Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Alto el fuego de ETA EL SEGUNDO COMUNICADO VIERNES 24 3 2006 ABC La versión castellana del comunicado no incluye la expresión acciones armadas Sí la mencionan, sin embargo, los textos redactados en francés y euskera b Las Fuerzas de Seguridad sostie- TEXTO EN EUSKERA Los terroristas emplean los términos ekintza armatuen es decir, acciones armadas TEXTO EN ESPAÑOL En la frase en la que la banda anuncia un alto el fuego permanente no se utiliza la expresión acciones armadas TEXTO EN FRANCÉS Al igual que en el texto escrito en euskera, en el redactado en francés los terroristas hablan del cese de sus acciones armadas nen que la banda armada puede seguir manteniendo su actividad de extorsión para garantizarse fondos económicos D. M. MADRID. Las expresiones actions armées y ekintza armatuen que recoge la versión francesa y vacuence del comunicado de ETA no figuran en el escrito en castellano. En este último, los terroristas omiten la referencia a las acciones armadas dentro de la frase en la que declaran un alto el fuego permanente Se trata de un matiz al que fuentes de la lucha antiterrorista dan un especial relieve, por cuanto puede interpretarse que deja abierta la puerta a la extorsión, actividad diferente a una acción armada es decir, un atentado. Las fuentes consultadas consideran que la banda podría seguir, pese al alto fuego, con el chantaje a empresarios para financiar el proceso y más cuando promete que será largo y cuando tiene que mantener una nómina criminal integrada por unos mil individuos, entre los que están los huidos y los residentes en las colonias de Centro y Suramérica. No obstante, dichas fuentes destacan que en el último año la banda ha hecho una buena provisión de fondos con la casi masiva campaña de extorsión, de la que ni los quiosqueros se han librado Así pues, expertos en la lucha terroristas subrayan que ETA va a necesitar dinero y que de algún lugar lo tendrá que sacar. Además de existir diferencias entre necesita informa Vasco Press. Añade que hay que superar el actual marco de negación, partición e imposición con el fin de construir un marco democrático en Euskal Herria y recupera, ahora sí, la idea de los derechos que nos corresponden y el desarrollo de todas las opciones planteado en el primer comunicado. En ambos escritos se dice que en el final del proceso los ciudadanos deben tener la palabra y la decisión pero en el segundo se afirma que dando así una solución democrática al conflicto En este segundo texto, ETA indica que corresponde a todos los agentes vascos desarrollar el proceso y adoptar los acuerdos correspondientes al futuro de Euskal Herria, teniendo en cuenta su pluralidad y totalidad Ainhoa Ozaeta ABC Se investiga si fue Ozaeta la que leyó el texto Las Fuerzas de Seguridad se inclinan por la posibilidad de que Ainhoa Ozaeta sea la terrorista que leyó el primer comunicado de anuncio de alto el fuego permanente No obstante, las investigaciones no están cerradas y junto con su nombre se apuntan los de otras. Ozaeta, que perteneció a la mesa nacional de Batasuna, forma parte del aparato político- negociador que, encabezado por Josu Ternera también está integrado por Egoitz Urrutikoetxea y Jon Salaberría. Titulada en gestión de empresas, Ainhoa Ozaeta está procesada por la Audiencia Nacional en el sumario sobre las fuentes de financiación de la banda terrorista, debido a que su nombre figuraba como titular de una cuenta corriente de la Coordinadora de Alfabetización de Euskera (AEK) Seguir luchando En este sentido, emplaza a los estados español y francés a reconocer los resultados de este proceso, sin ningún tipo de injerencias ni limitaciones ya que la decisión que tomen los vascos debe ser respetada ETA hace un llamamiento a todos los agentes para que actúen con responsabilidad y sean consecuentes En su opinión, es un tiempo de compromisos y todos debemos asumir responsabilidades, para construir entre todos la solución democrática que el Pueblo vasco necesita Añade que es el momento de tomar decisiones de calado, pasando de las palabras a los hechos El primer mensaje terminaba con el compromiso de que el proceso llegue hasta el final y el último con el de seguir luchando hasta lograr los derechos de Euskal Herria