Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 24 3 2006 Internacional 41 TREINTA AÑOS DEL GOLPE MILITAR DE VIDELA El 24 de marzo de 1976 se consumó el sexto golpe de Estado militar en los últimos 46 años, con un saldo de dieciocho mil desaparecidos, según datos oficiales, y treinta mil, según las ONG. Tres décadas después, quedan autocríticas pendientes Argentina intenta recuperar la memoria TEXTO CARMEN DE CARLOS CORRESPONSAL BUENOS AIRES. ¿Y vos, dónde estabas? A treinta años del último golpe de Estado en Argentina las preguntas se suceden. ¿Dónde estaba el presidente Néstor Kirchner? ¿Dónde sus ministros? ¿Dónde la oposición? ¿Qué dijeron Borges y Ernesto Sábato? ¿Por qué secuestraban bebés? ¿Por qué los torturadores se ensañaron más con los judíos? La población necesita respuestas a preguntas cuya formulación basta para levantar ampollas que aún supuran: ¿defendió alguien la maltrecha democracia de Isabel Martínez de Perón? ¿Quién queda por hacer autocrítica? ¿Se sabe, de verdad, cuántos fueron los desaparecidos? Con Cristina y otra pareja fuimos a una pensión muy humilde a dos cuadras del distrito de La Plata Dejé la radio prendida y cuando escuchamos las marchas militares empezamos a buscar cómo ir sobreviviendo Estudiantes de Derecho además de militantes de las Juventudes Peronistas, brazo político de la guerrilla montonera, el presidente, como casi todo el país, sabía que la cuenta atrás para derrocar a Isabel Martínez de Perón estaba a punto de llegar a su fin: Un compañero nos avisó el día 22 de que el golpe estaba decidido Recibimos la instrucción de cambiar de domicilio Kirchner ha hecho de este aniversario una cuestión de Estado ante la que ningún organismo, institución o funcionario puede cerrar los ojos. En los últimos días ha recordado públicamente cómo vivió ese día y cómo quiere que se recuerde hoy. El Gobierno, con mayoría en el Congreso, ha declarado el 24 de marzo feriado nacional Algunas voces se han alzado para exigir una jornada de luto en vez de ese término de tinte festivo. El Ejecutivo ha ordenado la apertura de los archivos de las FF. AA. como hizo, sin resultado positivo, el ex jefe del Ejército general Martín Balza. Por primera vez en democracia, hay actos en todo el país y en los colegios se ha impuesto el tratamiento de los sucesos que desembocaron en una dictadura de siete años (1976- 83) Videla, Massera y Agosti (centro, izquierda y derecha, respectivamente) durante un acto oficial el 10 de mayo de 1976 Ahí mataron a diez de los que estábamos presos... Los sacaron, los mataron... Entre ellos personas queridas Correrán ríos de sangre cuando el pueblo se entere y salga a defenderme La premonición de la viuda del general, en el momento de su detención, no se cumplió. Nadie salió a defenderla ni a ella ni a su particular democracia, pero sí corrieron ríos de sangre. La de 18.000 mil desaparecidos, según datos oficiales, y la de treinta mil, según las ONG de derechos humanos. Con ella en la Presidencia, el terrorismo de Estado, encarnado por la Alianza Anticomunista Argentina (AAA) convivía con la guerrilla Montonera y del ERP, agrupaciones diezmadas pero con capacidad todavía para perpetrar secuestros, asesinatos y hacer detonar bombas. El ex ministro Rodolfo Terragno dirigía la revista Cuestionario: A las ocho de la mañana del 24 de marzo fui a la redacción y me reuní con el subdirector. Decidimos resistir cualquier intento de censura y empezamos a preparar una edición especial, de tono crítico. Muchos decían que era el fin del caos y de la Triple A El asalto al poder del teniente general Jorge Rafael Videla, el almirante Emilio Eduardo Massera y del brigadier general Orlando Ramón Agosti se ejecutó poco después de que el Gobierno de la viuda de Perón convocara elecciones anticipadas para octubre de 1976 recuerda Antonio Cafiero, ex ministro de Isabelita Pero el anuncio no hizo cambiar los planes de la cúpula de las FF. AA. que supuestamente estaban bajo su mando. Faltaba que el golpe se anunciara en los diarios sentencia Julio César Strassera, el fiscal que sentó en el banquillo, durante el Gobierno de Raúl Alfonsín, a los miembros de las cuatro Juntas Militares. AP Ensañamiento con los judíos Pese a los desaparecidos (unos seiscientos) durante el Gobierno de la señora no se conoció una estimación del terror que coincidiera con lo que pasaría en Argentina. Tampoco se explicaría el ensañamiento con los judíos. Este colectivo, el 0,8 por ciento de la población en los setenta, concentra el 11 por ciento de los desaparecidos, según la Conadep (Comisión Nacional para la Desaparición de Personas) Es una incógnita. El desaparecido no tiene identidad. No está ni muerto ni vivo Este fue el argumento de Videla, apodado la pantera rosa por Mas- Ríos de sangre Planta 5, pabellón 4, Unidad 2, Villa Devoto (cárcel) Era disposición del Poder Ejecutivo... Jorge Taiana, ministro de Exteriores, era un preso legal que asistió al golpe detrás de los barrotes, en las mismas dependencias en las que estaría, veinte años después, Enrique Gorriarán Merlo, cabecilla del movimiento guerrillero ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo) Taiana, militante peronista, cayó preso durante el breve y desastroso Gobierno de año y medio de Isabel Martínez de Perón. El 23 por la mañana (víspera del golpe) en la Unidad 9 de La Plata- -recuerda- -estuvimos un grupo de detenidos en lo que se llamó el Pabellón de la Muerte. Kirchner ha hecho de este aniversario una cuestión de Estado ante la que ninguno puede cerrar los ojos Hoy nadie se atreve a recordar que muchos brindaron ese día, ni celebra las palabras de Borges sobre Videla sera, para explicar lo inexplicable. El Banco Nacional de Datos Genéticos, fundado por la doctora Ana María Di Lonardo, ha logrado identificar a 82 hijos de detenidos desaparecidos que fueron arrebatados de sus familias. La justificación a esa práctica, sin precedente en el mundo, la dio el general Camps en una entrevista en la que reconoció ser responsable de al menos 5.000 desaparecidos. Había que sacárselos para que no se hicieran subversivos El 24 de marzo de 1976 se consumó el sexto golpe de Estado militar en los últimos 46 años. Desde entonces, las Fuerzas Armadas, forzadas o de manera espontánea, han hecho sucesivas autocríticas. La Iglesia, en buena parte cómplice de la dictadura, ha entonado en varias ocasiones un mea culpa Los medios de comunicación aún no han abierto el debate sobre su papel. Los partidos se resisten a mirarse en el espejo de la historia. Tampoco los montoneros o el ERP han expiado culpas en público. Hoy nadie se atreve a recordar que muchos brindaron ese día. Hoy nadie conmemora las palabras del difunto Borges sobre Videla: Le agradecí el golpe del 24 de marzo que salvó al país de la ignominia y le manifesté mi simpatía Hoy tampoco se quiere echar la vista atrás sobre lo que dijo Ernesto Sábato después de compartir almuerzo con el dictador: El general Videla me dio una excelente impresión. Se trata de un hombre culto, modesto e inteligente. Me impresionó su amplitud de criterio y su cultura Hoy puede ser un buen día para hacer memoria.