Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Alto el fuego de ETA LA RESPUESTA DEL GOBIERNO JUEVES 23 3 2006 ABC Juan Carlos Rodríguez Ibarra Presidente de la Junta de Extremadura El Gobierno debe explorar en primer lugar si de verdad la banda va en serio y los españoles, en caso de que así sea, intentar mantener la unidad como sea Odón Elorza Alcalde de San Sebastián Al conocer el anuncio de ETA, el alcalde de San Sebastián descorchó dos botellas de champán para brindar por todas las víctimas y por el proceso de paz José Bono Ministro de Defensa Tengo alegría de que esto pueda acabar, pero sentarse en una mesa no significa que compartamos mesa porque en un lado estarán los asesinos y en otro estará la dignidad nacional Zapatero admite que hablará con ETA, pide apoyo a Rajoy y ahora dice que confía en él El jefe del Ejecutivo cita el martes al líder del PP y se tomará tiempo antes de informar al Congreso b El presidente del Gobierno pide cautela se compromete a actuar con calma reclama la unidad de todos los partidos y también llama a Ibarretxe a Moncloa MANUEL MARÍN MADRID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acogió ayer el comunicado de ETA con un optimismo que mucho se cuidó de disimular en público, pero que de modo más o menos contenido sí se observaba en su entorno más próximo. Era una de las noticias que Zapatero anhelaba y por eso hizo valer ayer con mucha intención sus palabras de semanas atrás: Podemos estar en el inicio del principio del fin de la violencia De hecho, Zapatero reprodujo ayer esta expresión que tantas críticas le valieron cuando en una medida declaración institucional pronunciada en el Congreso- -no en La Moncloa- -apeló a la cautela, la calma y la prudencia para manejarse en una negociación con ETA que, ya no ocultan fuentes del PSOE, va a producirse de forma inexorable. No en vano, el Gobierno ha pasado directamente de hablar de expectativas a hacerlo de proceso De todos modos, la precaución aconsejó ayer a Zapatero no sacar más pecho del imprescindible. Se ha puesto el tablero, pero ahora falta lo más difícil, la partida reconocían fuentes socialistas. Los mensajes de Zapatero y del PSOE fueron en cuatro direcciones: al manido argumento de acentuar la cautela el presidente del Gobierno añadió otros tres: primero, está decidido a explorar con seguridad y responsabilidad el camino que le abre ETA y por tanto admite implícitamente que va a negociar. En segundo lugar, Zapatero apela a lo que denominó concurso máximo de voluntades o tarea común un llamamiento a la colaboración que particularmente personalizó en el líder de la oposición, Extracto de la resolución del Congreso (20 de mayo de 2005) 2. Expresamos nuestra convicción de que el Estado de Derecho ha demostrado su fortaleza y superioridad frente al terrorismo. A ETA sólo le queda un destino: disolverse y deponer las armas. Ésta es la exigencia de la ciudadanía vasca y ésta es también la actitud de la totalidad de los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados. Por eso, y convencidos como estamos de que la política puede y debe contribuir al fin de la violencia, reafirmamos que, si se producen las condiciones adecuadas para un final dialogado de la violencia, fundamentadas en una clara voluntad para poner fin a la misma y en actitudes inequívocas que puedan conducir a esa convicción, apoyamos procesos de diálogo entre los poderes competentes del Estado y quienes decidan abandonar la violencia, respetando en todo momento el principio democrático irrenunciable de que las cuestiones políticas deben resolverse únicamente a través de los representantes legítimos de la voluntad popular. La violencia no tiene precio político y la democracia española nunca aceptará el chantaje de la violencia Zapatero, ayer durante su declaración institucional en el Congreso Gobierno, ayer convertido en una improvisada toma de posiciones sobre el anuncio de ETA, Zapatero emplazó en reiteradas ocasiones a Rajoy a respaldarle. A este proceso estamos todos convocados y obligados tengo el convencimiento de que antes nos unía el espanto ante el horror y espero que ahora nos una la esperanza o nos han separado muchas cosas pero créanme, tengo la máxima confianza en ustedes son algunas de las expresiones que Zapatero empleó para tratar de atraerse a Rajoy. Incluso, aludió al PP en tono conciliador como demócratas que han luchado por el fin de la violencia sado 5 de septiembre, cuando discreparon sobre la evolución del Estatuto catalán y la reforma del modelo de Estado- -dará pie a una cita posterior de Zapatero con Juan José Ibarretxe y representantes de otros partidos. Además de asumir el compromiso de lograr esa unidad de todos los partidos para que este camino concluya con el deseo mayoritario del fin de la vio- MANO TENDIDA AL PP Tengo la máxima confianza en el señor Rajoy y en el PP para esta tarea común que tenemos por delante. Mi compromiso es lograr la unidad de todos los partidos RESPETO A LA LEY Cada paso se dará con el máximo concurso de las fuerzas políticas y, por supuesto, siempre en el ámbito de la democracia y la legalidad Zapatero despachaba con MAFO Mariano Rajoy, de quien dijo hace un mes que no confío en él Y en tercer lugar, adujo que durante el proceso largo, difícil y duro volvió a pronosticar- -tendrá permanentemente presente la memoria de las víctimas y la labor de las Fuerzas de Seguridad. Si por la mañana un comunicado del PSOE que hablaba de la buena noticia instaba a la unidad más que nunca de todas las fuerzas democráticas por la tarde, en el Pleno de control al Zapatero, que ayer conoció el comunicado etarra cuando despachaba en Moncloa con el nuevo consejero del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, telefoneó de inmediato a Rajoy. Nada trascendió de lo que hablaron, pero acordaron reunirse el próximo martes en Moncloa. Una reunión que Zapatero percibe como la superación del Pacto Antiterrorista y en la que ofrecerá a Rajoy la máxima información y colaboración Este encuentro con Rajoy- -el último fue el pa-