Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Internacional JUEVES 23 3 2006 ABC EL MINISTRO TRAIDOR M e he quedado de piedra. Resulta que el último ministro de Exteriores de Sadam Husein era agente de la CIA. Debo confesar que hace tres años, me extrañó que Naji Sabri no figurase entre los gerifaltes detenidos ni entre los que retratados en la baraja de maleantes más buscados El ministro se había evaporado misteriosamente. Reapareció unas semanas después en Viena, donde todavía reside. No creo que eche mucho en falta su Irak natal. Naji no era como los demás. Cuando lo conocí, durante los turbulentos meses que precedieron a la I Guerra del Golfo, era director general de Información. Era ALFONSO una obsesión para nosoROJO tros, porque de él dependían los visados de entrada y las entrevistas. Algunos lo consideraban un personaje siniestro y le tenían miedo. Otros, muy pocos, mantenían con él una relación cordial. Yo no llegaba al extremo de tutearlo, como hacían John Simpson, de la BBC, o Peter Arnett, de la CNN, pero me llevaba bien con él. Le entregaba algún regalo en cada visita- -un frasco de colonia o unos habanos- -y eso, unido a que le preguntaba por sus cuatro hijos, contribuyó a que me dejara quedarme en Bagdad cuando comenzó el bombardeo y los iraquíes echaron a los pocos periodistas extranjeros que no habían huido en tropel. Naji era un tipo rápido y mordaz. Tiene ahora 59 años y seguro que conserva el aire elegante, casi cosmopolita. Decían que uno de sus primos y su hermano mayor habían sido ahorcados por conspirar contra el tirano. No era de los adictos al look Sadam. Había residido largo tiempo en Londres y quizá por eso le tenía cierta manía a la BBC y mimaba a la CNN. Lo justificaba diciendo que esta última apenas incluye comentarios o análisis. Lo captaron para la CIA en septiembre de 2002, aprovechando que estaba en Nueva York intentando buscar apoyos en la Asamblea General de la ONU. Resulta evidente que era a Naji Sabri a quien se refería el entonces director de la CIA, George Tenet, cuando alardeó en febrero de 2004 de tener una fuente con acceso directo a Sadam La captación de Naji fue una jugada maestra de la CIA, pero no le sacaron jugo. Les dijo que Sadam tenía mucho interés en conseguir la bomba atómica, lo que era un secreto a voces desde 1981, cuando los F- 16 israelíes hicieron fosfatina el reactor nuclear de Osirak. También confesó que el sátrapa no tenía armas químicas o biológicas, pero que podían quedar algunos restos, insignificantes, en algún recóndito arsenal militar. Me choca que bastaran 100.000 dólares para comprarlo. Probablemente cobró mucho más, porque siempre ha sido un hombre de gustos caros. Pero en cualquier caso, 100.000 dólares no están mal por decir lo obvio y lo que sabíamos o suponíamos casi todos. Benita Ferrero, comisaria europea de Exteriores, durante su entrevista con Dris Yetú, primer ministro marroquí BENITA FERRERO- WALDNER Comisaria de Relaciones Exteriores y Política de Vecindad de la UE Marruecos no ha esperado a Europa para hacer reformas La funcionaria comunitaria no descarta que el Reino alauí pueda formar parte de la Unión en el futuro, siguiendo los pasos de Turquía TEXTO Y FOTO LUIS DE VEGA. CORRESPONSAL RABAT. Benita Ferrero- Waldner concluye hoy su primera visita a Marruecos como comisaria de Exteriores. Ha mantenido encuentros con el primer ministro, Dris Yetú, y con otros miembros del Gobierno. ¿Cree que el modelo político marroquí debe ser un ejemplo para otros países musulmanes? -Marruecos es un país pionero aunque tenga todavía mucho potencial por explotar. El Plan de Acción es un buen marco para una cooperación sólida en derechos humanos, seguridad, inmigración, comercio o energía, y la Política de Vecindad es un instrumento ideal para profundizar nuestras relaciones. Marruecos no ha esperado a Europa para empezar a hacer reformas importantes. Estamos contentos y queremos apoyarlas. ¿Cuáles son las esas reformas? -Especialmente en el sector económico para atraer inversiones extranjeras. También en materia de derechos humanos, justicia, desarrollo rural, infraestructura y educación. Apoyamos el plan del Rey (Mohamed VI) sobre desarrollo humano, que lo consideramos fundamental para erradicar la pobreza. Además, tenemos que destacar los avances en la legislación de las mujeres, aunque no se hayan puesto en marcha del todo todavía. -Las negociaciones abiertas con Turquía han despertado ciertas esperanzas en Rabat. ¿Es posi- ble que en un futuro la Unión se extienda a países africanos? -Con Marruecos tenemos la Política de Vecindad, que les da muchas posibilidades de acercarse a la UE. Les abrimos parte del mercado o posibilidades a nivel de investigación o educación. Marruecos busca un estatus avanzado dentro de esta Política de Vecindad y lo vamos a estudiar. En principio no está excluido. -El primer ministro Yetú no se ha mostrado favorable a aceptar la devolución de inmigrantes clandestinos. ¿Será posible llegar a un acuerdo? -Es uno de los puntos que estamos negociando y espero que se pueda resolver en unos meses. -Marruecos tendrá elecciones parlamentarias en 2007. ¿Una eventual victoria de los islamistas interrumpirá su aproximación a Europa? -La democracia no es sólo elecciones, sino que conlleva una serie de principios y compromisos como derechos de existencia, libertad de expresión, igualdad de género o protección de minorías. La democracia no es una herramienta que la usas y la tiras cuando quieres. Insisto, para nosotros lo que valen son los principios. ¿Qué soluciones se pueden plantear ante crisis como las vividas en las vallas de Ceuta y Melilla, o la actual salida de barcas cargadas de inmigrantes desde Mauritania a Canarias? -Nos preocupa muchísimo. Marruecos prepara ya su conferencia (Euroafricana) del 10 y 11 de julio. Deseamos mejorar la emigración legal con acuerdos de devolución o facilitar visados para empresarios, estudiantes y académicos. Pero, por otro lado, queremos combatir la emigración clandestina de la mejor forma posible. Los países subsaharianos, los de tránsito y la UE deben atajar el problema en común. ¿Por qué la presencia cada vez mayor en Europa de ciudadanos de origen marroquí causa problemas de convivencia? -Deberíamos integrar a esta gente mejor. Pero también ellos tienen que tener la voluntad de integrarse dentro de nuestros países. A veces hay barrios enteros donde la gente vive sólo consigo misma. -Marruecos y la UE han cerrado un nuevo acuerdo de pesca que abarca las aguas del Sahara. ¿Cómo se defiende Bruselas de las criticas que esto ha originado? -Los servicios jurídicos de las instituciones europeas creen que este acuerdo se ha hecho conforme al derecho internacional, pero lo importante es que no se perjudique el estatuto del Sahara Occidental. Apoyamos los esfuerzos de la ONU y nos preocupan los aspectos humanitarios del conflicto. Enviamos un millón de euros a los refugiados para mitigar sus sufrimientos.