el comunicado escrito en español y los redactados en francés y euskera, ETA ha incluido novedades en el comunicado publicado en Gara respecto al leído en la radio- televisión vasca. Si en el primero asegura que el objetivo del alto el fuego es impulsar un proceso democrático en Euskal Herria para construir un nuevo marco en el que sean reconocidos los derechos que como Pueblo nos corresponden y asegurando de cara al futuro la posibilidad de desarrollo de todas las opciones políticas en el último comunicado se afirma que el fin es impulsar ese proceso para que mediante el diálogo, la negociación y el acuerdo, el Pueblo Vasco pudiera realizar el cambio político que EL OSCURO PRECIO EDURNE URIARTE a tregua de ETA es diferente de las anteriores por dos motivos, uno positivo y otro inquietante. El positivo parece indudable. Esta tregua está relacionada más claramente que nunca con la debilidad de ETA, con el éxito del acoso policial y judicial, con su deslegitimación creciente y con la percepción etarra de que la estrategia terrorista tradicional puede ser más estéril que útil para sus propósitos. Pero presenta también otra diferencia de un orden totalmente distinto, la correspondiente al papel del Gobierno. A diferencia del pasado, hay muchos datos que indican que, más que ante una iniciativa etarra, nos encontramos ante una tregua pactada con el Gobierno. O, en otras palabras, que el Gobierno ha negociado unas contrapartidas previas a la declaración de tregua. Y el problema es que L las desconocemos y que el presidente no ha hecho el más mínimo gesto por desvelarlas en su primera intervención tras la declaración etarra. Durante estos meses de insinuaciones y anuncios de Zapatero sobre el principio del fin de la violencia, he sugerido dos hipótesis sobre los fundamentos de su discurso. Y después del anuncio de ETA, la posibilidad de que alguna de las dos hipótesis sea acertada sigue en pie. La primera, la de la ignorancia ingenua, o la de un presidente desconocedor de la dinámica de ETA que cree posible su desaparición a cambio de nada, o de nada democráticamente impresentable. La segunda, la que más me preocupa, la de los principios flexibles, es decir, la de un presidente que está dispuesto a negociar la autodeterminación, ese derecho a decidir del pueblo vasco del comunica- do etarra, y que ha pactado o va a pactar con ETA sobre ese precio político. Después del comunicado, vuelvo a descartar, por razones obvias, una posible tercera hipótesis, la de una extremada debilidad de ETA que le vaya a llevar a conformarse únicamente con algunas medidas de gracia para sus presos. Imposible leer, ni entre líneas, esa intención. El Gobierno ha mantenido hasta ahora una calculada ambigüedad sobre sus planes. A ratos, ha contado alguna variante de esa famosa frase democráticamente tan peligrosa como ofensiva intelectualmente de que la paz no tiene precio político, pero la política puede ayudar a lograr la paz Y otros ratos, ha hecho declaraciones como las de Pérez Rubalcaba en el programa de Jesús Quintero, sólo unas horas antes de la declaración de tregua. Las suscribiría casi todas, sobre todo cuando Rubalcaba afirmó con rotundidad que la democracia en ningún caso pagará un precio político por el fin de ETA. Ahora se ha acabado el tiempo de la ambigüedad. Ya no vale el argumento de que primero hay que esperar a los pasos de ETA y luego ya se verá. Ha llegado el momento en el que el Gobierno debe explicarnos qué quiere decir exactamente, en términos de tratos con terroristas, que la política puede ayudar a lograr la paz. O bien, cómo se concreta la afirmación de que en ningún caso se pagará un precio político. Sugiero otra hipótesis inquietante sobre la ambigüedad pasada y, especialmente, sobre la prudencia presidencial del miércoles. Temo que se trate del primer paso de un precio a plazos, de una negociación política que no se va a dar ahora ni se va a reconocer con ese nombre, pero que se realizará en los próximos meses en una mesa de partidos en la que el PSOE pactará con Batasuna y el resto del Pacto de Estella una autodeterminación a la que tampoco llamará con ese nombre. El Estado pagará a plazos y los españoles pensaremos, espera el Gobierno, que nos ha salido mucho más barato que si hubiéramos pagado de golpe.