Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión JUEVES 23 3 2006 ABC PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: José Luis Romero Adjunto al Consejero Delegado: Emilio Ybarra Aznar Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil LA LOE AVANZA DE PUNTILLAS E puntillas, y pese a haber concitado una manifestación multitudinaria en su contra, la Ley Orgánica de Educación sigue su trámite, opacada por la gravedad de los asuntos que en los últimos días han ocupado la agenda parlamentaria. Ayer se rechazó el veto planteado por el PP en el Senado, con lo que su camino queda prácticamente expedito para que el texto regrese al Congreso para su aprobación final. Resulta sorprendente que pese al gran frente de oposición popular cosechado por la ley- -como quedó demostrado hace unos meses en la mencionada manifestación- -y pese a que no se han producido cambios nucleares en su insatisfactorio contenido, la LOE vaya salvando obstáculos y, siguiendo la nomenclatura académica, progresando adecuadamente. Cierto es que algunas de las organizaciones que convocaron o secundaron aquella marcha han conseguido algunas de sus reivindicaciones, pero el grueso de la norma sigue pecando de consolidar un sistema desvertebrado, donde la exigencia sigue siendo muy débil. No parece este cuestionado intrumento el más adecuado para elevar los resultados en la escuela y limitar el imparable avance del fracaso escolar, amparado por una ley que parece rechazar la excelencia. D SIN PRECIO POLÍTICO incluida la extorsión a empresarios y profesionales del País A banda terrorista ETA emitió ayer un comunicado Vasco y fuera de él- -cuya inmutabilidad queda condicionada en el que anuncia un alto el fuego permanente a para una negociación claramente política, expuesta en unos tértir de mañana. El objetivo de este gesto es impulsar minos calculadamente blandos, pero suficientemente explíciun proceso democrático para Euskal Herria para construir tos de que su objetivo es convertirse, por sí o a través de otros, un nuevo marco en el que sean reconocidos los derechos que en interlocutora del Gobierno y, en definitiva, del Estado. Concomo pueblo nos corresponden y asegurando cara al futuro tra esta ensoñación totalitaria de los terroristas- -a los que la posibilidad de desarrollo de todas las opciones políticas debe persuadir de su derrota, no ya operativa, sino también En una traducción meramente deductiva, ETA pretende política, social y moral- -habrá de luchar el Ejecutivo. Los que, al amparo de ese alto el fuego permanente el Gobiersucesivos gobiernos democráticos, secundados por una opino y las demás instituciones del Estado negocien, de una parniónpública española resistente alsufrimiento y por un heroite, un marco jurídico- político para el País Vasco- -ETA tamco sector constitucionalista en el País Vasco, son los titulares bién emplaza al Estado francés- -diferente del actualmente del mérito de haber derrotado a ETA hasta el punto de alcanrecogido en el Estatuto de Autonomía de Guernica, y, de otra, zar una situación como la ayer anunciada por la banda. que se proceda a legalizar de nuevo a Batasuna, que es su marca electoral. L Gobierno y su presidente- -que lo es de todos, incluso Ante esta pretensión de la banda terrorista ETA, y antes de de los que discrepan de sus actuaciones- -deben, primorcualquier otra consideración, es necesario reconocer al Godialmente, en esta nueva tesitura cuidar con esmero y granbierno español un amplio margen de confianza para la gesdeza de miras la unidad de los partidos políticos con representión de la nueva situación que se plantea. El Gabinete de Rotación parlamentaria, pero también de la cohesión de la opidríguez Zapatero merece el mismo trato que recibieron el de nión pública en torno a los grandes valores de las democraFelipe González en 1989 y el de José María Aznar en 1998. Y en cias fuertes y solventes. Las manifestaciones convocadas por ese margen de confianza se debe mover el Ejecutivo para lolas víctimas para disuadir al Ejecutivo de cualquier negociagrar que la banda terrorista ETA deponga definitivamente ción con ETA no han sido episodios anecdóticos, sino de honlas armas sin que esa decisión conlleve contrapartida o predísimo calado. La capacidad de convocatoria de las víctimas, cio político o de otra naturaleza. La sociedad española; el sissecundada por el primer partido de la oposición y otras asotema político que alumbró la Constitución de 1978, posterior ciaciones y colectivos, remite a una convicción muy arraigaa una amnistía que vació las cárceles de presos etarras; la da en el conjunto de la sociedad española cuya formulación generalización del proceso autonómico, específicamente en es muy simple: la paz no tiene precio político. el País Vasco, mediante un autogobierno sin parangón en los Desde estas perspectivas, en las que la esperanza no debe países de nuestro entorno, y la memoria de las víctimas son velar la encarnadura criminal de ETA, argumentos definitivos e irreversibles ni nublar el recuerdo