Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 23 3 2006 Madrid 51 En su reunión con los vecinos afectados por la renovación de la muralla, Simancas y Jiménez coincidieron en sus reclamaciones al Ayuntamiento con las de los perjudicados Incertidumbre y nervios en la Cava Baja TEXTO: J. M. CAMARERO FOTO: Á. DE ANTONIO MADRID. Cuando la pasada semana los vecinos conocieron los planes del Ayuntamiento para expropiar parte de sus edificios con el fin de revitalizar la muralla del siglo XI que sustenta parte de sus viviendas, no podían creerlo. No puede ser verdad Se trata de una operación inmobiliaria encubierta Hay algo raro Reacciones, todas, realizadas a ABC. Ayer, los portavoces regional y municipal del PSOE, Rafael Simancas y Trinidad Jiménez, hicieron lo propio: se reunieron con los afectados, le prestaron su apoyo e hicieron suyos los temores y especulaciones que rondan estos días entre los madrileños del barrio, pero esta vez sin tapujos. Es una pura especulación urbanística lo que se pretende hacer aquí exclamaba Jiménez; quieren impulsar una operación puramente especulativa, al margen de la voluntad y los derechos de los vecinos apuntillaba Simancas. Pero la de la supuesta especulación urbanística no fue la única coincidencia que surgía entre la versión vecinal y la de los políticos. El hecho de enterarse por la prensa- -muy criticado en su momento por los vecinos- -también sugirió algunas críticas. Esta aparente preocupación del Consistorio por el patrimonio de la ciudad no la creen ni unos, los vecinos, que en su momento explicaron que la muralla no puede valer tanto como para expropiar las casas ni otros, los políticos, quienes comentaron que a Ruiz- Gallardón no le preocupa el patrimonio cultural e histórico de la ciudad Pero Una parte de la muralla, en el patio interior del edificio de la Cava Baja 30 hasta ahí llegaron las coincidencias entre políticos y vecinos. tos arqueológicos encontrados durante la reforma de la M- 30 señaló la portavoz socialista Simancas denunció que esta muralla corre el riesgo de seguir por el mismo camino que los restos que aparecieron bajo la plaza de Oriente o la Armería señaló el dirigente socialista, quien exigió que intervenga la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad, a la vez que planteó la necesidad de elaborar una carta de riesgos para el centro histórico de la capital, como otras capitales europeas. Cuando llega la alta política Justo en el límite marcado por la alta política, un terreno en el que los vecinos no quieren adentrarse: A mí sólo me interesa cuánto me quieren pagar y dónde tengo que irme a vivir ahora comentaban. En ese punto, Simancas y Jiménez aprovecharon para criticar las obras de la M- 30. Si a Gallardón le interesara el patrimonio, hubiera tomado medidas para conservar los res- Ni los vecinos ni el PSOE se creen el supuesto interés por el patrimonio expresado por el Ayuntamiento