Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Alto el fuego de ETA REPERCUSIÓN EN LA CALLE VIERNES 24 3 2006 ABC Jornada de transición hacia el alto el fuego permanente Tras la locura del miércoles, ayer no había convocada ni una triste rueda de prensa. Los propios ciudadanos compartían esa resaca La resaca anímica de Bilbao TEXTO: BLANCA TORQUEMADA FOTOS: JAIME GARCÍA BILBAO. Transición apacible, en el día de nadie antes y a la vez después del alto el fuego que ha arrancado oficialmente esta madrugada. Al cielo le dio por enhebrar nubes y claros, mientras el viento azotaba los paraguas que de cuando en cuando había que desplegar. Casi todos los caminos llevaban ayer a Bilbao, ya incluso desde la mastodóntica terminal 4 de Barajas, donde los periodistas se agolpaban en los mostradores de facturación de los vuelos al País Vasco, en una confluencia gremial nada fortuita. Era la jornada de la espuma mediática, de las transmisiones en directo y, por qué no, del hastío por saturación. Un desbordamiento poco congruente con lo que ocurría en el asfalto de la capital vizcaína, donde imperaban la cordura, la cotidianeidad y la resaca anímica, ya sin alharacas y sin coros y danzas de la paz Ni una proclama pública, ni una rueda de prensa convocada. Persistía, eso sí, el alivio, y las expectativas encendidas en los más jóvenes, deseosos de conocer una realidad mejor. Ama, vas a poder ir sin escolta repite una y otra vez Guillermo a su madre, una de las tres mil personas sometidas a la imperativa fiscalización de todos y cada uno de sus movimientos desde haces seis años. Los chavales pasan por haber sido los más expresi- vos, pues la contención está bastante asentada, a la espera de comprobar en qué se traduce el algodonoso comunicado de ETA que igual vale para un roto que para un descosido. Vamos a ver- -dice Ander, veinteañero empleado de un lavado de coches- -en qué queda todo. Esperaba que la versión ampliada fuera una cosa más concreta que lo que saca hoy el Gara la verdad Simpatizante nacionalista, comenta que información no nos dan toda, así que no sabemos a qué atenernos ni lo que hay por debajo Pero confía notablemente en el proceso La actividad ciudadana era absolutamente normal ayer en Bilbao De soberanismo y libertad En el quiosco junto al hotel Ercilla habían recibido ayer ración extra de papel, que los ciudadanos fagocitaban con hambre de análisis y de contraste. Muchos llevaban dos y tres periódicos debajo del brazo, nacionales y locales. Opinar en alto sigue siendo comprometido, aunque los viandantes se aventuran, eso sí, a a congratularse bueno es, claro que sí ante algo en lo que, por una vez y mientras no se sepa cómo evolucionarán los acontecimientos, están todos de acuerdo, aunque cada quien espere que se arregle lo suyo los unos su soberanismo y los otros su libertad. De momento las proclamas rutinarias y confesas son las de la paz, bakea en un euskera amarrado a la raíz latina que comparte con el término en castellano. Es un ejemplo más, casi una metáfora, de que la sustancia española y la euskaldún no son ni mucho menos compartimentos estancos. La vitalidad de las principales arterias de Bilbao, en el trazado urbano de la Alameda Recalde y la Gran Vía, estaba ayer subrayada por el ajetreo y por ese mestizaje que sólo es propio de las ciudades cosmopolitas. Y esta lo es, a pesar de todo. Jubilados de chapela, muchachas con rasgos andinos con críos de la mano, mujeres de corte clásico y señorial (la elegancia del norte y chicas febrilmente enfrascadas en las compras en las macrotiendas de ropa componían un lienzo colorista, ya al borde de un viernes especial sugerido por la banda sonora melancólica de los acordeones callejeros. Estamos contentos, pero en cierto modo nada ha cambiado- -opina Maite, en un comercio de lencería- Porque el sobresalto gordo eran los asesinatos y ya hace un tiempo que vivimos más tranquilos. Lo notarán más los empresarios, por las bombas que les ponen por lo de las cartas del impuesto, si es que Xabier Olalde Director de hotel Concha Marco Magistrada Parece evidente que tiene que haber unos acuerdos que no conocemos pero que tienen que existir, al menos en lo que se refiere a los presos No hemos pasado de la nada al todo. Sentimos una satisfacción moderada y, desde luego, condicionada al curso de los acontecimientos las dejan de mandar Precisamente Yolanda del Hoyo es empresaria y enfatiza: No sabes cuántos miles y miles de esas cartas circulan en esta sociedad Pese a ello, y pese a la duda de si el alto el fuego incluye el cese de la extorsión, Yolanda no sucumbe al desaliento: Es una muy buena noticia. Creo que viene dada por la situación de ellos, que saben que ya no van a ninguna parte. El comunicado me ha parecido muy light como si quisieran dejar claro que algo está cambiando de verdad. Yo así lo espero Xabier Olalde, director del céntrico Hotel Abando, también es razonablemente optimista: Mi impresión es po- sitiva- -dice- -aunque cauta, porque esta historia viene de mucho tiempo atrás y nos enseña que hay que ser prudentes Comenta que no ahora, sino desde hace dos o tres años, el sector hostelero nota que la ciudad se ha desprendido prácticamente por completo de su anterior etiqueta de destino de algún modo señalado en el que la situación política y social retraía a los visitantes. Ya estamos en un nivel de ocupación hotelera de un 80 por ciento en agosto, que está bastante bien. Ahora, si esto se lleva por buen camino, seremos una capital aún más atractiva, qué duda cabe Olalde explica por qué entre los ciudadanos existía ese convencimiento de que iba a ocurrir algo pese a que no se han difundido datos fiables: Íbamos hacia esto porque el rechazo a ETA era cada vez mayor, incluso entre gente que en otros momentos anteriores ha podido defenderlos. Eso, y el factor de la desaparición del IRA. Luego, evidentemente, hay unos acuerdos que desconocemos pero que tienen que existir, al menos en lo referido a los presos La abogada María Jesús Pastor, también presente en esta conversación, tercia: También ETA ha acusado la irrupción brutal del terrorismo islamista, que ha generado tal volumen de indignación y tal rechazo que han pensado que volver a matar se podría volver en su contra. Pero no nos olvidemos del cerco judicial, ése ha sido uno de los factores más importantes El corazón y la razón Concha Marco, magistrada de la Audiencia Provincial del Vizcaya, con la vida condicionada por la sombra de un escolta desde hace más de un lustro, también ve el mañana con esperanza, pero no considera que haya un tajante antes y después entre el miércoles y los días que nos aguardan a partir de ahora: No hemos pasado de la nada al