Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 MIÉRCOLES 22 3 2006 ABC Toros El nuevo Reglamento de Andalucía autoriza el indulto en todas las plazas La norma modifica los tiempos de la muerte del toro: los minutos para los avisos empezarán a contar a partir de la primera entrada a matar b También introduce cambios en la Modificaciones Indultos. Los toros podrán ser indultados en todas las plazas andaluzas, 119, y no sólo en los once cosos de primera y segunda categoría. Salidas a hombros. En las plazas de primera categoría será necesario cortar dos orejas a un mismo toro para abrir la puerta grande. Plazas de primera. La Malagueta se considera plaza de primera, junto a las de Córdoba y Sevilla. Suerte de varas. Se reducen las dimensiones de la puya y del peto de los caballos, que disminuye en 50 kilos, mientras que el número e intensidad de los puyazos se dejan a decisión del matador, aunque en las plazas de primera se establece un mínimo de dos puyazos. Avisos. Se empiezan a contabilizar a partir de la entrada a matar. jas al mismo toro. No obstante, en la Maestranza de Sevilla se mantiene la tradicional exigencia de cortar tres orejas para salir por la Puerta del Príncipe. Se refuerza la figura del aficionado. Se modifica así la regulación de la presidencia de las plazas para hacer posible que cualquier aficionado ocupe este cargo. Al igual que en la normativa estatal, el reglamento andaluz responsabiliza al ganadero de la integridad de las reses y de que los toros no estén afeitados hasta que se celebra la corrida. La diferencia es que, cuando haya sospecha de manipulación de astas, el festejo podrá llevarse a cabo bajo su responsabilidad y con la condición de que posteriormente se hagan las comprobaciones oportunas. Otra medida es la posibilidad de que el presidente y los veterinarios reseñen las reses en la ganadería para evitar traslados innecesarios hasta los cosos. suerte de varas, reduciendo las dimensiones de la puya y del peto del caballo, que disminuye en 50 kilos, y refuerza el papel del aficionado ABC SEVILLA. Las reses lidiadas en corridas de toros y novilladas con picadores podrán ser indultadas en las 119 plazas permanentes de la Comunidad Autónoma andaluza, mientras que hasta ahora esta prerrogativa sólo se aplicaba en once cosos, los de primera y segunda categoría. Ésta es una de las principales novedades que introduce el Reglamento Taurino de Andalucía, aprobado ayer por el Consejo de Gobierno y que entrará en vigor a partir del 16 de abril. El indulto lo otorga el presidente de la plaza exclusivamente en corridas de toros y novilladas, a petición de la mayoría del público, del ganadero y del diestro. La nueva norma actualiza la legislación estatal vigente desde 1996, haciéndola más flexible y menos intervencionista en aspectos como la regulación de los tipos de espectáculos y la presidencia de los festejos. Otra de las principales novedades es la ampliación del catálogo de espectáculos, en el que se da cabida a nuevos festejos como los denominados festivales mixtos o los de recortadores. Respecto a las plazas permanentes, la principal novedad es la incorporación de la Malagueta de Málaga en el grupo de primera categoría, en el que también se integran la Maestranza de Sevilla y los Califas de Córdoba. Como plazas de segunda categoría se consideran las de Almería, Algeciras, El Puerto de Santa María, Jerez de la Frontera, Granada, Huelva, Jaén y Linares. La nueva reglamentación introduce relevantes modificaciones en la suerte de varas, al reducir tanto las dimensiones de la puya como el peto protector Los toros podrán ser indultados en cualquier coso andaluz de los caballos y el peso de estos animales, que disminuye en cincuenta kilos para hacer el conjunto más proporcional al toro. El número e intensidad de los puyazos se dejan a decisión del matador, aunque en las plazas de primera categoría se mantiene un mínimo de dos entradas al caballo. En la suerte suprema también se mo- EFE difican los tiempos para primar la rápida muerte del animal, de forma que la faena dure aproximadamente diez minutos, contando los tres avisos a partir de la entrada a matar. En cuanto a los trofeos, se unifican los criterios para la salida a hombros en las plazas de primera, fijándose como requisito básico el de cortar dos ore- FERIA DE LA MAGDALENA Posada sonríe al futuro ZABALA DE LA SERNA CASTELLÓN. Pocos claros en la cerrada y lluviosa tarde. El agua deconstruye el ambiente taurino como los modernos chef los platos. Y lo sucedido sobre la arena castellonense no ayudó a su reconstrucción. Sólo Santiago Ambel Posada logró una oreja de una noblota novillada de Jandilla con el éxito herrado en su testuz. Posada se gustó con el buen quinto, se sintió más torero que sus compañeros, le puso más condimentos a la materia prima, ejecutó mejor; se destensó y se atemperó. Falta le hacía sacar el concepto más añejo que ha respirado en casa a través de su abuelo. La idea de la alternativa se presentará, si Dios quiere- -así reza su publicidad- en junio, y para entonces ha de tomar vuelo una carrera novilleril con no pocos altibajos. Corrió bien la mano izquierda, se creyó su interpretación, algo fundamental para que el público se lo crea. Si tú no crees en lo que vendes, ¿quién te lo va a comprar? Esa chispita para redondear la conexión con el público no se presentó. Mas mató bien, cobró el trofeo y sonrió al futuro. A Posada le había robado importancia el novillote, un becerro auténtico, que le tocó en suerte, o en desgracia, como primero de su lote. Aires de tentadero frío sobrevolaron la faena. Vicente Prades no ha nacido con el don de la puntería. Vaya dos espadazos que perpetró casi en el mismísimo número. Uno podía ser cuestión infortunada, pero el segundo confirmó que su punto de mira no lo tiene regulado. Los muchos pases de corte nihilista que pegó al sueltecito jandilla que abrió plaza, que basculó constantemente hacia la querencia, y al sobrero encastado de Fuente Ymbro hasta que se rajó, quedaron reducidos a sendos saludos desde el tercio. El sobrero, por cierto, había suplido al cuarto, que de salida se suicidó contra un burladero, con lo cual o la presidencia o la empresa optaron por ser generosos con el chaval de Onda, saltarse el Reglamento y regalarle otra oportunidad. Ni siquiera levantó ovaciones Julio Plaza de toros de Castellón. Martes, 21 de marzo de 2006. Tercera corrida. Menos de media entrada. Novillos de Jandilla, a modo de presentación- -impresentable el 2 noblotes; destacaron 5 y 6 un sobrero de Fuente Ymbro (4 bis) encastado hasta que se rajó. Vicente Prades, de azul marino y oro. Sartenazo infame (saludos) En el cuarto, otro bajonaazo en los costillares y cuatro descabellos. Aviso (saludos) Ambel Posada, de azul pavo y oro. Estocada desprendida y dos descabellos. Aviso (silencio) En el quinto, estocada (oreja) Julio Benítez El Cordobés de grana y oro. Dos pinchazos y media (silencio) En el sexto, tres pinchazos, estocada corta y dos descabellos. Aviso (silencio) Benítez El Cordobés al concluir sus trasteos. Si Prados debe regular la mirilla de su espada, Benítez ha de afilarla. O empujarla con el corazón. El sexto nunca debió morir con las orejas puestas ni con su calidad sin exprimir. Y al tercero, pese a no desarrollar clase, le tuvo que arrancar alguna. El nuevo Cordobés, aun en su estilo, ha perdido dosis de la frescura y el desparpajo que el año pasado le llevaron a ser el novillero triunfador de la Magdalena, la única vez que lo vimos y, por tanto, la única vez que lo juzgamos antes de que su temporada se disipara hasta hoy.