, a diferencia de lo que pasa con los servicios financieros o con las telecomunicaciones, ya que España importa el 80 de la energía que consume y de este total REUTERS Reducir asimetrías España, por su parte, defendió ayer que la UE adopte un compromiso en favor de una política energética común, siempre que se reduzcan primero las asimetrías que hay entre los diferentes países europeos según explicó ayer Fernando Moraleda, Secretario de Estado de Comunicación. También sólo un 2,5 %l e llega a través de la interconexión con Francia. Desde el Banco Central Europeo, su presidente, Jean- Claude Trichet, pidió ayer de nuevo que se impulse el mercado interior de la energía para reducir las actuales dependencias El inglés, idioma de los negocios El presidente de la patronal europea (Unice) Ernest Sellier, aprovechó su intervención ante la Cumbre, que realizó en inglés a pesar de ser francés, ya que es el idioma de los negocios Los socialistas franceses rechazan la ley que protege a las empresas locales de opas hostiles ABC PARÍS. El Parlamento de Francia aprobó ayer un proyecto de ley sobre opas, cuyo objetivo es dotar a las empresas locales de medios para defenderse de ofertas hostiles, mientras el grupo italiano Enel mantiene el suspense sobre una eventual ofensiva contra el francés Suez. El voto definitivo fue adoptado por el Senado, tras previa aprobación en la Asamblea Nacional. En ambos casos, contó con el apoyo de la derecha (mayoritaria, en el gobierno) pero socialistas y comunistas votaron en contra. El texto, técnicamente complejo, incluye medidas como la de obligar a quien lance una opa a declarar sus intenciones a la Autoridad de Mercados Financieros. También permite a la empresa opa- da emitir rápidamente bonos de suscripción de acciones para aumentar su capital y encarecer así el precio de la adquisición. La aprobación de este proyecto de ley se produce en plena polémica europea, especialmente en el sector energético, sobre opas, proteccionismo y patriotismo económico El Gobierno francés anunció recientemente una futura fusión entre Gaz de France (80 en manos del Estado) y el grupo privado Suez, para impedir la intención de Enel de hacerse con Suez. La reacción de París suscitó críticas por proteccionismo en el Gobierno italiano y entre algunos miembros de la Comisión Europea.