Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 24 3 2006 Madrid 49 Admirar las cuatro estaciones, oír el trino de los pájaros o el agua de lluvia, oler el bosque, tocar la naturaleza... A través de los cinco sentidos descubrimos un antídoto contra una enfermedad que nos acecha a todos: el muérmax Se buscan exploradores TEXTO: MABEL AMADO MADRID. Atención. Si quieres entrar, asegúrate de que llevas todo lo necesario. Sobre todo, es imprescindible mucha atención. Te serán reveladas claves y pistas que podrás manejar durante toda tu vida. Es muy posible que tengas una misión importantísima. Si estás dispuesto, adelante Con este peculiar aviso arranca una exposición que adentrará al visitante en la diversidad de la naturaleza, sus elementos, sus bondades y su riqueza. Bosque interior es el título de esta interactiva muestra que puede visitarse en el Museo de la Ciudad. Su didáctico montaje tiene como objetivo estimular a los jóvenes a abandonar la desidia urbana y salir a descubrir los bosques y la naturaleza. Se trata, por tanto, de un recorrido imaginario basado en la estimulación de los sentidos. Comienza el viaje para los aventureros... De la ciudad al bosque Como nos encontramos en la ciudad, partimos de un ambiente urbano en el que se informa al visitante de la existencia de una singular enfermedad, conocida como muérmax que amenaza con sumir en un gran letargo a toda la humanidad. Para introducir al joven en la historia, el primer panel hace referencia a un manuscrito fechado el 30 de marzo de 1919 y firmado por un explorador llamado Matías Hermés. Junto a su singular maleta, el relato nos indica cómo el aventurero se enfrentó en su tiempo al mismo problema. Y nos habla de un antídoto que deberemos hallar en el interior del bosque. Pero antes de enfrentarnos con la naturaleza, la exposición nos recuerda con unas sugerentes señales- -ninguna prohibitiva, todas participativas- -que deberemos utilizar nuestros sentidos en este recorrido y despertar al niño que llevamos dentro. Por ello, antes de abandonar la ciudad y cruzar el puente que nos lleve al bosque, deberemos entrenarnos. Manipulando objetos en el siguiente panel, el olfato nos hará distinguir entre el humo del coche y el aire fresco; el En esta exposición multisensorial los escolares manipulan objetos en los diferentes paneles tacto nos hará meter la mano en una madriguera y contar cuántos ratones... de ordenador hay guardados; el oído nos regalará diferentes reclamos de pájaros manipulando unas simples bocinas... via o de los rebaños, a componer música con cencerros y a deleitarnos con fotografías de la naturaleza. Ahora será el propio bosque el que mostrará al visitante todo su conocimiento en diversos paneles interactivos. En esta parte central de la muestra se tratan conceptos como la diversidad, la adaptación, la transformación o las redes de vida. Así, el singular aventurero aprenderá que en el bosque todo encaja y todo funciona, ofreciendo una visión clara de lo que significa el término desarrollo sostenible También paseará por las cuatro estaciones y descubrirá lo que ocurre en cada una de ellas mirando a través de la abertura de un pequeño hormiguero, además de adentrarse en la vida microscópica, en los cuatro elementos, ABC Enigma vital Convertidos ya en curiosos exploradores, estamos preparados para adentrarnos en el interior del bosque y encontrar la solución a un enigma vital para la humanidad. Pero todavía tendremos que entrenar más nuestros sentidos mediante otras experiencias visuales, sonoras, olfativas y táctiles. Siguiendo nuestra intuición, aprenderemos a distinguir el olor del heno de un establo o el de la lavanda; a descubrir texturas diferentes- -con o sin guantes- a escuchar el ruido de la llu- en el reciclaje y en el equilibrio de la naturaleza. Finalmente, tras vivir esta aventura, el visitante- explorador hallará el antídoto contra la enfermedad que amenaza con dormir al planeta: es la conciencia de formar parte de un todo único y maravilloso con la naturaleza. Nosotros mismos nos veremos reflejados en un espejo cuando, curiosos, nos acerquemos a un panel que nos recibe con Aquel que el hueco fisgó... explorador resultó Qué: Exposición Bosque interior Dónde: Museo de la Ciudad (Príncipe de Vergara, 140) De martes a viernes, de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 19.00. Sábados y domingos de 10.00 a 14.00. Cuándo: Hasta el 23 de abril.