Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional EL FUTURO DEL PP LOS MANDATARIOS MADRILEÑOS, A FAVOR DEL PODER JUDICIAL MIÉRCOLES 22 3 2006 ABC Es legítimo que Gallardón quiera ser presidente SEVILLA. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, dijo ayer en un coloquio en Sevilla que la reciente declaración a ABC del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, respecto a que le gustaría ir en la lista de Mariano Rajoy en las elecciones generales podría suponer un paso en su deseo nunca ocultado de ser presidente del Gobierno. El señor Ruiz- Gallardón, y yo creo que eso es perfectamente legítimo en un político, nunca ha ocultado que su deseo es ser presidente del Gobierno de España. Probablemente ha pensado que ser el número dos es un paso en ese deseo señaló Aguirre, según informa Efe. José María Aznar confió a Gallardón la candidatura municipal en la que arrancó la carrera política de su esposa DANIEL G. LÓPEZ Aguirre se suma a Gallardón y defiende su confianza absoluta en los jueces del 11- M y en el sistema judicial Está en plena sintonía con el alcalde en la defensa del marco constitucional b Después de que el regidor declara- se a ABC que la investigación judicial del 11- M merece el respeto del PP, Esperanza Aguirre ha salido a la palestra para refrendar esa tesis M. A. H. MADRID. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde de la capital, Alberto RuizGallardón, presumen, por encima de sus roces políticos e institucionales, de tener una buena sintonía en lo sustantivo, en lo que de verdad importa, como es el respeto a los pilares del Estado de Derecho, la defensa de España como nación y la unidad en la lucha antiterrorista. Esa comunión ideológica se ha vuelto a manifestar en estas últimas horas en los tres grandes capítulos del marco constitucional. El primero de esos debates ha sido reactivado con motivo del 11- M y de las dudas expresadas por el presidente del PP, Mariano Rajoy, sobre algunos puntos del sumario que se instruye en la Audiencia Nacional. Pocas horas después de las polémicas declaraciones del líder popular, tanto el alcalde como la presidenta se han apresurado a subrayar con énfasis el respeto que les merece el trabajo del juez Del Olmo y, por ende, el de todos los poderes del Estado. Gallardón lo hacía en este diario (ABC del 17 de marzo) cuando declaraba, en una amplia entrevista, que el juez del 11- M merece el respeto de todos los poderes del Estado, incluido el PP Las palabras del regidor madrileño no dejaban lugar a dudas; tanto es así que su compañera de partido, Esperanza Aguirre, se ha sumado sólo tres días después a esa tesis. Así, en una entrevista que publicaba ayer El mundo la responsable regional madrileña reiteraba esa unidad de criterio que es muy valorada en las filas populares: Yo tengo una confianza absoluta en las Fuerzas de Seguridad del Estado, en los jueces, en el sistema judicial, en los periodistas, pero desconfío de los políticos que ponen freno a las investigaciones Es más, la propia presidenta no deja ningún resquicio para la discrepancia con su compañero y niega abismos entre el alcalde y ella: No sé a qué abismo se refiere (contesta a la entrevistadora) En el PP cabemos todos. Si se re- fiere usted a la reivindicación del centrismo, en el PP todos somos centristas De hecho, cuando la presidenta declaró que no era oportuno políticamente un recurso de su partido contra el matrimonio homosexual, en Génova se interpretó como un nuevo ejercicio de centrismo de Esperanza, como hace Alberto Otro asunto sensible en la cohesión ideológica de los dos mandatarios madrileños es la reafirmación de la unidad de España, en claro desacuerdo con la política auspiciada por Zapatero en connivencia con el nacionalismo catalán. A este respecto, el alcalde madrileño fue taxativo el pasado 7 de febrero en su discurso sobre la Ley de Capitalidad, en el Palacio de La Moncloa, ante el mismo presidente del Gobierno: la nación española tiene en su capital, dijo, la expresión de un sentimiento muy profundo de identidad, identidad plural pero solidaria, como es la española En esa defensa a ultranza de la nación española no se ha queda rezagada la presidenta, quien en la citada entrevista señala, en clara sintonía con su compañero de partido, que si Cataluña es una nación, no puede serlo España Los dos, vitales para gobernar Ana Botella, blindaje del regidor para decidir la lista municipal ABC MADRID. Si sorprendente fue que Aznar tomara en julio de 2002 la arriesgada decisión de situar al hoy regidor al frente de la lista municipal, después de ocho años en la Comunidad, no lo fue menos la entrada en 2003 de Ana Botella en el equipo de Gallardón, que ha tenido como efecto colateral un mejor ensamblaje del alcalde en su partido. Todos entendieron en el PP que su presidente quiso asegurarse, con la primera decisión, una victoria que entonces se vendía cara por el desgaste de la gestión de Manzano y, con la segunda, una plataforma exitosa de lanzamiento para la carrera política de su esposa. Pero más calado le otorgan a que el responsable municipal ya haya anunciado que quiere volver a tener a Botella en la candidatura de 2007, esta vez de número dos. Así, dicen, logra matar dos pájaros de un tiro evitar que Aguirre, a la sazón presidenta del PP de Madrid, vete ese nombramiento, y asegurarse un buen relevo en la Alcaldía si Rajoy gana. Dentro del PP se tiene claro que ambos mandatarios son vitales para gobernar España por lo que Mariano Rajoy decidió, pocos días después de tomar posesión, convocar a Gallardón a los maitines reunión en la que se pergeña la estrategia del partido. De hecho, en las cocinas de Génova se trabaja imparablemente para poner en marcha la maquinaria electoral y no ocultan que para que Esperanza gane en la Comunidad es absolutamente necesario que Alberto conquiste el Ayuntamiento Y es que el propio alcalde siempre lo reconoció cuando su actual sillón lo ocupaba Manzano: Yo necesito a José María y yo a él no le soy tan necesario para ganar. Se puede ganar el Ayuntamiento sin ganar la Comunidad, pero no al contrario Tesis a la que también se ha apuntado públicamente Aguirre.