Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 VIERNES 24 3 2006 ABC Nacional Subsaharianos repatriados tras la crisis de las vallas ya han llegado a Canarias en cayuco Estoy nervioso porque no sé nadar decía un senegalés poco antes de embarcar b Mamadou es un nombre figura- do, pero su testimonio, poco antes de salir de Nuadibú en cayuco, es real y sorprendente. Ya está en un centro de acogida de Canarias LUIS DE VEGA. CORRESPONSAL RABAT. La crisis de las vallas de Melilla y Ceuta intentó cerrarse el pasado otoño con la repatriación de varios miles de subsaharianos desde Marruecos a sus países de origen y con el incremento de las medidas de seguridad entre el Reino alauí y España. Pero algunos, unas cuantas decenas, no tardaron en regresar y llevan ya meses de nuevo en los bosques que rodean las verjas de las ciudades autónomas. Otros muchos inmigrantes, pues según los testimonios recogidos por ABC la mayoría de los que fueron devueltos lo intentan de nuevo, prefieren probar suerte por rutas distintas al considerar los perímetros fronterizos de las dos ciudades españolas demasiado vigilados. Algunos grupos de malienses y senegaleses que fueron repatriados desde los alrededores de Ceuta y Melilla se han establecido en Mauritania con la intención de encontrar plaza en los cayucos. Algunos de ellos ya han logrado alcanzar las costas de Canarias entre el pasaje de las embarcaciones llegadas a las islas en los últimos días, según ha confirmado a ABC la organización SOS Racismo. a Marruecos a través de territorio argelino y se estableció en 2003 en el bosque de Beliones, junto a Ceuta. En Marrruecos no puedes estar en las ciudades. Tampoco hay trabajo, no es como en Argelia. En Marruecos un negro no trabaja. Así que estábamos en el bosque, la vida era muy dura pero teníamos unos leyas que nos permitían equilibrarnos y había mucha solidaridad. La gente pasaba poco a poco a Ceuta, así que esperabas tu oportunidad. Pero cuando España comenzó con esa política de dar dinero a Marruecos todo se volvió tremendamente duro No se achantan El testimonio de este senegalés puede servir de ejemplo para comprobar cómo el aumento de la seguridad no achanta a los que tienen como meta Europa. Mamadou participó en el que hasta ahora ha sido el mayor y más dramático asalto masivo a las vallas fronterizas españolas, el que terminó con media docena de muertos en Ceuta en la madrugada del pasado 29 de septiembre. He pensado mucho en aquella noche cuando todos fuimos contra la valla. Fue una reacción a múltiples factores pero una respuesta directa a las políticas europeas. A Marruecos le interesaba que fuésemos hasta la valla para forzar la recepción de dinero europeo y nosotros sabíamos que era la última oportunidad. Nos obligaron a aquella masacre... explica el inmigrante senegalés. Fracasó en el salto y días después fue abandonado por las autoridades de Marruecos en el desierto junto a varios centenares de inmigrantes antes de ser enviado por avión a Dakar. Pocos meses después ya estaba en Mauritania intentándolo de nuevo. Es verdad que nos movemos con rapidez, sobre todo, por el resultado de esa nueva política europea, pero no es tan grande como se dice. Tenemos que conseguir el dinero para el viaje y con previsión de estancia, porque, por mucho que se crea, somos divisas para los países de tránsito añade. Entre las 90.000 personas que cuenta Nuadibú como población unos 15.000 son extranjeros. Casi todos son subsaharianos de los países vecinos que se establecen en Mauritania con facilidad gracias a los convenios con las autoridades de Nuakchot. Aunque el salario a menudo no supera los tres euros al día, para muchos inmigrantes es más de lo que pueden obtener en sus países. Pero en los últimos meses el incremento de la salida de piraguas hacia Canarias ha cambiado la realidad de esta ciudad atlántica. Las autoridades locales han denunciado que cada vez son más los extranjeros que, como Mamadou, llegan con la única intención de emigrar a España. Si morimos en el mar somos pobrecitos negros víctimas de las mafias y si estamos preparados y nos protegemos somos malos y mafiosos dice el joven senegalés. Si yo pago 1.000 euros por un viaje en el que sé muy bien que arriesgo mi vida, pues yo, el que paga, obligo a que el servicio sea lo más seguro posible o no hay trato. También es diferente que en Marruecos. Mauritania es un país donde hay mucha gente de color y si el barco viene costeando desde Senegal Pienso en mis padres... Mamadou (nombre figurado) se puso en contacto con esta ONG cuando apuraba sus últimas horas en el hervidero de subsaharianos prestos para zarpar en que se ha convertido Nuadibú. Estoy nervioso, espero salir ya. Muy nervioso porque no sé nadar. Pienso en mis padres, en mi familia, también en la gente del bosque, los cadáveres que vi en las vallas Poco después de contar a través del teléfono móvil cómo se encontraba, Mamadou subió a uno de los cayucos y tocó tierra europea. En estos momentos se encuentra en un centro para inmigrantes de alguna de las islas Canarias. No hay más información que la de sus colegas que siguen esperando en Nuadibú. Son ellos los que han confirmado que la travesía concluyó de manera satisfactoria. Esta vía (la mauritana) ya se utilizó en el año 2001, después quedó cerrada. Era muy peligrosa, así que buscamos el camino de Argelia explica Mamadou, que llegó Si morimos en el mar somos pobrecitos negros; si estamos preparados y nos protegemos somos malos y mafiosos pues viene de un país negro. En Marruecos el racismo es mucho más fuerte y el que se mueran un puñado de negros pues les da un poco más igual que aquí. Los marroquíes nos han considerado siempre como animales sentencia Mamadou. Además de la ruta mauritana, la libia es la otra que los inmigrantes están intentado impulsar con el incremento de la seguridad entre España y Marruecos. Tampoco se descarta que también aumenten las salidas de pateras desde Túnez. Ambos países se encuentran muy cerca de Italia y Malta. Coalición Canaria pide que comparezca el director del CNI El grupo parlamentario de Coalición Canaria- Nueva Canarias (CC- NC) quiere que el director del CNI, Alberto Sáiz, comparezca de forma reservada en el Congreso para informar sobre el documento en el que este organismo alertó de la muerte masiva de inmigrantes que intentaban llegar a Canarias. Para ello, CC- NC ha formalizado una petición para que Sáiz acuda a la Comisión de control de gastos reservados de la Cámara Baja, cuyas reuniones son secretas, para explicar el contenido de este informe y también para concretar las autoridades a las que se dio traslado de dicho documento Como informó ABC, ese informe fue enviado, al menos, al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y al ministro del Interior, José Antonio Alonso. Junto a esta iniciativa, el portavoz de este grupo parlamentario, Paulino Rivero, preguntará por este mismo asunto a Zapatero, en la sesión de control que el Congreso celebra el próximo miércoles. Según informó hoy el grupo de CC- NC, Rivero planteará al jefe del Ejecutivo si considera que se ha hecho todo lo posible para evitar el fallecimiento masivo de inmigrantes en las aguas que separan Canarias de la costa africana Con esta pregunta y la petición de comparecencia del responsable del CNI, Coalición Canaria completa lo que define como una ofensiva parlamentaria.