Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión JUEVES 23 3 2006 ABC AD LIBITUM CAMBIO DE ESCENARIOS IGUIENDO los planos trazados por el Parlament de Cataluña, la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, presidida por el retráctil Alfonso Guerra, acababa de descubrir la existencia de una nueva nación, justo en lo que fue solar de la Marca Hispánica y, en los últimos tiempos, ocupaban las cuatro provincias catalanas; cuando, en plena resaca celebradora, un comunicado de ETA con el anuncio de un alto el fuego permanente vino a cambiar las posibilidades de juego en el mapa político español. No es, desde luego, la primera vez que la organización terrorista vasca, aunque siempre con pequeños matices de oportunidad, emite un mensaje semejante; pero, en esM. MARTÍN ta ocasión, las prédicas FERRAND previas de José Luis Rodríguez Zapatero le dan a la escueta nota etarra un valor de singularidad que obliga al espectador, incluso al biempensante, a suponer algún tipo de acuerdo previo o, por decirlocon mayordelicadeza, algún hilván provisional sobre el que ahora habrá de producirse una costura más rotunda y duradera. La nota de ETA, especialmente oportuna en beneficio del Gobierno, refuerza la mermada credibilidad del presidente. Lo que en estos últimos años ha parecido una nueva versión, ésta para adultos, de Pedro y el lobo ha resultado ser, sin arriesgar pronósticos de futuro, una situación bastante más deseable que la anterior. Sin bombas y sin disparos- ¿sin extorsiones? -resulta teóricamente posible una negociación que, con inevitables concesiones, podrá cerrar una situación que, durante más de cuarenta años, ha sido una grave rémora para el desarrollo posible en el País Vasco y un punto de fragilidad en los supuestos de seguridad y certeza que resultan exigibles en un estado. Será el nacionalismo menos feroz y más conservador el que termine pagando buena parte de la factura que, implacablemente, presentará la nueva situación; pero ése es ya otro asunto que iremos percibiendo en los espasmos de conducta que, sin tardar mucho, ofrecerá el PNV. Ahora, con el Estatut pendiente de aprobación en el Congreso y en el Senado, en vísperas del referéndum que cerrará el asunto, las exhibiciones de fuerza, real o fingida, se trasladan a Cataluña. El independentismo, como las cabras montesas, prefiere dos paredes para trepar saltando de una a otra, y así viene siendo en los últimos años; pero la zafiedad antidemocrática con que Josep Lluís Carod- Rovira ha manifestado su desencanto por los recortes, no tantos, que la Comisión Constitucional del Congreso le ha hecho al texto aprobado en el Parlament no debe ser pasada por alto y puede figurar en las antologías del matonismo político. Decir que lo que hoy no quieren acabar reconociendo como nación, quizá mañana lo tengan que reconocer como estado es, por mucho que quiera rebajarse la intensidad del dicho, un gesto sedicioso que, unido al derecho al pataleo, no es augurio de un tiempo de sosiego catalán y o catalanista. OBLIGADOS A LA SOSPECHA S H inhumanidad está en el agresor. Los miembros de la UBO ayer una impudorosa ocasión para la líriorganización terrorista ETA llevan un tiempo intermica humanitaria y para el brindis, incluso para nable entregados a sus demonios, unos demonios que un sprint casi obsceno hacia el olvido. El teno dejan de ser monstruos hijos de la razón revolucionarrorismo abre y cierra válvulas para eso, para jugar ria, de un plan para suplantar la vida por los paraísos de con las esperanzas del pueblo noble y confiado, para prela destrucción, con toda la violencia que sea necesaria disponer las buenas voluntades. Luego, hizo falta muy para crear un pueblo nuevo. Los ídolos de la patria pura poco espacio de tiempo para que el alivio de nuevo cedieasumen el mal con gozo, con supuesta inocencia ra paso a la sospecha. Ése es el aprendizaje del fundacional. El pueblo en desgracia a causa del dolor, la lección recibida al ver tan de cerca el invasor español merece justicia absoluta. Ahí escorazón de las tinieblas. El titular del comunicatá la prefiguración de ese pueblo nuevo, en la diado de ETA indujo fugazmente a un revuelo de léctica obtusa y rupestre de los parlamentarios vida por fin ajena al terror, hasta que poder ver del Partido Comunista de las Tierras Vascas. en imágenes la escenificación del comunicado Los amigos de Robespierre escribieron una impuso otra vez el escalofrío. Esos tres tipos con oda a la guillotina: Máquina amable, ten piedad el rostro cubierto, con sus txapelas, envueltos VALENTÍ de nosotros; máquina admirable, libéranos de en la simbología siniestra de la banda asesina, PUIG nuestros enemigos Esos artilugios, puestos al estaban enunciando todo lo contrario de lo que día según el arsenal contemporáneo, presidirían las plasimulaban decir: estaban amenazando de nuevo, otra zas del Gran Euskadi irredentista, sustraída Navarra a vez pregonaban el precio político por dejar de matar y su identidad, sumada al proyecto- -no se sabe cómo- -extorsionar. Desengáñese quien espera que alguna vez la población vasco- francesa. Todo terrorismo exige su ETA pida perdón. Lebensraum su espacio vital. Hitler lo buscó para Quizás algo vaya a cambiar, pero el más inmediato sustento y predominio de la raza aria. presente es borroso. Viene, además, manchado de sanA partir de ayer queda por delante un camino inciergre, con mucha sangre. Estos enemigos del Estado son a to y oscuro, muy largo. Claramente, ETA mantiene sus la vez enemigos de la vida. Usan de la muerte para abrirobjetivos pero busca cómo lograrlos con tregua. Quiese camino hacia una revolución nacional que nadie sanes tienen en sus manos la regencia del bien común asube adónde va, ni falta hace. El modelo fue la Albania de mirán responsabilidades y riesgos. Lo más indicado es Enver Hoxha, la etnia absoluta alzada sobre la pira arque los nublados y las turbulencias no puedan coger diente de los individuos, los derechos totalitarios del por sorpresa a una sociedad que legítimamente confía territorio mítico arrebatados a sangre y fuego a los dereen los poderes del Estado. Pase lo que pase, nunca estachos de los ciudadanos, el determinismo de la nación rá de más proseguir en la práctica de la sospecha. La pura impuesto a la razón impura de la libertad. Frente gente sabe que en el transigir también peligra la existenal futuro razonable de lo real, el futuro absoluto de la cia. Hasta el último minuto, hasta que sea entregada la muerte. Todo eso constaba en la escenografía del comuúltima de las armas, ETA está bajo sospecha. Las razonicado. nes abundan. Entre otras cosas, porque- -como dijo CaNo es necesario preguntarse quién es ETA para negonetti- -los hombres ya no tienen medida cuando la vida ciar con el Estado. Eso ya lo sabemos. La destrucción de humana deja de ser la medida. tanta vida no forma parte de los postulados del mal mevpuig abc. es nor. Lo humano es el desfallecimiento de la víctima, la -En este momento le pide usted a la oposición esperanza, unidad, generosidad... ¿Y a ETA nada?