de sus terribles depara exigir a ETA que olvide cualquier ETA no anunció ayer el litos, ni alejar la memoria de sus cientos aspiración a obtener rédito alguno del abandono de las armas, de víctimas, ni relegar los aprendizajes cruel ejercicio terrorista que ha venido que la historia proporciona, ha de inserdesplegando, y que se ha cobrado casi sino una suspensión de tarse lo que es un tiempo nuevo y distinmil víctimas mortales y decenas de mito, pero no inédito. La inmensa mayoría les de millones en pérdidas materiales, sus actividades de los ciudadanos españoles desean que además de un sufrimiento colectivo e inéste sea el principio del fin de ETA. No dividual de incalculable valor moral. criminales, que queda está claro que así sea, porque también S prudente, por eso, que el presidencondicionada a una pudieron pensarlo- -y hacerlo igualmente del Gobierno se tome el tiempo nete con sólidos argumentos- -con motivo negociación política cesario para comprobar las posibilidades de la tregua de 1989 y en la de 1998. En de obtener la renuncia terrorista de ETA, aquellos hitos históricos que alentaron y sólo cuando tenga muestras inequívotantas ilusiones, ETA mostró, al final, su cas de que la banda se resigna a dejar de delinquir de modo auténtica faz, la peor. Ahora, la sintomatología de la estratedefinitivo debe acudir al Congreso con el discurso que, enatengia etarra recuerda a la del IRA. En Irlanda del Norte no se ha ción a los datos de que disponga, considere procedente. Rodríestablecido la paz- -de hecho, la autonomía sigue suspendida guez Zapatero, su Gobierno y el PSOE saben que carecen de por el Gobierno de Blair- pero se rehabilitado la situación potestad y de legitimidad- -y, por supuesto, de mandato popugeneral, aunque con la permanencia de ciertas derivas mafiolar- -para moverse fuera de los parámetros que en estas lísas que no permiten aún la visualización de un proceso conneas se exponen. El Ejecutivo debe recabar todos los apoyos cluido y bien rematado. en esta coyuntura tan especial y los obtendrá íntegros en la I lo que mañana se inicia es el principio del fin de ETA, medida en que, con la máxima transparencia, se encare a la como todos los ciudadanos de buena fe desean, lo será no decisión de ETA con lucidez ética, política e histórica. tanto porque así lo decida la banda terrorista, sino porque el Las esperanzas hay que administrarlas sin avaricia, pero Gobierno gestione con inteligencia, fibra ética y adhesión también sin despilfarro. No es la primera vez que la banda constitucional la situación; porque la sociedad se sienta recoterrorista declara una tregua para, después de transcurrido nocida en su esfuerzo histórico de combatir el terror; porque, un tiempo, volver a practicar sañudamente el terrorismo. En sin sectarismos, se reconozca a los sucesivos gobiernos- -tanesta ocasión, como era previsible, los dirigentes etarras han to de Suárez como de Calvo Soltelo, González y Aznar- -su cuidado de no rememorar las vicisitudes de 1989 y 1998. Se aportación innegable en la lucha por la libertad y se asuma refieren a su decisión no como tregua, sino como alto el fuego con plena convicción que, pronto o tarde, pero de manera inpermanente expresión emparentada con la semántica utilidefectible, siempre triunfan la justicia y la libertad. Y que amzada en su día por el IRA, pero que enlaza con un propósito bas se obtienen y disfrutan sin más precio que la decisión deque no es de irreversibilidad. Es decir, ETA no anunció ayer mocrática colectiva de todo un pueblo que, como el español, el abandono delas armas, sino una suspensión de sus actividano admitirá una ecuación indigna para lograrlas en plenitud. des criminales- -es de suponer que de todas sin distinción, L E BLAIR, LOS ALBORES DEL FIN DE CICLO E intensifican las críticas al primer ministro británico, Tony Blair, cuya popularidad se encuentra en el nivel más bajo de los últimos doce años por culpa de los escándalos de financiación en los que se ha visto envuelto el Partido Laborista. Todo ello coincidiendo con el tercer aniversario de la guerra de Irak y el auge del Partido Conservador, de la mano de David Cameron, artífice de una cambio sustancial, en la forma y en el fondo, de los tories que crecen en las encuestas casi en la misma proporción en que decrece el primer ministro. El caso de los préstamos obtenidos por Blair de manos de millonarios donantes- -algunos de cuyos nombres hizo públicos- -para financiar su última campaña electoral le está causando profundos quebraderos de cabeza. Blair, objetivamente, pasa por sus peores momentos, y no son pocos los observadores políticos que entienden que se ha apagado definitivamente la luz de un hombre carismático que agota su último ciclo en medio de una hostil campaña, que está minando su resistencia. Blair, el hombre que hizo posible el cambio en Gran Bretaña, en el sentido más vasto del término, mengua sin aparente capacidad de enderezar el rumbo. Fin de una etapa que parece entrar en una profunda fase de depresión. S E S