Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 23 3 2006 Internacional 37 Rusia y China frustran las aspiraciones de la ONU para dar un ultimátum a Irán Ambos quieren evitar las sanciones y mantener el conflicto dentro del OIEA MERCEDES GALLEGO. CORRESPONSAL NUEVA YORK. Dos semanas de negociaciones por parte de los miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en las sedes neoyorquinas de los respectivos países no fueron suficientes para vencer la oposición de Rusia a un comunicado de ultimátum a Irán, que abriría la puerta a sanciones económicas e incluso militares. El objetivo era ofrecer un frente unánime que convenciese al Gobierno de Teherán de la firmeza de la comunidad internacional. Por eso la reunión del Consejo de Seguridad a puerta cerrada que se celebró el pasado martes no fue convocada hasta que los promotores del comunicado, redactado por Francia y Gran Bretaña, creyeron tener un acuerdo, que se esfumó antes de materializarse. El impacto de las negociaciones que estamos llevando a cabo aquí no ha sido tan positivo como habíamos deseado dijo lacónico el embajador británico Emyr Jones Parry, a los reporteros que le esperaban a la salida. Rusia, respaldada por China, desea que se elimine la mitad del texto anglofrancés con dos objetivos principales: evitar que dé pie a sanciones y mantener el tema en manos del Organismo Internacional de la Energía Atómica de Viena (OIEA) De lo contrario, cree que se enconará aún más el conflicto existente entre Irán y la comunidad internacional, con el peligro de que Teherán rompa todas las conversaciones. Moscú desea que se elimine la frase en la que se alude a las intenciones iraníes de desarrollar la tecnología necesaria para hacerse con armas nucleares como una amenaza para la paz y la seguridad internacional Bajo el Capítulo 7 de la Carta de Fundación de Naciones Unidas esto podría justificar incluso una acción militar. La preocupación rusa es lógica secundó el embajador chino Wang Guangya. El subsecretario de Estado estadounidense para Asuntos Políticos, Nicholas Burns, estaba convencido ayer de que no habrá que llegar a ese extremo. Puede que nos lleve más tiempo conseguir un acuerdo sobre las palabras a utilizar, pero estamos convencidos de que se trata de un objetivo asequible. Todos los miembros del Conse- jo de Seguridad tienen interés en que se expida un comunicado presidencial, porque el paso más importante que podemos tomar ahora es enviar un mensaje común, claro y unido a Irán Si bien el comunicado requiere del apoyo unánime de los 15 miembros del Consejo, sólo expresa una opinión, sin carácter de mandato. Nicholas Burns AFP Teherán gana tiempo Entre el resto de los países miembros la preocupación es que con estas demoras Irán esté ganando tiempo para desarrollar los 164 centrifugadores que le acercarían a la fabricación de armas nucleares, según señalaron de forma anónima diplomáticos europeos al diario The New York Times. El tiempo no está de nuestra parte- -advirtió la fuente- -mientras nosotros negociamos, Irán no lo desperdicia Las partes continúan por separado las negociaciones con la esperanza de llegar a un acuerdo a finales de semana. De no ocurrir, las potencias que han redactado el texto pueden convertirlo en resolución, algo para lo que no necesitan el voto unánime del Consejo de Seguridad, sino sólo el de nueve de los 15 países miembros. Esto podría enfrentarse con el veto ruso, lo que crearía una crisis internacional y fortalecería a Irán.