Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 23 3 2006 Deportes 101 PRIMERA DIVISIÓN VIGÉSIMA NOVENA JORNADA ALAVÉS CELTA Alavés (4- 4- 2) Bonano; Edu Alonso, Gálvez, Sarriegi, Coromina; Georgiev (De Lucas, m. 67) Juanito, Carpintero (Astudillo, m. 77) Nené; Bodipo (Jandro, m. 81) y Aloisi. Celta (4- 1- 4- 1) Pinto; Ángel, Contreras, Lequi, José Enrique; Iriney; De Ridder (Méndez, m. 60) Canobbio, Jorge (Javi Guerrero, m. 77) Silva; y Baiano (Perera, m. 77) Árbitro Undiano Mallenco. Amarillas a Carpintero, Juanito y Méndez. Gol 1- 0, m. 86: Aloisi, de penalti. 1 0 Aloisi, de penalti, oxigena al Alavés en la tabla RAMÓN URBINA VITORIA. Aloisi, de penalti a cuatro minutos del final, con las mismas ganas que en el que transformó para lograr la clasificación de Australia al Mundial, dio al Alavés tres puntos de oro en su lucha por la permanencia. Todo, ante un Celta que hizo un buen partido y que tuvo ocasiones sobradas para haber marcado algún tanto. Entre el buen hacer de Bonano y la mala tarde de Baiano, el Celta se quedó a cero. De nada le sirvió el buen hacer de Silva en el centro del campo, ni las internadas por la banda. Cuando falta definición delante en el hombre en el que se depositaron todas las esperanzas de gol en esta temporada, poco hay que hacer Los dos equipos tuvieron ocasiones sobradas para haber marcado, pero decidió un penalti que buscó Nené al perseguir el choque con un defensa y que el australiano transformó. Tres disparos a la madera, dos del Alavés y una del Celta, y un sinfín de oportunidades, fueron el resumen de este encuentro que incluso pudo haber resuelto el Alavés de una manera más holgada en los minutos finales cuando un disparo de De Lucas a bocajarro fue desviado por Pinto. Muñoz, felicitado por sus compañeros tras conseguir el primer gol del Osasuna EFE La racanería también da puntos Una jugada de pizarra y un penalti al final dan la victoria al Osasuna OSASUNA REAL SOCIEDAD 2 0 ABC PAMPLONA. Esta vez no se puede hablar de un partido brillante del Osasuna. Ni siquiera que el 2- 0 que señaló el marcador al final del choque fuese un resultado que indicase una cierta tranquilidad para el equipo local. Todo lo contrario. La Real dominó durante toda la segunda mitad- -Ricardo tuvo que emplearse a fondo en un par de ocasiones- -y cuando más cerca estaba el empate llegó un penalti dudoso de Cifuentes a Webó que Puñal convirtió. Era el 2- 0 que, al menos, dio un minuto de tranquilidad a la grada, que prefirió entonar el riau riau y olvidarse de todos los sinsabores que había vivido hasta ese momento por la racanería de su equipo, lejano del que deslumbró ante el Barcelona hace diez días. Alegría para los de casa, que en ese momento eran segundos, y decepción para la Real, ya en puestos de descenso. El partido pintaba bien. Mientras cada uno de los dos equipos intentaba fijar sus posiciones en el campo, David López y Muñoz sacaron la pizarra de Javier Aguirre y un saque de esquina abierto del primero acabó con un empalme del segundo en la frontal del área que superó sin remisión a Alberto. Era el 1- 0. Pero ese atisbo de buen comienzo fue un espejismo porque a partir de ese momento (m. 5) comenzó el partido de los despropósitos. En uno de ellos, incluso, pudo haber llegado la sentencia del choque cuando un mal entendimiento entre Labaka y Alberto, fuera del área, acabó con el balón- -perseguido por Romeo, que no llegó- -rozando uno de los postes de la meta realista. Osasuna (4- 2- 3- 1) Ricardo; Javier Flaño, Cuéllar, Josetxo, Clavero; Puñal, Muñoz; David López, Valdo (Webó, m. 52) Delporte (Cruchaga, m. 75) y Romeo (Raúl García, m. 60) Real Sociedad (4- 2- 3- 1) Alberto; López Rekarte (Cifuentes, m. 70) Labaka, Viáfara, Garrido; Boris, Mikel Alonso; Xabi Prieto, Gari Uranga, Marc González (Barkero, m. 76) y Nihat (De Paula, m. 69) Árbitro Rubinos Pérez. Amarilla a los jugadores del equipo local Puñal, Raúl García, Muñoz y Cuéllar, y al visitante Xabi Prieto. Goles 1- 0, m. 5: Iñaki Muñoz, a pase de David López. 2- 0, m. 89: Puñal, de penalti. La Real se hizo con el control del centro del campo pero realizó una exhibición de todas las carencias que le han llevado a estar peleándose ahora mismo por la permanencia. Sin fijar en exceso las marcas, sin controlar el balón y sin pegada muy poco se puede hacer aunque se tenga enfrente un equipo como el Osasuna de ayer, más parecido al que otras temporadas coqueteaba con el descenso que a éste que sueña con la Liga de Campeones. La segunda parte fue aún más dramática para el Osasuna que la primera. La Real salió dispuesta a todo y dispuso de dos buenas oportunidades (m. 53 y 56) a tiros lejanos de Uranga y Nihat que Ricardo atajó bien. Dominó mucho, pero estos fueron sus únicos disparos con peligro. Mientras, Javier Aguirre se veía obligado a recular su equipo. El primer cambio, el de Valdo, fue forzado. El jugador osasunista acabó en una clínica pamplonesa conmocionado, aunque más por precaución. A partir de ahí, el técnico optó por reforzar el doble pivote con la presencia de Raúl García, a costa de perder un puesto de ataque (Romeo) y a jugar con Cruchaga y tres centrales y prescindir de una de las bandas (Delporte) Mientras, Arconada optó por la desesperada y sacó todo lo que tenía delante. Incluso, tras la marcha de Delporte y la falta de un hombre por la banda izquierda, ordenó que su equipo llevase el peso del partido por esa zona. Pero toco fue inútil. Sin remate, no hay gol. Y la Real vista ayer no tenía ningún tipo de pegada. Valdo, al hospital