Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Sociedad VIERNES 24 3 2006 ABC Ciencia El difícil cálculo del espesor de la capa helada Casi todos están de acuerdo en que el espesor de las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida se reduce cada vez más. Cuánto se reduce exactamente es, sin embargo, motivo de un acalorado debate científico. La parte de hielo que se derrite y se pierde a causa del aumento de la temperatura es, en efecto, sólo una parte de la ecuación. De hecho, esta pérdida se compensa, por lo menos en parte, con la aportación anual de lluvias y nieve. Se han utilizado diversos métodos para intentar averiguar el resultado de este tira y afloja de pérdidas y ganancias. Rignot y Kanagaratman, por ejemplo, revisando décadas enteras de precipitaciones, han concluido que la pérdida de masa helada en Groenlandia se ha duplicado entre 1996 y 2005, alcanzando los 224 kilómetros cúbicos por año, con un margen de error de 41 kilómetros cúbicos. Un dato para la comparación: una ciudad como Los Angeles gasta cerca de un kilómetro cúbico de agua al año. Por el contrario, otras investigaciones cifran está pérdida en una cantidad mucho menor (entre 30 y 40 km cúbicos por año) según los trabajos de Jay Zwally. Este investigador cree, en contra de la opinión mayoritaria, que el equilibrio en la cantidad de hielo se ha mantenido durante la década 1992- 2002, llegando incluso a crecer, en este periodo, unos 11 km cúbicos por año. Un ejemplo del deshielo en Groenlandia PRESENTE 2.700 2.300 RICHARD B. ALLEY ÚLTIMO PERIODO INTERGLACIAR Groenlandia Espesor del hielo (en metros) 1.900 1.500 1.100 Groenlandia Comparación del espesor de la capa de hielo de Groenlandia en el presente y durante el último periodo interglaciar, hace 130.000 años. Los científicos creen que esas condiciones se repetirán en el año 2100 700 300 Infografía ABC El nivel del mar podría subir hasta seis metros en 2100 por el deshielo de los polos Groenlandia y la Antártida pierden hielo más rápido de lo que se creía b Dos grupos de investigadores han comparado las condiciones climáticas actuales con las que hubo durante el último periodo interglaciar, hace 130.000 años JOSÉ MANUEL NIEVES MADRID. Millones de personas y sus infraestructuras se concentran en las proximidades de las líneas costeras y son por ello vulnerables a un aumento del nivel del mar. Países enteros podrían quedar sumergidos con el aumento de unos pocos metros Son las primeras palabras de uno de los dos artículos que la revista Science dedica hoy al preocupante hecho de que las capas heladas de Groenlandia y la Antártida se están derritiendo mucho más rápido de lo que se creía. El ritmo de deshielo es tal que para el año 2100 el proceso podría haberse vuelto ya irreversible en Groenlandia, mientras que los hielos antárticos habrían sufrido un colapso parcial según los investigadores. Esta situación provocaría, para esa misma fecha, un aumento del nivel del mar de por lo menos seis metros, lo que supondrá en la práctica la inundación de amplias franjas costeras en todo el mundo, muchas de ellas profusamente habitadas en la actualidad. Para llegar a estas conclusiones, los autores no se han limitado a aplicar un modelo de predicción climática, sino que, por primera vez, han realizado exhaustivas comparaciones de la situación actual con las que imperaban durante el último periodo interglacial, hace entre 129.000 y 116.000 años. Los resultados hallados por los climatólo- gos de la Universidad de Arizona y del Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR) en Colorado muestran que el verano ártico del citado año 2100 será, con toda probabilidad, tan caluroso como los de hace 130.000 años. Y por aquel entonces el nivel del mar era seis metros más alto que el de hoy. Proceso irreversible A pesar de que el foco de nuestro trabajo está en los polos, los efectos son globales dijo ayer Bette Otto- Bliesner, científica del NCAR. Aquellas capas de hielo se derritieron primero y aumentaron el nivel del mar poco después. Y la temperatura que fue necesaria para ello no es mucho mayor que la que se da en la actualidad aseguró. Jonathan Overpeck, de la Universidad de Arizona, añadió por su parte que el proceso se volverá irreversible en algún momento de la segunda mitad del siglo XXI Durante las próximas décadas deben comenzar a adoptarse serias medidas para reducir los gases de efecto invernadero. Si no hacemos algo pronto nos encontraremos con un aumento de cuatro a seis metros del nivel del mar añadió Overpeck. Las investigaciones demuestran que, durante el último periodo interglaciar, el deshielo de Groenlandia fue suficiente para elevar cerca de tres metros el nivel del mar. Sin embargo, el estudio de los corales de la época evidencian que el nivel de las aguas creció bastante más, hasta alcanzar los seis metros. Y esta elevación adicional tuvo que ser consecuencia del deshielo antártico. Durante los últimos años, opina Overpeck, el nivel del mar está aumentando cada vez más rápidamente. El investigador asegura que su preocupación aumenta al comprobar que, nace 130.000 años, la mayor parte del deshielo se produjo sólo en la zona Ártica y, lo más importante, sólo durante los periodos estivales. Hoy, sin embargo, ambos polos están sujetos al mismo proceso durante todo el año. Lo que no permite augurar nada bueno.