Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 22 3 2006 45 El Ministerio de Sanidad detecta cientos de casos de discriminación a personas con el virus del sida Un juez tasa en un millón de euros la parálisis cerebral que sufre un menor por mala atención en el parto En lo que va de marzo la media de precipitaciones ha sido de 52 litros, cuando lo normal en todo el mes son 58 Los embalses han ganado desde octubre hasta ahora más de lo que perdieron sólo en los tres meses de verano proveer de agua nuestra despensa, que nos permitiría afrontar los meses de verano con mayor desahogo que el año pasado. Las reservas de agua se sitúan, a día de ayer, en 28.661 hectómetros cúbicos, lo que significa un aumento de más de 700 hectómetros en sólo siete días y de más de 1.600 en los últimos catorce días. Porcentualmente la reserva roza el 54 por ciento, cuando a día 1 de marzo no habíamos logrado superar la barrera psicológica del 50 por ciento (el 1 de marzo los embalses estaban al 49,4 por ciento de su capacidad) Aunque seguimos estando lejos de los valores medios de los últimos cinco años, lo cierto es que la recuperación experimentada por los embalses ha sido extraordinaria, toda vez que han ganado desde octubre hasta ahora más de lo que perdieron sólo en los tres meses de verano. Una niña boliviana se lava con agua del río Choqueyapu, que está altamente contaminado no es de 200 litros por metro cuadrado, éste ha llovido en torno a 170 litros por metro cuadrado. La explicación a este déficit está en que ha sido un invierno más frío de lo normal, producido por una abundancia de situaciones del norte y nordeste, con una anomalía térmica de entre 1 y 1,5 grados centígrados sobre la media de los últimos treinta años, explican en el INM. Como nunca llueve a gusto de todos, en la vertiente mediterránea llovió durante el invierno lo normal o incluso más, a excepción del norte de la Comunidad Valenciana; muy lluviosa se considera la estación en ambos archipiélagos, mientras que en el resto los valores de lluvia rozan lo normal o se quedan por debajo. En este último caso están la mayor parte de la vertiente atlántica de Galicia, Madrid, las dos Castillas y Extremadura, con un déficit de entre el 60 y el 80 por ciento sobre el valor normal. En cambio, Andalucía ha sufrido una anomalía pluviométrica más acusada, aunque una parte se ha visto compensada por las precipitaciones abundantes de los últimos días, que sobre todo han beneficiado al suroeste peninsular insiste Mestre. AP En el Día Mundial del Agua, la ONU alerta sobre la escasez y contaminación del recurso AGENCIAS MADRID. La escasez de agua dulce, la polución y la pesca excesiva exigirán un aumento de los gastos destinados al medio ambiente durante los próximos quince años, según advierte un informe sobre los recursos hídricos impulsado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) y que se dio a conocer ayer, víspera de la celebración, hoy, del Día Mundial del Agua. Diferentes fenómenos, como el debilitamiento del caudal de los ríos, debido a los cambios en los cursos de agua, la polución y la sobreexplotación de los recursos pesqueros se amplificarán en muchas regiones del mundo de aquí a 2020. Además, con la pérdida de tierras cultivables y los daños producidos por la pesca excesiva, se extenderán los problemas de Un invierno más frío Así, frente a los 7.000 hectómetros en que descendió el agua ambalsada entre julio y octubre, lo que nos situó en un nivel desconocido desde la gran sequía que se cerró en 1995, ahora la reserva hidráulica ha aumentado en 8.000 hectómetros, acortando casi a la mitad la distancia que nos separaba de los años anteriores a esta sequía (2003- 2004 y 2002- 2003) con valores por estas fechas entre 38.000 y 39.000 hectómetros. Todo gracias a un invierno que ha sido sólo ligeramente seco en el que no se han alcanzado los valores normales, dice Antonio Mestre. La anomalía pluviométrica fue del orden de un 10 por ciento: si el valor medio del invier- malnutrición y las enfermedades. El error común al apreciar el verdadero valor monetario de bienes y servicios que obtenemos de las aguas internacionales, y de limitar sus beneficios a una minoría más que a una mayoría, nos empobrece a todos afirmó el director ejecutivo del Pnuma, Klaus Töpfer. La agricultura sigue siendo el interrogante más preocupante, en tanto que la demanda de productos agroalimentarios exige un aumento considerable de provisión de agua, estiman los expertos. Además, la amenaza del cambio climático está latente. El estudio concluye que los cambios climáticos podrían tener consecuencias mayores sobre los ecosistemas marinos en regiones vulnerables y en las zonas costeras.